Google+ Followers

martes, 22 de noviembre de 2016

El dron español de 70.000 € que ha causado un conflicto entre Israel y Rusia



Alpha Unmanned Systems se ha metido de lleno sin quererlo en una polémica diplomática internacional. ¿Su pecado? Fabricar un dro que ha cautivado al primer ministro ruso


El Sniper puede mantenerse en el aire durante dos horas. (Alpha Unmanned Systems)


22.11.2016 – 05:00 H.

Está fabricado en España, aunque ha causado un buen revuelo en Israel. El Sniper, un helicóptero no tripulado fabricado por la 'startup' española Alpha Unmanned Systems y modificado por empresas israelíes, está en el ojo del huracán de una polémica iniciada por el ministro de Agricultura del país. Uri Ariel decidió regalar un ejemplar al primer ministro ruso, Dimitri Medvédev, sin saber que estaba entregando tecnología propia en manos rusas.


Más allá del incidente diplomático, que ha estado a punto de costarle el cargo a Ariel, está el Sniper, un pequeño helicóptero que ha seducido a la industria de vehículos aéreos no tripulados del líder mundial del sector: Israel. "Se ha convertido en el regalo del año", bromea Eric Freeman, CEO de Alpha Unmanned Systems. La compañía, fundada en 2014, ha tardado poco tiempo en saborear el éxito en un mercado muy exigente de la mano del Instituto Volcani, un centro de investigación adscrito al Ministerio de Agricultura del país.


Lo ha hecho con el Sniper, un pequeño helicóptero que tiene una autonomía de unas dos horas, que puede recorrer entre 30 y 40 kilómetros y que se puede elevar hasta 3.000 metros. Según Freeman, el Sniper es un vehículo más estable que un cuadricóptero, ya que su diseño le permite soportar mejor las inclemencias meteorológicas, ya sean por la lluvia o el mal tiempo.


(Alpha Unmanned Systems)




El Sniper se utiliza en dos ámbitos muy diferenciados. El helicóptero de Alpha Unmanned Systems ha encontrado su razón de ser en la agricultura, ya que permite "detectar zonas de sequía o que tienen problemas de riego gracias a una cámara infrarroja incorporada", e incluso puede medir el nivel de azúcar de las frutas. 


Pero el Sniper también se ha hecho un hueco en otro mercado: la seguridad. "Se puede utilizar en entornos urbanos para vigilancia o para controlar zonas sensibles o fronteras. Incluso se pueden inspeccionar líneas de electricidad", enumera Freeman. El CEO recuerda que uno de los aspectos más destacados del Sniper, su autonomía, está relacionado con el uso de combustible, y no de baterías, como suele suceder con otros drones.


(Alpha Unmanned Systems)




Este pequeño helicóptero puede llevar cargas de hasta dos kilos, está fabricado en fibra de carbono y se puede configurar para que sus cámaras estén optimizadas para uso diurno, con poca luz o nocturno. Además, es capaz de regresar a la base por su cuenta si se pierde el contacto con el piloto. Dentro de la hoja de características del Sniper en la web del fabricante, también se hace referencia a un modo de vuelo silencioso, indicado para la recolección de información o para misiones de reconocimiento. 
El mercado más exigente



Colocar un dron en Israel no es fácil. "Son muy exigentes y tienen unos estándares de calidad muy altos", explica Salvador Fernández, cofundador de UAV Navigation y responsable de desarrollo de producto. Esta empresa española colabora con firmas israelíes desde 2005, y lo hace gracias a una solución de 'hardware' y 'software' que, unida a una plataforma, permite que los drones se piloten solos.


Hasta llegar a ese punto, tuvieron que pasar muchos años. "Antes, lo fabricaban todo ellos y no dependían de empresas externas pero, desde hace unos años, han cambiado las tornas y les sale más barato externalizar algunos aspectos que desarrollarlos 'in situ", explica Fernández. Fue así como algunos de los drones más baratos —"los de gama alta los siguen desarrollando en Israel", puntualiza— se abrieron a fabricantes de otros planetas. Y ahí entró UAV Navigation.


Cada unidad del Sniper cuesta 70.000 euros. Alpha Unmanned Systems quiere desarrollar "una versión XL" capaz de volar durante cuatro horas


"Entrar en el mercado israelí es un proceso muy largo en el que van a comprobar tus aparatos de manera muy exigente. Que una empresa como nosotros haya logrado un contrato allí nos da mucha credibilidad", argumenta Freeman. El Sniper, cuyo coste está alrededor de los 70.000 euros, es el primer paso de un modelo de negocio que pretende potenciar aquello que ya ha funcionado. Si los planes de Alpha Unmanned Systems salen adelante, la empresa espera desarrollar "una versión XL" que sea capaz de volar cuatro horas. 
No son profetas en España



Una queja común de las fuentes de Alpha Unmanned Systems y UAV Navigation con las que ha hablado Teknautas es la ausencia de compañías o de iniciativas públicas en España que puedan dar un empujón a sus respectivos negocios. Y no por falta de interés, hecho que reconocen tanto Freeman como Fernández, sino por un problema presupuestario.



Conflicto internacional por un dron español

"Nos gustaría trabajar con el mercado español. Hemos hecho demostraciones al ejército, a protección civil y a salvamento marítimo, y, aunque tienen interés, cuentan con muy poco presupuesto", lamenta Freeman.


El caso de UAV es similar, a pesar de llevar 13 años en el mercado. "Es un poco triste, pero el 95% de nuestros productos lo vendemos fuera", ilustra Fernández. La firma recalca el interés de diferentes actores —"la Guardia Civil, la Policía, control fronterizo"—, pero la respuesta final acostumbra a ser siempre la misma: "El producto y la tecnología gustan, pero los presupuestos son prácticamente nulos".


(Alpha Unmanned Systems)


Una situación inversa a la que se vive en Israel, con una industria lo suficientemente robusta como para trabajar con empresas foráneas y donde un pequeño dron, de bandera española, es capaz de provocar un conflicto diplomático.

http://www.elconfidencial.com/t

No hay comentarios:

Publicar un comentario