Google+ Followers

domingo, 12 de enero de 2014

Por qué los países deben tener cuidado con quién les vende satélites


Julio Garulo domingo, 12 de enero de 2014 


La venta de dos satélites de inteligencia a Emiratos Árabes Unidos (EAU) por Francia estaría en peligro al descubrirse que contenían un componente estadounidense diseñado para interceptar los datos transmitidos a la estación de control terrestre, según informa Defense News.

El contrato, con un valor de unos 800 millones de euros (unos 1.100 millones de dólares), consistía en el suministro de dos satélites de reconocimiento óptico Falcon Eye, de alta resolución, tipo Pleiades, con un peso de menos de 1.500 kg cada uno y que serían lanzados separadamente, uno a finales de 2017 y el otro a comienzos de 2018; además incluía la construcción dos estaciones terrestres para el control de los satélites y la recepción de imágenes y la formación de técnicos de los EAU en Francia.

Una fuente de alto nivel de los Emiratos ha afirmado que en los satélites se incluían componentes específicos fabricados en Estados Unidos, diseñados para interceptar las comunicaciones de los satélites con las estaciones de control terrestres.

"El descubrimiento [de los componentes estadounidenses] fue informado por la [oficina del] segundo jefe de las Fuerzas Armadas de los EAU [Sheikh Mohammed Bin Zayed] en septiembre," afirmó una fuente anónima de defensa. "Hemos pedido a Francia que cambie estos componente y también hemos consultado con empresas rusas y chinas."

"Si este problema no se resuelve, Emiratos Árabes Unidos está dispuesto a resolver el contrato," añadió la fuente, que indicó que el incidente ha supuesto aumentar las conversaciones conMoscú, que, junto con China, ha sido uno de los suministradores de sistemas de defensa a losEmiratos Árabes Unidos. El problema es que no está claro s se puede retirar los componentes estadounidense de los satélites. 

Astrium (actualmente Airbus Defence and Space), fabricante del satélite, y Thales Alenia Space, sistema óptico, no han realizado ningún comentario a la noticia. El contrato fue firmado el 22 de julio de 2013 por el Príncipe heredero de Abu Dhabi y segundo jefe de las Fuerzas Armadas de los EAU, Sheikh Mohammed Bin Zayed, y el ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian.

El concurso para la adquisición de los dos satélites ha durado, entre retrasos y otros problemas, más de una década y en el mismo participaron 11 empresas, quedando finalistas a finales de 2012 el consorcio Astrium-Thales Alenia Space, apoyado por el gobierno francés y los consorcios apoyados por el gobierno estadounidense, DigitalGlobe/Lockheed-Martin y Ball Aerospace Technologíes y Raytheon, obteniendo el contrato el consorcio Astrium-Thales Alenia Space.

Uno de los aspectos que pudo favorecer al consorcio europeo, además del precio, la entrega y la autonomía, pudo ser la limitación de la resolución de uno de los satélites estadounidenses para detectar objetos (34 cm de diámetro) que, al ser mejor que el límite 50 cm permitido para ventas comerciales, exigía una autorización especial del gobierno estadounidense -apoyada por sus respectivos gobiernos-.

Según Defense News, un especialista en París indicaba que era extraño que Francia incluyese tecnología estadounidense en los satélites Falcon Eye, dado que Francia utiliza los satélites Pleiades como una sistema clave de su soberanía y considera que podría haber otros intereses en la denuncia por Emiratos, como presionar a Francia para obtener mejores ofertas en la posible compra de otros sistemas de armas, como el avión Rafale. Precisamente el grupo de combate naval francés, con el portaaviones Charles de Gaulle, está en la zona del mar Arábigo, habiendo realizado una visita al puerto de Abu Dhabi el día 8 de enero, con 10 avionesRafale a bordo.

El contraalmirante francés Eric Chaperon, en una conferencia de prensa en Abu Dhabi, a bordo del Charles de Gaulle indicó que Francia estaba dispuesta a compartir con los países delConsejo de Cooperación del Golfo la tecnología de submarinos, caso de que adquiriesen submarinos franceses y aprovechó para indicar que la visita a Abu Dhabi proporcionaba a Francia la posibilidad de impulsar los lazos con los Emiratos Árabes Unidos, con los que había firmado un acuerdo de defensa en 2009.

Londres rechaza la denuncia en la Haya contra soldados británicos en Irak




Londres, 12 ene.- El ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, rechazó hoy por innecesaria la denuncia interpuesta ante el Tribunal Penal Internacional contra el Gobierno británico por torturas y maltrato durante el conflicto en Irak, con el argumento de que ya hay suficientes investigaciones en curso en el Reino Unido.En declaraciones a Sky News, Hague insistió además en que no hubo abusos "sistemáticos" por parte de las Fuerzas Armadas británicas en el país árabe, mientras que los casos aislados ya se han dirimido o están pendientes en los tribunales británicos."Estas acusaciones están siendo investigadas o ya lo han sido de diferentes maneras, a través de la comisión de abusos establecida, investigaciones públicas y los tribunales británicos y europeos", afirmó el titular del Foreign Office.Hague admitió que "ha habido algunos casos de abusos que han sido reconocidos y se han ofrecido disculpas y se han pagado indemnizaciones cuando ha sido apropiado".No obstante, el ministro rechazó la idea de que las tropas británicas perpetraran abusos sistemáticos durante el conflicto iraquí e incidió en que el Reino Unido tiene "las mejores Fuerzas Armadas del mundo", que respetan "los más altos estándares" de comportamiento.Según William Hague, el tribunal de la Haya debería desestimar la denuncia con el argumento de que el caso está siendo ya abordado en el Reino Unido.(Agencia EFE)

Egipto despliega más de 160.000 militares para el referéndum constitucional



El Cairo, 10 ene (EFE).- El Ejército egipcio ha desplegado a más de 160.000 oficiales y soldados para garantizar la seguridad del referéndum constitucional que se celebrará los próximos martes y miércoles, informó la agencia estatal de noticias Mena.

Los militares estarán repartidos en todas las provincias con el fin de hacer frente a cualquier tipo de amenaza o emergencia durante la cita electoral, a la que están llamados a participar 52.742.139 egipcios.

El Ministerio de Interior egipcio y las Fuerzas Armadas se encargan de los preparativos, en coordinación con la Comisión Electoral y los demás organismos especializados.

Las Fuerzas Armadas egipcias ya participaron con 120.000 militares en la vigilancia del referéndum celebrado en diciembre de 2012 y que supuso la aprobación entonces de un texto elaborado por una mayoría islamista.

La situación es actualmente tensa en Egipto, donde los islamistas mantienen la presión en las calles en apoyo del depuesto presidenteMohamed Mursi, mientras que las autoridades los acusan de pertenecer a los Hermanos Musulmanes, que consideran un "grupo terrorista".

La cofradía ha pedido el boicot del referéndum constitucional ya que se opone al proceso diseñado por el Ejército tras el golpe del pasado 3 de julio y que incluye una reforma de la Carta Magna y nuevas elecciones legislativas y presidenciales.

(Agencia EFE)