Google+ Followers

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Siria: Fuerza Aérea de Rusia lanza ataques aéreos pesados ​​en Centros de ISIL en Deir Ezzur




TEHERAN (FNA) - Varios aviones de combate rusos martilleaba las posiciones de los terroristas ISIL ', en la provincia oriental de Deir Ezzur el miércoles por la mañana, causando grandes pérdidas en los militantes.


Los aviones de guerra fueron dirigidos a las líneas de defensa de ISIL en Thardah, matando o hiriendo a varios militantes.
Resultado de imagen de montañas de Thardah,
Mientras tanto, la aeronave rusa llevó a cabo un asalto de gran alcance en los campos petrolíferos y la central eléctricaThayyem , destruyendo dos camiones técnicas armados con ametralladoras antiaéreas, matando e hiriendo a más de 20 militantes.

En la evolución pertinente en la provincia el jueves, vehículos militares de la ISIL fueron destruidos en al-Thardah y sus áreas circundantes en los ataques aéreos sirios.

Los soldados del ejército sirio también se enfrentaron con los terroristas ISIL a lo largo de la pared oriental de Deir Ezzur aeropuerto militar.

las unidades de artillería del ejército sirio también atacaron posiciones militares de los terroristas y los centros de acopio en los barrios de al-Arfi, al-Sina'ah, al-Jbeila, al-Hawika y regiones al-Rasafa, matando a un número de terroristas e hiriendo a muchos otros, así como la destrucción de sus armas y municiones.

http://en.farsnews.com/newstext.aspx?nn=13950917001312

Fuentes: unidades de ingeniería egipcia del Ejército para unirse contra la Militancia guerra en Siria





TEHERAN (FNA) - El ejército egipcio planea enviar una unidad de zapadores a Siria en los próximos días para ayudar a sus homólogos sirios con el desminado de los territorios liberados recientemente en Alepo, medios de comunicación dan a conocer el miércoles.


De acuerdo con el periódico al-Akhbar en lengua árabe, el equipo de ingeniería llegará a puerto de Tartus en Siria pronto a cooperar con las fuerzas sirias y rusas en las misiones para desactivar las minas e IED (artefactos explosivos improvisados) plantadas por terroristas antes de retirarse de la región oriental distritos de Alepo.

Según el informe, los expertos militares y de seguridad egipcias están ahora presentes en varias bases de Siria y centros de coordinación, incluyendo el centro de Siria Mayor del Ejército en Damasco, Hama base aérea, base aérea Hmeimim y la base de T4 en las partes orientales de Homs.

Además, están presentes en las salas de operaciones en regiones Deraa, Hama, pueblo Jourin (sudeste de Hama) y Sahl al-Iqab donde los oficiales sirios y egipcios comparten la experiencia de un número de oficiales egipcios y la seguridad y agregados militares.

Sobre la base de la información obtenida por los medios de comunicación árabes, el número de los expertos militares y de seguridad egipcias en Siria muy probablemente aumentará a 200 a finales del año en curso.

Mientras que Arabia Saudita y sus aliados en la región del Golfo Pérsico, en particular Qatar, están apoyando económicamente y militarmente a los militantes que luchan para derrocar al presidente sirio, Bashar al-Assad, informes de los medios dicen que Egipto está ayudando a Damasco con las operaciones de lucha contra el terrorismo.

A finales de noviembre, una fuente militar-diplomática confirmó informes anteriores de que los militares egipcios están participando en las operaciones contra los grupos terroristas en Siria.

Mientras que El Cairo ha descartado la presencia de sus fuerzas militares en Siria, la página web en árabe de la agencia de noticias Sputnik cite la fuente como diciendo periódico Izvestia que la divulgación de información que los hombres del ejército egipcio están presentes en Siria es cierto.


http://en.farsnews.com/newstext.aspx?nn=13950917000888

Ataques aéreos saudíes matan marineros pakistaníes frente a la costa de Yemen



Un avión de Arabia ha atacado un barco frente a la costa de Yemen matando a seis de los 12 marineros pakistaníes.

El ataque se produjo cerca de la costa Mukha en la provincia yemení de Taiz el domingo, dijo la agencia de noticias Saba de Yemen.

Saba informó que los otros seis marineros todavía no se han tenido en cuenta.


El ataque ha venido como ex presidente Hadi anunció que las fuerzas de respaldo saudí leales a él estarán atacando milicias Houthi en la costa del Mar Rojo de Yemen.

Esta es la última demostración de los ataques aéreos indiscriminados de Arabia Saudita en el empobrecido país.


https://www.almasdarnews.com

Medios sirios: Caza israelí asalta aeropuerto militar de Damasco



Imagen que capta la explosión en el aeropuerto militar de Mezzeh, en Damasco, la capital de Siria, 7 de diciembre de 2016.


Varios medios sirios informan de un ataque aéreo presuntamente perpetrado por la fuerza aérea israelí sobre un aeropuerto militar en Damasco, la capital siria.

Según han informado varios medios árabes y sirios, el presunto ataque israelí que se ha llevado a cabo cerca de las 3:30 (hora local) de este miércoles ha tenido como objetivo un depósito de armas y misiles de la Fuerza Aérea de Siria en el aeropuerto militar de Mezzeh, suroeste de Damasco y a escasos kilómetros del palacio presidencial sirio.

Este aeropuerto militar, calificado por la cadena británica BBC como “una instalación estratégica de gran importancia”, está actualmente en uso por la Fuerza Aérea siria, la élite Guardia Republicana y las Fuerzas Especiales del Ejército Sirio, además de ser el aeródromo usado por el presidente sirio, Bashar al-Asad.


Hasta el momento no ha habido comentario por parte de las autoridades sirias o israelíes, razón por la que no se puede confirmar si el ataque lo ha llevado a cabo el régimen de Tel Aviv o si ha sido un ataque con cohete por parte de los grupos terroristas que se encuentran cerca de la capital, algo que ya ha ocurrido antes.

No obstante, fuentes locales aseguran en las redes sociales que presenciaron el impacto de un misil y que el estallido, por su magnitud, no puede haber sido causado por fuego o por el impacto de los tipos de misiles del que disponen los terroristas que se encuentran cerca de Damasco.

Además, otras fuentes aseguran haber oído el sonido de al menos un avión de guerra momentos antes de producirse la explosión, lo que aumenta la posibilidad de que haya sido un ataque aéreo llevado a cabo por la fuerza aérea israelí.



Tras el inicio del conflicto en Siria en 2011, la fuerza aérea israelí viola habitualmente el espacio aéreo de este país árabe para bombardear posiciones del Ejército sirio.

En las últimas semanas el régimen de Tel Aviv ha aumentado sus ataques aéreos contra objetivos en Siria y la semana pasada también un caza israelí lanzó cuatro misiles contra el depósito de armas del Ejército sirio cerca de Damasco.


http://www.hispantv.com/noticias/siria/

Otro fracaso para Daesh; militares de GNA de Libia toman Sirte



Resultado de imagen de fuerzas leales al Gobierno del Acuerdo NacionalLas fuerzas leales al Gobierno del Acuerdo Nacional (GNA, en inglés) libio toman pleno control de Sirte, el bastión de Daesh desde hace casi un año y medio.

“Nuestras fuerzas retomaron el control total de Sirte”, ha anunciado este lunes el portavoz de las fuerzas progubernamentales, Reda Isa.

El vocero, citando a los militares, ha agregado que los integrantes del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) sufrieron una gran derrota y decenas de ellos se han entregado a las fuerzas del GNA.


Nuestras fuerzas retomaron el control total de Sirte”, ha anunciado el portavoz de las fuerzas progubernamentales, Reda Isa.

El Gobierno, a su vez, ha proclamado en su cuenta en Facebook la “victoria” y “la vuelta a Sirte”. Sin embargo, algunos expertos consideran que la toma de Sirte no significa el final de la presencia de Daesh en el territorio libio.

Se sospecha que un número de terroristas se ha trasladado hacia el sur del país norteafricano para establecer una nueva base aprovechando la ausencia del Estado y de las rivalidades político-tribales en esa región.

Sirte se convirtió en bastión de Daesh en Libia desde que fuera ocupada en junio de 2015. Las fuerzas leales al Gobierno libio, tras la instalación del GNA en Trípoli, lanzaron el 12 del pasado mayo la operación militar para retomar la ciudad.

Libia ha sido escenario de violencia e incertidumbre política desde 2011 cuando la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y algunos países árabes intervinieron militarmente, lo que terminó en el derrocamiento del régimen de más de cuatro décadas de Muamar Gadafi. La banda extremista EIIL lucha en el territorio libio con el fin de controlar más territorios y consolidar su poder en el país. 

La pérdida de Sirte para Daesh es un nuevo revés tras una serie de fracasos militares en Siria e Irak.

msm/rha/snr/nal

http://www.hispantv.com/noticias/libia/

Alepo: Ejército sirio entra en los barrios después de la retirada de los grupos armados



El Ejército Árabe Sirio (EAS) ha entrado oficialmente en dos de los distritos recientemente entregados en el este de Alepo, después de que los combatientes de los grupos rebeldes se retiraran la zona.

Según un corresponsal local de Al-Masdar, las Fuerzas Tigre han entrado en los distritos Kadi Asker y Bab al-Hadid durante esta mañana.

Como resultado del abandono de los terroristas de los distritos mencionados, el Ejército Árabe Sirio ahora controla toda el área alrededor de la ciudadela de Alepo, incluyendo la segunda mezquita más grande de la capital provincial, que convirtieron los rebeldes en una base militar.


La batalla por el este de Alepo continúa con la lucha entre las Fuerzas Armadas de Siria y los grupos terroristas por el control de los distritos Marjah, Sheikh Lufti y Sheikh Saeed.


https://www.almasdarnews.com

Corea del Norte apuesta por las armas atómicas y misiles pese a las sanciones

Resultado de imagen de Corea del Norte apuesta por las armas atómicas

Atahualpa Amerise

Seúl, 7 dic (EFE).- Corea del Norte llevó a cabo en 2016 dos ensayos nucleares y redobló sus lanzamientos de misiles, lo que ha puesto en duda la efectividad de las sanciones de la ONU a la hora de poner coto a la creciente amenaza militar del régimen de Kim Jong-un.

La mañana del 6 de enero la tierra tembló al noroeste del país. Un seísmo de unos 5 grados de magnitud sacudió los alrededores de la base de Punggye-ri como consecuencia de una prueba atómica, la cuarta de Corea del Norte tras las de 2006, 2009 y 2013.

Pyongyang aseguró haber detonado esta vez una bomba de hidrógeno, aunque expertos pusieron en duda esta versión al creer que se trató de un híbrido entre un dispositivo atómico de fisión y uno termonuclear. La explosión, en todo caso, puso en evidencia los peligrosos avances del programa de armas nucleares norcoreano.

Mientras la comunidad internacional decidía el modo de castigar al régimen de Kim Jong-un, éste lanzó al espacio el 8 de febrero un cohete que puso en órbita un satélite espacial, acción considerada el ensayo encubierto de un misil de largo alcance capaz de alcanzar territorio continental estadounidense.

Esto sirvió para romper vínculos definitivamente con Corea del Sur, que ordenó el cierre del complejo industrial de Kaesong, último proyecto económico bilateral entre ambos países.

La reacción del Consejo de Seguridad de la ONU llegó en marzo con la resolución 2270, que exige a los estados miembros aplicar duras sanciones comerciales para ahogar la economía de Corea del Norte y con ella su programa de misiles y armas nucleares.

Los castigos incluyen, entre otros, la inspección obligatoria de cargamentos, restricciones en la exportación de materias primas, embargo del comercio de armas ligeras, prohibición de venta al país de combustible aeroespacial y sanciones financieras sobre individuos, entidades y activos norcoreanos.

Los efectos que la resolución 2270 ha causado de momento en la economía norcoreana siguen siendo objeto de debate, ya que los diferentes informes elaborados han mostrado conclusiones dispares. En todo caso, el programa de armas atómicas y misiles evolucionó a pasos agigantados el resto del año.

En plena etapa de tensión durante los meses posteriores a las sanciones, a las constantes pruebas de misiles de corto alcance se sumó el primer lanzamiento con éxito de un misil balístico desde un submarino en agosto.

Además, el Ejército Popular norcoreano puso a prueba en varias ocasiones -aunque solo en una de ellas con éxito- su nuevo misil de medio alcance Musudan, especialmente temido ya que se dispara desde lanzaderas móviles, lo que dificulta su detección previa en caso de conflicto.

Como culmen, el régimen de Kim Jong-un realizó el 9 de septiembre su quinta prueba nuclear, más potente que las anteriores.

Esta vez aseguró haber probado con éxito una cabeza atómica lista para acoplarse a los misiles de su abundante arsenal, lo que de ser cierto supondría el definitivo y más temido avance del país en tecnología militar.

Corea del Sur y EE.UU. amenazaron con más sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU, que en estos momentos prepara una nueva resolución.

Corea del Norte ha justificado sus progresos militares a la necesidad de asegurar una firme autodefensa frente a la que considera "política hostil" de Estados Unidos, que mantiene 28.500 tropas en Corea del Sur y realiza frecuentes maniobras militares en la región.

La administración de Barack Obama ha mantenido la postura de no sentarse a negociar con Corea del Norte hasta que dé pasos concretos hacia la desnuclearización, mientras Pyongyang ha exigido dialogar sin condiciones previas, por lo que la comunicación entre ambas partes se halla bloqueada.

En este sentido, algunos expertos creen que la llegada de Donald Trump al poder podría suponer un punto de inflexión en las relaciones bilaterales, ya que el magnate llegó a plantear durante su campaña la posibilidad de reunirse con el líder Kim Jong-un y renegociar los acuerdos de defensa con sus aliados en la región. EFE


http://www.lavanguardia.com/politica/

“Todos los misiles de Ucrania apuntaban a EE UU”

Ampliar fotoEl primer presidente de la Ucrania independiente, Leonid Kravchuk, durante un discurso el pasado 1 de diciembre en Kiev. VLADIMIR SHTANKO ANADOLU AGENCY


Ni Crimea ni el destino de las armas nucleares de la URSS fueron motivo de conflicto entre los tres dirigentes eslavos —el ruso Boris Yeltsin (ya fallecido), el bielorruso Stanislav Shushkevich y el ucranio Leonid Kravchuk— cuando el 8 de diciembre de 1991, dieron el tiro de gracia a la Unión Soviética en el frondoso bosque poblado de bisontes de Belovezhska, en el oeste de Bielorrusia.

Este otoño, en su despacho del centro de Kiev, Kravchuk, el primer presidente de Ucrania, compartió con EL PAÍS sus recuerdos sobre aquella cita histórica de hace 25 años en Viskulí, una zona de dachas reservada para los dirigentes, donde los tres líderes disolvieron el Tratado de la Unión (TU), el documento por el que se fundó el Estado soviético en 1922.

Resultado de imagen de bases de misiles de Ucrania

Los rusos tomaron Crimea y ahora no pueden con ella, porque resulta una pesada y costosa carga

“Sobre Crimea no se habló en Belovezhska”, subraya Kravchuk, refiriéndose a la península del mar Negro que pertenecía a Ucrania desde 1954 y que fue anexionada por Rusia sesenta años más tarde.

“Sabía que Rusia no dejaría Crimea, que intentaría recuperarla, pero no creí que fuera de esa manera, por medio de su Ejército, con una flagrante violación del derecho internacional y aprovechando el Maidán [las revueltas populares], cuando en Ucrania no había autoridad ni orden ni se podían tomar decisiones estatales”, dice Kravchuk.

Crimea es una “idea fija” para Rusia, opina el veterano estadista. “Yo esperaba que Rusia llegaría a plantear un debate sobre esta cuestión a Ucrania y admitía incluso la posibilidad de un referéndum, pero no de un referéndum a punta de pistola”. “Cada vez que el Parlamento ruso aprobaba decisiones sobre Crimea, Yeltsin, que no quería conflictos con Ucrania, les quitaba importancia y decía que la posición oficial era la del presidente y el ministerio de Exteriores”. “Los rusos tomaron Crimea y ahora no pueden con ella, porque resulta una pesada y costosa carga”, comenta. Kravchuk cita al yerno de Nikita Jruschov, el periodista Alexéi Adzhubéi, según el cual los dirigentes ucranios fueron obligados a incorporar Crimea a su territorio para aliviar las penurias y la escasez que sufrían los rusos enviados a la península para reemplazar a los tártaros deportados en 1944. Los Parlamentos de Rusia y Ucrania aprobaron la decisión de la cúpula del partido comunista de la URSS.



Toda Ucrania votó por la declaración de independencia y ni uno solo de nuestros territorios votó en contra

En agosto de 1991, un grupo de altos funcionarios de la URSS intentó un golpe de Estado e impidió así la firma de un nuevo Tratado de la Unión, para sustituir al de 1922. En otoño, las tres repúblicas soviéticas del Báltico se habían independizado y otras dos daban la espalda a Moscú, pero aún había diez repúblicas (de las quince que integraban la URSS hasta agosto) dispuestas a negociar con Gorbachov sobre una renovación del Estado. El listón de sus reivindicaciones había subido, y en noviembre aspiraban ya como mínimo a una confederación de Estados en vez del estado federal con el que se conformaban en agosto. Ucrania había suspendido su participación en las discusiones que se celebraban en la dacha oficial de Novoogariovo, en las cercanías de Moscú, hasta que se conociera el resultado del referéndum de independencia convocado para el 1 de diciembre.

El Estado soviético se tambaleaba. “En octubre de 1991, cuando Yeltsin y yo le propusimos formar una confederación, Gorbachov nos preguntó quién sería el presidente de la misma y Yeltsin salió del paso diciendo que lo seríamos por turno, pero a Gorbachov aquello no le gustó. Creo que hubiera estado de acuerdo en formar una confederación si le hubieran garantizado la presidencia”, explica Kravchuk.

En largas reuniones en las afueras de Moscú, Gorbachov intentaba salvar al Estado y a sí mismo. Cuenta Kravchuk que su paciencia y la de Yeltsin se agotaron cuando el presidente de la URSS, sin informar a los líderes de las repúblicas federadas, invitó también a los debates a los líderes de sus autonomías (unidades subordinadas a las repúblicas federadas en la estructura escalonada del Estado soviético). La participación de estos líderes en la firma del Tratado de la Unión inclinaba la balanza a favor de Gorbachov. El presidente de la URSS “creía que las autonomías estaban por la conservación de la URSS y esa era la verdad. Por eso, invitó en secreto a sus líderes para ponernos frente a los hechos consumados, a saber, que los firmantes del tratado no sólo serían las repúblicas de la URSS sino también sus autonomías”, dice Kravchuk.

“Los debates se estancaron. Todos estábamos insatisfechos. Yeltsin quería saber si hablaba en nombre de toda Rusia o parte de ella. Objetaba que, si cada territorio de Rusia intervenía en su propio nombre, entonces ¿en nombre de quién intervenía él? Las autonomías no conocían el texto del Tratado de la Unión que nadie les había distribuido antes y en el que nosotros llevábamos tiempo trabajando”.

Los tres líderes eslavos decidieron reunirse en Belovezhska a espaldas de Gorbachov, aprovechando un viaje oficial de Yeltsin a Bielorrusia. Kravchuk se había reforzado gracias a su elección como presidente de Ucrania y al referéndum en el que el 1 de diciembre los ucranios se pronunciaron masivamente a favor de independizarse de la URSS. Mientras esperaba a Yeltsin, el ucranio fue de cacería. “Hacía un frío horrible y yo no llevaba el calzado ni iba vestido de forma adecuada”, recuerda. El 7 de diciembre por la noche Yeltsin llegó a Viskulí. Al día siguiente, los reunidos redactaron dos textos en los que constataban que “la URSS había dejado de existir como sujeto de derecho internacional y realidad geopolítica” y que, en su lugar, fundaban la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

La delegación rusa había ido a Belovezhska con la idea de conservar el Estado y “quería una declaración que constatara la necesidad de una “nueva visión” del mismo, explica Kravchuk. “Antes de empezar a trabajar en los textos, Yeltsin me planteó dos preguntas en nombre de Gorbachov. Quería saber si el Parlamento de Ucrania estaría de acuerdo en aprobar un nuevo Tratado de la Unión en caso de que se recogieran sus propuestas. También quería saber si yo estaba de acuerdo en firmar el Tratado de la Unión si se contemplaban mis propuestas”. Gorbachov llegaba tarde. “Si me hubieran planteado estas preguntas un mes antes, me hubiera marchado a Kiev a consultar con el Parlamento, pero ahora ni yo ni el Parlamento podíamos resolverlo, porque el pueblo de Ucrania, por un 91% había decidido la independencia y me había elegido presidente de ese Estado independiente”.

“Toda Ucrania votó por la declaración de independencia y ni uno solo de nuestros territorios votó en contra”, subraya con energía. A favor de la independencia votó también Crimea, con un 55%, recalca. “Ahora se olvidan de esto”, subraya. Yeltsin y su equipo emprendieron una débil defensa del Estado común, pero pronto se dejaron convencer por los ucranios. El acuerdo de Belovezhska y otros que siguieron se registraron aquel mismo mes de diciembre en la ONU.
Protección por misiles

Al desintegrarse la URSS en el territorio de Ucrania había 165 misiles estratégicos, cada uno con cinco cabezas nucleares, y de ellos 118 con combustible líquido y el resto con combustible sólido. Kravchuk dice que no se planteó quedarse con ellos. “Soy realista. No tomé la decisión yo solo. Invité a los especialistas, científicos y militares y les pregunté si podíamos conservar aquellos misiles en disposición de combate y dirigirlos y ellos respondieron negativamente. El control de las armas nucleares situadas en suelo ucranio estaba en Rusia. Todas las cabezas nucleares de misiles estratégicos, con combustible líquido y sólido, envejecían e iban a estar caducadas para 1997. Se convertían en un peligro y había que sustituirlas, pero nosotros no podíamos hacerlo”.

“Si además de nuestro alto potencial técnico-científico, hubiéramos tenido dinero, no excluyo que tal vez hubiéramos podido organizar la producción de nuestras propias cabezas nucleares”, razona. Y agrega: “Otra cosa es cómo hubiera reaccionado el mundo. Los presidentes de EE UU, George Bush y Bill Clinton, y el vicepresidente, Al Gore, me dijeron directamente que Ucrania debía sacar los misiles nucleares de su territorio, porque todos los 165 misiles estratégicos, sin excepciones, apuntaban a EE UU”. Los americanos estaban inquietos y los ucranios también, porque “el botón estaba en Rusia”, pero si “se atacaba a los norteamericanos desde nuestro territorio, la respuesta sería contra nosotros”. Así se llegó al memorando de Budapest (1994), por el que Rusia, EE UU y el Reino Unido daban garantías a Ucrania a cambio de la renuncia a sus armas nucleares. Ahora dicen que no hay mecanismo para cumplir aquel memorando, pero yo digo que lo que no hay es deseo ni voluntad política”.

Kravchuk no lamenta su renuncia a las armas nucleares. “¿Cómo puedo lamentar el haber perdido algo que se estaba oxidando?”, dice y admite que en plenas turbulencias provocadas por la ruptura de vínculos económicos, del sistema financiero, por la inflación, llegó a preguntarse “si no hubiera sido mejor avanzar paulatinamente hacia la independencia a través de la confederación”. “Pero ahora pensar así no tiene sentido. Existe Ucrania, que se desarrolla por la vía democrática por un camino muy difícil, con contradicciones y conflictos, pero avanza y conserva su independencia. Lo que siento ahora es que nuestros diputados no se ponen de acuerdo para poner orden en su propia casa, teniendo en cuenta la guerra que Rusia mantiene contra nosotros”.


http://internacional.elpais.com/internacional/