Google+ Followers

miércoles, 22 de octubre de 2014

El contrabando de armas a Siria: Un negocio millonario sin final a la vista



Proveerse de armas en Siria no parece ser un problema ni para el Estado Islámico ni para los grupos opositores a Al Assad. La guerra civil en el país ha hecho de la frontera con el Líbano una de las rutas habituales para el tráfico de armas.
A pesar de que la frontera sirio-libanesa es vigilada día y noche, el agitado tráfico de armas no cesa en esta zona, que ha servido como corredor del contrabando durante los casi cuatro años de guerra civil en Siria.

Ahmad, uno de los contrabandistas, mostró a esta cadena lanzamisiles que esconde en una casa y que -afirma- ni siquiera están en poder del Ejército libanés. "Este es un B-10 y este es un B-9 antitanque", dice el comerciante ilegal.

Estas y otras toneladas de armas destinadas a diferentes grupos de rebeldes sirios cruzan la frontera de manera regular. "Las llevo al Ejército Libre Sirio. Cruzamos a caballo, varias personas, cada semana. 2 o 3 veces", agregó.


Las llevo al Ejército Libre Sirio. Cruzamos a caballo, varias personas, cada semana. 2 o 3 veces
En 2012, un año después del comienzo del conflicto en Siria, la ONU reconoció el creciente flujo de armas en la zona. Ahora el envío de armamento se ha vuelto más difícil. Según Ahmad, cada mes 2 o 3 contrabandistas mueren al cruzar, bien en enfrentamientos o tras pisar una mina. Pero el tráfico no cesa.

El Ejército libanés y las fuerzas sirias son incapaces de controlar los casi 400 kilómetros de la frontera común. Mientras tanto, la connivencia internacional y las grandes sumas de dinero que mueve este negocio, hacen prácticamente imposible que el tráfico de armas disminuya en un futuro próximo, ayudando a perpetuar la guerra en Siria.



Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/144384-contrabando-armas-siria-millones-negocio-guerra

Estados Unidos pagó millones de dólares en seguro social a nazis y guardias de la SS



Jakob Denzinger patrullaba los terrenos del campo de concentración de Auschwitz en Polonia.

Decenas de sospechosos de ser criminales de guerra nazis y guardias de las SS cobraron millones de dólares provenientes del Seguro Social de Estados Unidos, tras ser expulsados del país, concluyó una reciente investigación de The Associated Press (AP).

Los pagos, financiados por los contribuyentes estadounidenses, fluyeron a través de una brecha que dio al Departamento de Justicia federal la fuerza necesaria para persuadir a los sospechosos de ser nazis de abandonar Estados Unidos. Si lo hacían, o simplemente huían antes de ser deportados, podían mantener sus prestaciones del Seguro Social, según entrevistas y registros internos del Gobierno Federal de Estados Unidos.

Entre los que recibieron esas prestaciones había soldados que custodiaban los numerosos campos de concentración donde exterminaron a millones de judíos; un científico que usó a trabajadores esclavos para hacer avanzar sus investigaciones en el Tercer Reich y un colaborador nazi que coordinó la arresto y ejecución de miles de judíos en Polonia.

En este momento quedan vivos al menos cuatro beneficiarios, entre ellos Martin Hartmann, ex guardia de las SS en el campo de concentración Sachsenhausen en Alemania, y Jakob Denzinger, quien patrullaba los terrenos del campo de concentración de Auschwitz en Polonia.

Hartmann se mudó a Berlín en 2007 desde Arizona antes que le retiraran la ciudadanía estadounidense. Denzinger huyó a Alemania desde Ohio en 1989 tras conocer que se habían iniciado los procedimientos para retirarle la ciudadanía estadounidense. Pronto se reasentó en Croacia y ahora vive en un espacioso apartamento en la margen derecha del río Drava en Osijek. Denzinger declinó discutir su situación con un reportero de la AP; el hijo de Denzinger, quien vive en Estados Unidos, confirmó que su padre recibe pagos del Seguro Social y afirmó que lo merece.

El acuerdo permitió a la Oficina de Investigaciones Especiales (OSI), la unidad del Departamento de Justicia que se dedicaba a buscar nazis, pasar por alto los prolongados procedimientos de deportación y aumentar la cantidad de nazis expulsados del país.

Pero registros internos del Gobierno obtenidos por la AP revelan las fuertes objeciones del Departamento de Estado a las prácticas de la OSI. Los beneficios del Seguro Social se convirtieron en herramientas, dijeron funcionarios diplomáticos estadounidenses, para asegurar acuerdos con sospechosos de ser nazis que aceptaban la pérdida de la ciudadanía y abandonaban voluntariamente el país.

“Es absolutamente indignante que criminales de guerra nazis sigan recibiendo beneficios del Seguro Social cuando han sido expulsados de nuestro país desde hace muchos años”, dijo la representante federal Carolyn Maloney, de Nueva York, la demócrata de más rango en la Comisión de Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes, quien agregó que planeaba presentar un proyecto de ley para cerrar esa brecha.

Efraim Zuroff, el jefe cazanazis en el Centro Simon Wiesenthal en Jerusalén, dijo que apoyará dichos esfuerzos por cerrar el resquicio.

“Si es posible, debería hacerse”, afirmó en una entrevista ayer.

El análisis de la AP concluyó que desde 1979 al menos 38 de 66 sospechosos expulsados del país mantuvieron sus prestaciones del Seguro Social.

(Tomado de Diario)
 
 
 http://www.cubadebate.cu/noticias/2014/10/21/

Comienzan en Turquía ejercicios militares de la OTAN con participación de 12 países




Del 20 al 24 de octubre se llevarán a cabo en Estambul ejercicios militares de la OTAN a escala regional con la participación de 12 países socios, se informa en un comunicado del Estado Mayor de Turquía.

“Los ejercicios están dirigidos a fortalecer la capacidad de los países participantes para el trabajo conjunto y la cooperación“, anunció en un comunicado el Estado Mayor de Turquía, citado por RIA Novosti.

El comunicado precisa cuáles son los 12 países que participarán en los ejercicios, que arrancarán el 20 de octubre en Estambul: Azerbaiyán, Macedonia, Bosnia y Herzegovina, Serbia, Kazajistán, Montenegro, Moldavia, Jordania, Ucrania, Mauritania, Argelia y Pakistán. Se espera que los países participantes estén representados por 143 personas: 84 de Turquía, 11 de otros países miembros de la OTAN y 48 de los países socios de la Alianza.

Los últimos simulacros de la OTAN, denominados ‘Rapid Trident 2014′ (Tridente Rápido), tuvieron lugar entre el 15 y el 26 de septiembre en la región de Lvov (oeste de Ucrania) con la participación de cerca de mil 300 militares de 15 países, entre ellos Ucrania, Azerbaiyán, Bulgaria, Canadá, Alemania, Georgia, Reino Unido, Letonia, Lituania, Moldavia, Noruega, Polonia, Rumanía, España y EE.UU., así como de representantes de la OTAN.

(Con información de RT)

http://www.cubadebate.cu/no