Google+ Followers

martes, 20 de septiembre de 2016

Los 25 objetivos de EEUU y Arabia en Yemen

Resultado de imagen de EEUU y Arabia en Yemen

“Leading from Behind”, Dirigir desde Atrás, y esta vez escondido tras la aviación Saudí, EEUU lanzaba, el 26 de marzo, la “Operación Tormenta decisiva”, bombardeando el aeropuerto de Saná, hospitales, escuelas, hogares, y campos de refugiados, dejando cientos de muertos y heridos, entre ellos un centenar de niños. Todo esto sucedía mientras las potencias mundiales se felicitaban por haber neutralizado las inexistentes bombas iraníes. Las multitudinarias protestas ciudadanas pidiendo el cese de los ataques de Arabia Saudí (patrocinador de la bomba nuclear “ilegal” de Pakistán) ni son noticia.

Un día antes de la agresión, John Kerry viajó a Arabia Saudí, y un día después, Riad, a través de su embajador, y en el suelo de EEUU -hecho insólito-, anunciaba la guerra. El pretexto es “restaurar la legalidad” devolviendo el poder al fugitivo presidente yemení Mansour Al Hadi, y “contrarrestar el avance de la milicia pro-iraní de los houzies”. Participan en este banquete de sangre y expolio una docena de países “sunitas”. El plan de Arabia Saudí es ocupar parte del país –y no es la primera vez-, con 150.000 soldados.
Resultado de imagen de EEUU y Arabia en Yemen
En este enredado y complejo Oriente Próximo, pensar en clave de las supuestas oposiciones binarias, de buenos-malos, y de chiítas-sunitas o musulmanes-no musulmanes no sirve: el presidente de Egipto, Al Sisi, por ejemplo, que manda matar a los Hermanos Musulmanes pertenecientes a la misma hermandad sunita. Además, aquí las alianzas cambian a velocidad de luz, destrozando ideas fijas y cualquier posibilidad de hacer un pronóstico medianamente certero.

Unos hitos determinantes 

Es una trampa explicar los tres conflictos de Yemen, nacional, regional e internacional, en clave religiosa. En este país, con una pobreza escandalosa y gobernado por una élite incompetente rodeada de petromonarquías reaccionarias, la lucha de clases y los lazos tribales prevalecen sobre la afiliación religiosa. Su tinte sectario es el resultado del resquebrajamiento social y político del país, y del juego de alianzas de las potencias regionales y mundiales, y no su causa.

He aquí algunos hechos que revelan la desordenada situación del estratégico Yemen:

1991: El presidente Ali Abdalah Saleh se opone al ataque dirigido por EEUU a Irak, por su simpatía hacia el baasismo y al propio Sadam Husein. Perderá las ayudas económicas de EEUU, y Arabia Saudí deportará a 750.000 trabajadores yemeníes, para así aumentar el paro en el país y acabar con las remesas que enviaban, destrozando la economía yemení.


2004: Saleh reprime el movimiento Houzi -que representa una minoría de entre 10% y 25% de la población chiíta de secta Zaidi. La base del movimiento, jóvenes campesinos, cultivadores de uva y granada, piden autonomía para su comunidad en el norte y el fin de los ataques de drones americanos.

A lo largo del 2009: a poca distancia de Yemen “los piratas somalíes”, unos esqueléticos hombres que supuestamente ponían en jaque a los mega barcos del mundo, se convierten por los telediarios en el principal enemigo de la humanidad. Una vez que los buques de la OTAN se hacen con el control del estratégico Cuerno de África, aquellos ladrones del mar dejan de ser notica. Al mismo tiempo, la aviación Saudí participa en la guerra de Saleh contra la houzies. En diciembre, EEUU acusa al nigeriano Abdul Farouk Abdulmutallab de esconder explosivos en sus calzoncillos (no es broma) para volar un avión, y de haber estado en Yemen, dato que transforma a este país en “terrorista” al que habría que bombardear y militarizar sus costas para completar el dominio sobre el Cuerno de África.

Alí Saleh que había convertido a China en su principal socio comercial y el gestor del cambio de las infraestructuras del país, ignoraba que Washington nunca permitirá que Yemen salga de su órbita, puesto que Bab el-Mandeb (Puerta de las Lamentaciones) es uno de los siete cuellos de botella de las rutas comerciales del planeta.

2010: Arabia lanza la “Operación Tierra Quemada” contra las posiciones houzies, quienes a su reivindicación de autonomía habían añadido el fin del proselitismo salafista, llevado a cabo por decenas de escuelas religiosas y jefes tribales sobornados del país. El enquistado conflicto político-social de los nasseristas, marxistas y monárquicos, ya se tiñe de religión.

El 27 de enero del 2011 Saleh acusa a EEUU e Israel de estar detrás de las grandes protestas “primaverales” que reclamaban justicia social y la democratización del poder. El 16 de marzo, el ejército Saudí entra en Bahréin – sede de las operaciones de la Armada de EEUU para la región y de su V Flota-, aplasta la rebelión pacífica de los trabajadores, que además en su mayoría eran chiítas, apuntalando a la dinastía medieval de Al Jalifa. En junio de este mismo año, Saleh sufre un atentado, mientras -en el marco de la política perversa de apostar por un grupo contra otro – Suecia otorga el Premio Nobel de la Paz a Tawakkul Karma, una islamista, hija de ministro y miembro del Partido Islah de los Hermanos Musulmanes. ¿Será la futura presidenta de Yemen?

El 25 de febrero de 2012 Saleh, presionado por Arabia, y a cambio de su inmunidad, dimite en favor del vicepresidente Al-Hadi. Meses después pedirá a los oficiales y tribus leales el apoyo para los rebeldes houzies, animándoles a derrocar al presidente. El ex dictador de 73 años pretende afianzar las posiciones de su hijo Ahmed Ali, de 42 años, para el futuro de Yemen.


El 10 de febrero 2014 los houzies cometen el error al rechazar el plan de Al-Hadi de crear un estado federal. El 21 de septiembre, ante la extraña pasividad de las tropas de EEUU estacionadas en el país y en toda la región, la pequeña alianza militar Saleh-Houzi consigue conquistar la capital Saná y regiones sunitas, una actitud parecida ante el avance del Estado Islámico en Irak. ¿Por qué no reaccionan en este momento? En el mes de noviembre los Houzies y su milicia Ansaralah, sobrevalorando el poder e influencia de Saleh, cometen otro grave error al rechazar la oferta de Al-Hadi para una nueva constitución.

El 19 de enero del 2015 en un semi golpe de estado, los houzies arrestan a Al Hadi y le piden seguir ejerciendo su cargo ya que ellos no podían gobernar el país. Las tribus suníes y los líderes del sur se movilizan contra unos houzies sin plan alguno. Ante la sorpresa de Washington, Al-Hadi renuncia, forzando a Obama a retirar parte de su personal. Un mes más tarde, el 21 de febrero, Al Hadi consigue huir (¿ayudado por la CIA?) y retira su renuncia. Luego solicita a la Liga Árabe, respaldo para recuperar el poder. Es el 9 de marzo cuando la Liga Árabe forma una fuerza militar bajo la custodia del Pentágono, para defender los intereses de sus jeques, sultanes, y de EEUU, dentro y fuera de sus países. El 20 de marzo aparece el Estado Islámico, y junto con otros grupos terroristas, provocan “conmoción y pavor” en una ola de atentados, matando a cientos de personas en las mezquitas de Saná. Tan solo cinco días después, el 25 de marzo, la alianza Saleh- houzies cae en la trampa definitiva cuando entra en el puerto de Adén controlado por EEUU. En la madrugada del día 26, toneladas de bombas caen desde el cielo y despiertan a la sufrida población yemení, para sumirla en una pesadilla que anuncia ser muy larga.

Objetivos del ataque

Lo que pretende EEUU en Yemen es:
Destruir la capacidad militar de los sublevados, dividir sus filas y llevar a la mesa de negociaciones a los no-houzies.
Impedir un gobierno yemení alineado con Irán, Rusia o China, frenar el regreso de los neo socialistas al poder y disuadir a las fuerzas progresistas de la región.
Frustrar cualquier cambio en Yemen que pueda afectar a la estabilidad de Arabia y por ende a la economía mundial.
Estrenar la nueva criatura del Pentágono: el ejército de la Liga Árabe, que le servirá de carne de cañón en las guerras de la zona.
Mantener a raya a Irán con otra guerra en sus proximidades, para fortalecer la posición de Washington y sus aliados árabe-israelíes en las negociaciones nucleares con Teherán.


Arabia Saudí no tiene acceso directo a los tres cuellos estratégicos de la zona: Estrecho de Ormuz, Golfo de Adán y Bab –al- Mandeb.
Tentar a Irán para que caiga en la trampa de entrar en la guerra en apoyo a los chiítas (como en Irak y Siria), y así desgastar su potencial. El frente anti-iraní, compuesto por los árabes, turcos, judíos y pakistaníes deja a Irán absolutamente aislado y vulnerable.
Hacerse con el control total del Cuerno de África.
Neutralizar la creciente influencia de China en Yemen: en Setiembre de 2013, los ejércitos de ambos países acordaron fortalecer sus relaciones, a la vez que negociaron el alquiler de puertos yemenís como piezas de el llamado “Collar de perlas” en las rutas marítimas estratégicas.
Ganar la batalla contra Beijing por explorar y explotar el petróleo de las cuencas Masila y Shabwa de Yemen. La Total francesa también espera su parte. Los chinos recibían el 8% de la producción petrolífera de Yemen, unos 20.000 barriles por día.
Sabotear la iniciativa marítima china de “La Ruta de la Seda del Siglo XXI”, el Golfo de Adán y el Mar Rojo forman parte de dicha ruta. Controlando el puerto de Adén, Washington podrá cerrar el estrecho de Bab-el-Mandeb por el que pasa la mayor parte del comercio de China destinado a los países del Mar Rojo.
Proteger las inversiones occidentales – Total, Hunt Oil Texas, Halliburton, Baker Hughes, o Schlumberger – que trabajan en la zona, ante posibles ataques de los “enemigos”.
Preservar los intereses de Israel, puesto que Bab-el-Mandeb es el único enlace del Mar Rojo con el Océano índico. En Eritrea, Israel (al igual que Irán) ha alquilado al menos tres bases. Desde su base naval los submarinos israelíes pueden acceder a las costas iraníes del Golfo Pérsico. Las tropas desplegadas de EEUU y Francia en Djibouti, Somalia, bajo el pretexto de luchar contra el grupo Al-Shabab, vigilan a Irán con mucha atención.
Teniendo en cuenta las importantes desavenencias entre Arabia Saudí y EEUU, no se debe descartar la posibilidad de que EEUU estuviera involucrando a Arabia en una guerra de desgaste (pues, Yemen es un terreno áspero, con altas montañas y cuevas, ideal para una guerra de guerrillas), y así seguir con los cambios planeados en la región. Riad, el principal suministrador de petróleo de China, ha dejado de utilizar el dólar en su comercio con éste país, y destroza los planes de Obama en la zona.
Seguir vendiendo armas a un región que se conforma como el principal destino de las armas del mundo. Arabia es el segundo mayor importador mundial de armas (después de China) mientras que Irán recibió en 2013 solo el 1% del total de los artefactos bélicos exportado a Oriente Próximo.

Lo que pretende Arabia Saudí:
Mantener el dominio político-militar sobre el destino de Yemen, cuya “seguridad” es inseparable de la seguridad de los jeques saudíes.
Acabar con el modelo multipartidista de Yemen frente a las dictaduras de familiasde los jeques.
Dar una buena lección a los houzies para que los chiítas de Arabia y de Bahréin tampoco se les ocurra portarse mal.
Castigarle a Yemen por su negativa de permitir la construcción de un gasoducto que saldría de Hadramaut, en Arabia, y terminaría en el puerto de Adén. Con ello, Riad pretendía esquivar el Golfo Arábigo, el Golfo Pérsico y el estrecho de Ormuz, exportando su gas.
Vigilar el escenario de Yemen donde discurre parte de la lucha encarnizada entre distintas facciones de la élite Saudí: algunos jeques opositores ayudan a los houzies y al sector anti-saudí del yihadismo sunita, y son capaces de utilizar los lazos de lealtad existentes entre miembros de tribus como Al Queda o de Bin Laden con presencia en ambos países.
Frenar la imparable emigración de miles de yemenís. Hasta hoy ha bombardeado las aldeas fronterizas, ha repatriado a cientos de miles de inmigrantes, y ha levantado muros y alambre de púas en la frontera.
Mostrar la valía del joven ministro de Defensa Saudí, Mohamed Bin Salman, hijo del rey y jefe de la Casa Real, ante los príncipes rivales como garante de la seguridad nacional frente a los iraníes, antes de que su padre anciano y enfermo fallezca.
Dar un golpe al acercamiento entre EEUU e Irán, justo en la recta final de las negociaciones nucleares. Riad necesita una victoria ahora que Obama se niega a derrocar a Assad y para más inri quiera llegar a un acuerdo con él.
Presentar esta intervención como un triunfo no sobre una pequeña milicia sino sobre Irán, el enemigo hereje. Exportar la crisis interna que encubre la lucha de las clases sociales y las brechas internas de la élite gobernante.
Convertirse en el gendarme de la zona, ocupando el lugar del Sha de Irán.
Poner a prueba la fidelidad de los militares egipcios y consolidar sus lazos de vasallaje, arrastrándoles a este conflicto. Lo mismo con el Hamas palestino, por si pensaron que los jeques son simples “cajeros automáticos”.

¿Apoya Irán a los houzies?

En Irán existen dos gobiernos paralelos: el del presidente Hasan Rohani y el de los Guardianes Islámicos. Durante el mandato de Ahmadineyad (2005-2013), estos militares controlaban la política exterior; ahora le cuesta a Rohani imponer su línea en asuntos que pueden afectar la seguridad del país y la paz de la región como son la relación con EEUU, Rusia, Siria, Israel, Irak o Palestina. Curiosamente, en el caso de Yemen ambos sectores coinciden: “no tocar la Península arábiga” y limitarse a expresar el apoyo (solo) moral a los houzies. No les interesa sacrificar las relaciones con el jefe de la OPEP, por una milicia sin ninguna posibilidad de ganar la batalla que ha empezado. Es la misma política que siguen respecto al conflicto Chechenia-Rusia: ¿los “musulmanes” del Cáucaso o Moscú, miembro del Consejo de Seguridad? A demás, Teherán que ha hecho grandes renuncias en la cuestión nuclear a cambio del levantamiento de las sanciones, no va a inmolarse en Yamen a cambio de nada.

EEUU y Arabia tampoco tienen pruebas de que los Guardianes Islámicos hayan proporcionado apoyo financiero y militar a los houzies, sino ya las hubieran presentado. En 2007, según WikiLeaks, el gobierno de Saleh presentó los restos de un drone estadounidense caído en el sur de Yemen como el avión iraní derribado por su ejército.

La afirmación de Benjamín Netanyahu de que “Irán ya controla cuatro capitales árabes – Damasco, Bagdad, Beirut y Saná- además del Golfo de Adán”, no solo es una ofensa a EEUU y a los árabes, sino que les desacredita ante la realidad de un Irán acorralado y cercado militarmente por los cuatro costados (por la OTAN, bases de EEUU y de Israel, los ejércitos y grupos terroristas financiados por los salafistas saudís, y los Hermanos Musulmanas de Turquía y Qatar ), y con unas finanzas muy tocadas por las sanciones como para patrocinar a los houzies. Incluso los militares saben que en Yemen se enfrentarían a la OTAN, que no a Arabia. Por lo que Irán pide es el cese de los bombardeos, y ha optado ser un observador más del trágico escenario.

En la actual guerra de Yemen, EEUU – que desde hace varios años lo bombardea-, es el principal responsable de la desestabilización política y la catástrofe humanitaria del país.

En el triste Yemen (de yumn que significa “feliz”), ya no hay gobierno. Puede que pronto lo declaren “Estado Fallido” y lo rompan en pedazos, para así seguir en el proyecto de la configuración del Nuevo Oriente Próximo, compuesto por mini estados clientes.

http://blogs.publico.es/puntoyseguido/2

El fracaso planeado del alto el fuego en Siria

Resultado de imagen de El fracaso planeado del alto el fuego en Siria

El fracaso de la tregua del 14 de septiembre en Siria no fue ninguna sorpresa. Los cerca de 120 ataques de los rebeldes yihadistas en los que murieron más de 200 civiles y el bombardeo de la propia aviación de EEUU contra el Ejército Árabe Sirio (EAS), quitando la vida de un centenar de militares, era previsible.

La declaración del cese de fuego, sin duda, fue una trampa, y su fracaso, absolutamente planeado.

Propuesto por EEUU y aceptado por Rusia, el acuerdo llegó justo cuando el EAS, en cooperación con las fuerzas rusas e iraníes, había liberado Homs, Qsayr y Palmira, iba a recuperar Alepo y en su exhibición de fuerza, hasta llegó a derribar, el 1 de septiembre, un avión israelí que había violado el espacio aéreo de Siria. ¿Por qué Moscú lo firmó? Tres de los artículos revelados del propio texto decían:

.”Que el EAS debe retirarse de la carretera Castello”. Se trata de la principal ruta del suministro de armas y equipamientos a los yihadistas desde Turquía que fue recuperada por Damasco el mes julio. EEUU pretende tomar el control sobre todo Alepo, el trampolín para lanzar el ataque sobre Damasco, en la ejecución del plan B.

.“Que ninguna de las partes debe intentar conquistar la zona ocupada por otras fuerzas”. Este punto sólo favorece a los yihadistas, que mantienen ocupadas varias regiones, e insinúa que las nuevas fronteras de la Siria desintegrada ya están dibujadas.

.”Que los ataques liderados por EEUU y Rusia estén orientados a destruir la coalición al qaedista de Jaysh al-Fateh, el llamado ‘Ejército de la Conquista’ y antiguo frente Jabhat al-Nusra, y no otros grupos terroristas más moderados”como Faylaq Al-Sham y el movimiento Nour al-Din al-Zenki. De nuevo, Washington divide los terroristas en buenos/aliados y malos/enemigos. Propuesta imposible de ejecutar puesto que los líderes de la mayoría de dichas formaciones están integrados en la coalición de Jaish al-Fatah, principal agrupación vinculada con Arabia Saudí. Según revelan los correos hackeados de Hillary Clinton por WikiLeaks,EEUU enviaba armas a los yihadistas de Siria desde Libia en 2011, de los que algunos habían sido entrenados en el Camp Bondsteel de Kosovo, la mayor base militar de EEUU en extranjero (por si alguien aun piensa que la guerra contra Yugoslavia tenía objetivos humanitarios).
Resultado de imagen de Camp Bondsteel de Kosovo
Allí aprendían las tácticas utilizadas por el grupo terrorista Ejército de Liberación de Kosovo. Utilizar a los decapitadores y violadores en la lucha política no es ningún secreto. El director del Centro israelí Begin-Sadat de Estudios Estratégicos afirma que el Estado Islámico “puede ser una herramienta útil” en el debilitamiento de Irán.

Así, la coalición liderada por EEUU quería conseguir lo que no había logrado en el campo de batalla. Por otro lado, el hecho de que la intervención de Rusia no generase ningún avance hacia una solución política, muestra hasta qué punto fue un error. Entre sus propósitos no estaba la paz para Siria, ni mucho menos salvar a Bashar al Assad.


Cambio en el escenario

Vladimir Putin Y Barack Obama ya habían acordado un plan de paz que dejaba cinco opciones a Bashar al Assad para salir del poder. Es difícil imaginar que Rusia haya sido engañada otra vez, aunque sí es posible que los responsables de sabotear el alto el fuego hayan sido el Pentágono y el propio Secretario de Defensa Ashton Carter, que expresó públicamente su oposición a dicho acuerdo que insta realizar acciones conjuntas con Rusia contra el terrorismo en Siria. Ashton, al igual que Arabia Saudí e Israel, es partidario de ampliar las acciones militares para derrocar a Assad.


El dinamismo del campo diplomático y militar ha trazado nuevos bloques:

Rusia y la administración de Obama, que son partidarios de aislar a la oposición islamista más radical, prepara la salida no violenta de Assad del poder en los próximos meses.

Arabia Saudí-Qatar, el Pentágono-la CIA e Israel abogan por una amplia invasión terrestre, demoler el ultimo Estado secular de la región, y derrocar a Assad, para después dividir el país en varios cantones.

Mientras tanto, Tayyip Erdogan cambia de prioridad y, sin dejar de fantasear con Alepo, se centra en destruir a las izquierdas kurdas de Turquía, Siria y las montañas de Irak. En esta batalla podrá contar con Irán ahora que los kurdos sirios se han puesto bajo el mando de EEUU y los kurdos iraníes han declarado la guerra a la República Islámica.

La facción del presidente Rouhaní se opone a involucrarse en una guerra perdida a la vez que el sector militarista, sorprendido por la traición de Putin a Assad, reprocha a quienes se opusieron a la “asociación estratégica” ruso-iraní y a la cesión de la base militar de Hamadán a Rusia para sus operaciones de combate en Siria. Sería un suicidio que las fuerzas armadas sirio-iraníes pretendiesen enfrentarse al conjunto de las fuerzas militares de la OTAN, Israel, casi todos los países árabes y Turquía. Y eso a pesar de que el principal objetivo de la guerra de EEUU contra Siria ha sido debilitar a Irán a beneficio de Israel. Coincide con esta etapa del conflicto el anuncio de la mayor venta de armas de la historia realizada por EEUU a Israel, por el valor de 3,8 mil millones de dólares, pagado del bolsillo de los contribuyentes. Un Israel que, según Colin Powell, no sólo posee unas 200 armas nucleares sino que las tiene orientadas hacia Irán.

Se prepara una gran invasión

Con el fin de recuperar la confianza de Erdogan, perdida tras la chapuza del intento del golpe de estado del pasado julio, EEUU le ha permitido bombardear la zona kurda de Jarabulus, justo un día después de que los kurdos liberasen la frontera de esta ciudad del control del ISIS. Bajo la clave ‘Escudo de Éufrates’, las tropas turcas han entrado en Siria, bombardeando las posiciones kurdas. Estos no salen de su asombro, por ingenuos. Que nadie tache a EEUU de cínico si arma a la vez a los turcos y a los kurdos, o manda a éstos a combatir contra Estado Islámico, al que también arma.

Desde el principio del año, EEUU organiza la invasión de Turquía y Arabia Saudí a Siria. Además de los 15.000 soldados turcos están los 35.000 hombres nacidos en 20 países árabes que participaron el febrero pasado en el mayor ejercicio militar de la historia de Oriente Próximo, que se tuvo lugar en Arabia Saudí. Juntos suman el número necesario que había pedido John Kerry para ocupar el norte de Siria y declararlo zona de seguridad. Obviamente, la invasión turco-saudí, respaldada por las fuerzas especiales de EEUU ya instaladas en Siria, puede provocar la reacción de Rusia e Irán en el suelo sirio, colocando al mundo ante una nueva catástrofe de dimensiones inimaginables.

Por cierto, los sirios asediados no recibieron ninguna ayuda humanitaria durante los días del alto el fuego. Pero bueno, ¿a quién le importa?

http://blogs.publico.es/

Desarrollan prueba de armas nucleares capaz de esconder información sensible


Resultado de imagen de e armas nucleares capaz de esconder información sensible


20 SEP2016
17h14
Científicos en Estados Unidos han desarrollado una técnica que permite verificar la autenticidad de las cabezas nucleares en armamento sin revelar sus diseños o componentes, informa hoy la revista británica Nature.

La investigación, liderada por expertos en la Universidad de Princeton (EE.UU), podría permitir en el futuro el establecimiento de mecanismos de control más seguros y fiables en la carrera armamentística.

"La próxima etapa de acuerdos sobre el control de armas podría exigir la existencia de un mecanismo de verificación de confianza respecto a la autenticidad de los elementos presentes en cabezas nucleares", escriben los autores en su informe.

No obstante, recuerdan, ese nuevo sistema de control no deberá ofrecer información sobre "la composición o diseño" de las cabezas nucleares en cuestión, para abordar así las preocupaciones en torno "a la proliferación y cuestiones de seguridad nacional".

En este sentido, los investigadores de Princeton, en colaboración con la Universidad de Pisa (Italia) y la Universidad de Yale (EE.UU), han desarrollado las denominadas "pruebas de conocimiento cero".

Se basan, explican, en métodos matemáticos criptográficos que sirven "para demostrar la validez de una reclamación sin ofrecer más información sobre la propia reclamación".

El investigador jefe, Sébastien Philippe, y sus colegas, establecieron un protocolo que pone en manos de un inspector una herramienta de verificación que "no contiene información sobre la imagen de un objeto".

Los expertos situaron un objeto de estudio (que podría tratarse de una cabeza nuclear) entre una fuente de neutrones y un detector de emulsiones, lo que reproduce una "huella" o "radiografía" del objeto a partir de las burbujas aparecidas en la emulsión.

La herramienta de verificación está dotada con un "sistema de distribución de burbujas complementario" generado por una "muestra de referencia".

"De esta manera, una coincidencia positiva está representada por una señal completamente equilibrada, la cual no ofrece información útil al inspector, pero que confirma que el objeto de prueba es idéntico a la muestra de referencia", agregan.

https://noticias.terra.es/

Rusia: "El convoy humanitario de Alepo seguía una furgoneta de terroristas con morteros" (VIDEO) Publicado: 20 sep 2016 17:18 GMT | Última actualización: 20 sep 2016 19:18 GMT

https://actualidad.rt.com/actualidad/219253-convoy-humanitario-alepo-furgoneta-mortero

Marina de los EE.UU. buque de asalto anfibio lanza misiles Sea Sparrow de la OTAN

El buque de asalto anfibio de la clase Wasp USS Bonhomme Richard (LHD 6) dispara un misil Sea Sparrow durante un ejercicio de misiles el 18 de septiembre Foto: Marina de los EE.UU.

El buque de asalto anfibio de la marina de guerra estadounidense USS Bonhomme Richard (LHD 6) lanza el misil de la OTAN Sea Sparrow-tierra-aire para acoplarse a un avión no tripulado de destino durante un ejercicio de tiro de la flota.

El misil fue lanzado el 18 de septiembre frente a la costa del territorio estadounidense de Guam durante el ejercicio Valiant Escudo bienal.

Superior Jefe delControlman Joshua Patat , gerente de sistemas de combate de mantenimiento del Bonhomme Richard, dijo que el lanzamiento se llevó a cabo para poner a prueba las capacidades de defensa de la nave, así como habilidades 'para responder a una amenaza de misiles de crucero antibuque.

"Han pasado cinco años desde la última vez que disparamos nuestro sistema de la OTAN y es operado perfectamente", dijo Patat. "He visto cuatro lanzaOTAN  en mi carrera, y tengo que decir que este fue el mejor y más suave que he jamas visto. El avión no tripulado siguió su curso como se planificó.

http://navaltoday.com/2016/09

Como consiguió Shimon Peres la bomba nuclear con engaños y por qué la censura militar no quiere que los israelíes se enteren

richardsilverstein.com




Traducido del inglés para Rebelión por J. M.










El primer ministro David Ben Gurion con su principal ayudante, Shimon Peres. Al fondo el ministro de Defensa Moshe Dayan y el ayudante de Ben Gurion Teddy Kollek



Shimon Peres sufrió un grave ataque de apoplejía hace dos días y aunque su salud ha mejorado desde que entró en el hospital, a los 93 años está en el ocaso de su vida. Es adecuado hacer un balance de su legado como figura de una época que se extiende desde la fundación del Estado hasta nuestros días. No puedo pensar en otro político israelí activo con ese tiempo de servicio y tanto alcance en la historia. 

Cuando muera Peres toda una nación le llorará como a un padre fundador del Estado. Alguien que sirvió con fidelidad y diligencia durante casi siete décadas. Se derramarán reconocimientos. Los presentadores mostrarán imágenes históricas de él con su mentor político, David Ben Gurion, y salmodiarán solemnemente las obras del gran hombre. 
Resultado de imagen de Shimon Peres la bomba nuclear
Pero, como suele ser el caso en estos asuntos, la verdad está en otra parte. Peres comenzó su carrera como chico de los recados de Ben Gurion. Fue diligente e inventivo. Lo que el jefe necesitaba que se hiciera, Peres siempre encontró una manera de lograrlo. Con el tiempo se convirtió en su principal apoyo. Así es como se le asignó la tarea monumental de conseguir la bomba para Israel. Tal tarea no era nada fácil y requería gran determinación, creatividad, y hasta considerar el robo. Peres fue más que apto para la tarea. 

La versión no censurada de la historia, de Walla, describe el engaño de Peres que permitió eludir la prohibición del tratado internacional nuclear con Francia contra la venta de uranio a Israel. 

Casi desde el primer momento de la fundación del Estado de Israel Ben Gurion aspiraba a crear un arma nuclear. Veía esto como su dispositivo del día del juicio final. Sería el as que podría sacar de la manga si todas las cartas jugaban contra él. A pesar de que la fuerza estratégica real de Israel era bastante robusta, Ben Gurion indicaba lo contrario. En un famoso y reconocido episodio de la época se le ve mirado un mapa de Oriente Medio desplegado en la pared de su estudio mientras el líder exclamaba ante los que le rodeaban: "no pude pegar ojo la noche anterior a causa de este mapa. ¿Qué es Israel? Una pequeña y simple mota. ¿Cómo puede sobrevivir en medio de este mundo árabe?” 

Esto fue parte integrante de la estrategia israelí de mostrarse a sí mismo como la víctima eterna, la parte más débil de todos los conflictos que requiere apoyo moral y militar para evitar su destrucción. Nada de esto era cierto. Sin embargo, a raíz del Holocausto, el mundo sentía que no podía permitir la posibilidad de que ocurra nuevamente. Así fue como Israel se convirtió en el pequeño David frente al Goliat árabe a los ojos de gran parte del mundo a partir de 1948. 

A pesar de la creencia convencional de que las armas de destrucción masiva de Israel estaban destinadas a protegerlo de la destrucción inminente en caso de que sufriera una derrota catastrófica, la teoría es incorrecta, tanto en su totalidad como en parte. En verdad Israel nunca se enfrentó a una amenaza. Siempre mantuvo la superioridad militar sobre sus enemigos en todas las guerras desde 1948 hasta 1967 (y después). 

El verdadero objetivo de Ben Gurion de la obtención de armas nucleares era político. Quería asegurarse de que Israel nunca tendría que negociar en condición de inferioridad las ganancias que había obtenido en el campo de batalla. Quería un arma que pudiera enarbolar sobre las cabezas de cualquier enemigo y le permitiera asegurar que nunca tuviera que renunciar a todo lo que le pertenecía por derecho a Israel (en su mente, por lo menos). De esta manera la bomba de Israel le ha permitido rechazar prácticamente todas las iniciativas de paz ofrecidas a lo largo de todo el camino desde 1967. Los líderes de Israel sabían que EE.UU. nunca apostaría a que no iba a utilizar armas de destrucción masiva si tenía que hacerlo. Así, los presidentes estadounidenses ya tenían una mano atada a la espalda en este tipo de negociaciones. En un juego de cartas, cuando una de las partes tiene el as de picas en el bolsillo y todos los demás jugadores saben esto ya no es el mismo juego, ¿verdad? 

Los oponentes israelíes a la bomba 

Sería equivocado creer que Ben Gurion y Peres fueron agasajados por sus pares en su proyecto visionario. La oposición a una bomba israelí era fuerte y cruzó las líneas del partido. Entre los oponentes se hallaban el futuro primer ministro Levi Eshkol, Pinchas Sapir, Yigal Alon, Golda Meir y el líder en el desarrollo de armas de Israel Yisrael Galili. Incluso entonces el jefe de Estado Mayor Jaim Leskov se opuso a la bomba. El profesor Yeshayahu Leibowitz, a su manera típicamente profética, creó una ONG que llamaba a hacer de Oriente Medio una zona libre de armas nucleares (que se llama en hebreo "Comité Público para desmilitarizar Oriente Medio de armas nucleares"). Probablemente fue la primera llamada de este tipo en cualquier parte del mundo. De alguna manera resultó errónea. Creyó que por construir el reactor nuclear los enemigos de Israel se abstendrían de bombardearlo y destruirlo. Lebowitz predijo después que llamarían a Dimona "La locura de Shimon". 

La gran hipocresía que Peres empleó para conseguir lo que quería fue sorprendente. Jugó con la culpa del corazón de Alemania para obtener fondos para el proyecto de armas nucleares. Reclutó aArnon Milchan como agente encubierto para organizar una conspiración para robar el uranio altamente enriquecido del depósito de Estados Unidos donde estaba almacenado. Peres negoció con los franceses un complejo acuerdo para construir la planta de Dimona, que hasta hoy produce plutonio para las armas de destrucción masiva del arsenal de Israel. 

El director general del ministerio de Defensa viajó frecuentemente a Francia en aquellos días y enroló a toda la dirigencia política en la búsqueda de los acuerdos necesarios para construir la planta de Dimona. El mismo día que voló a Francia a firmar el acuerdo final el gobierno de París cayó. Aunque Ben Gurion consideró perdido el viaje de Peres éste se negó a darse por vencido. Se dirigió al renunciante primer ministro y le sugirió que adelantase la fecha del acuerdo para que pareciera que se había firmado antes de la renuncia. El líder francés estuvo de acuerdo. Y así, un audaz engaño salvó la bomba de Israel. Cuando tiempo después alguien preguntó a Peres cómo pensó que podía salirse con una estratagema tal, bromeó: "¿Qué son 24 horas entre amigos?" 

Peres facilitó el robo directo también. Si Israel hubiera tenido que esperar para producir el uranio altamente enriquecido que necesitaba para crear su propia bomba habría necesitado más años de los que esperó. Si podía adquirir el uranio por otros medios el proceso se aceleraría enormemente. Así es como el padre de la bomba israelí reclutó al futuro productor de películas de Hollywood Milchan para robar cientos de kilos de materiales nucleares de un almacén en Pennsylvania con la connivencia de funcionarios estadounidenses que eran judíos pro-Israel reclutados para la tarea. 

Roger Mattson ha publicado recientemente un libro sobre el tema, Stealing the Atom Bomb: How Denial and Deception Armed Israel [Robo de la bomba atómica: cómo la negación y la decepción armaron a Israel (N. de T.)] . Este artículo resume sus hallazgos. Entre ellos, están los de un grupo de científicos e ingenieros judíos estadounidenses fundadores de la empresa que probablemente desfalcó y transfirió a Israel material suficiente para fabricar seis bombas nucleares. Más tarde varios agentes de esta compañía fueron nombrados funcionarios nacionales en la Organización Sionista de América. Un fundador de la compañía luchó en la Haganah durante la guerra de 1948 y era un protegido del futuro jefe de inteligencia israelí Meir Amit. Figuras clave de la inteligencia de Estados Unidos llegaron a sugerir que la propia empresa fue establecida por la inteligencia israelí con el fin de robar los materiales y los conocimientos tecnológicos de Estados Unidos al servicio del proyecto de armas nucleares de Israel. Todo esto significa que los líderes de una de las organizaciones clave en el lobby de Israel ayudaron y encubrieron una enorme infracción en la seguridad nacional para que Israel tuviera la bomba. 

Si usted es partidario de Israel es probable que vea tales figuras como héroes. Si es así considere esto: Julius y Ethel Rosenberg fueron ejecutados en 1956 por hacer mucho menos daño al programa nuclear de Estados Unidos de lo que estos individuos hicieron. 

El lobby de Israel encubrió el programa de recaudación de fondos 

El proyecto de armas de destrucción masiva fue extraordinariamente caro. El nuevo Estado, cargado con enormes gastos para alimentar y dar vivienda a millones de nuevos inmigrantes, no tenía presupuesto para financiarlo. Ahí es donde Peres se dirigió a la diáspora de judíos ricos como Abe Feinberg para elevar de forma encubierta los fondos para la bomba israelí. Feinberg encabezó una campaña de recaudación de fondos que alcanzó los 40 millones de dólares, equivalentes a 260 millones de dólares de hoy. Feinberg también conspiró por medio de sus conexiones en el Partido Demócrata para que Israel obtuviera del presidente Johnson el derecho a negarse a firmar el pacto de no proliferación nuclear. 
Resultado de imagen de reactor se completó en 1960 y en 1967 Israel
El portal de noticias israelí Walla describe la brillante estratagema que Ben Gurion y Peres urdieron para atraer a Francia como aliado de Israel en el esfuerzo para hacer una bomba. Se inició en 1956 en una reunión secreta en una villa francesa fuera de París con un contingente británico y francés de alto nivel. Los objetivos de los franceses y británicos estaban alineados con los de Israel, pero no por completo. Los británicos y franceses querían dar al nuevo líder agitador de Egipto, Gamal Nasser, un castigo por la nacionalización del canal de Suez y ofrecer ayuda a la resistencia argelina. Tramaron un plan para atacar a Nasser y repartirse los activos estratégicos de Egipto. Israel estaba contento de compartir esa cabalgata. Pero tenía un objetivo propio: obtener apoyo europeo para su producto nuclear. 

Después de conseguir de Ben Gurion la venia para proseguir, Peres se acercó a sus homólogos franceses y anunció un acuerdo israelí para unirse al ataque, que más tarde se conoció como “Operación Kadesh”. Pero les dijo que Israel había enfrentado mayor peligro en la empresa que cualquiera de los británicos o franceses. Si Israel perdía, su existencia podría verse amenazada. Por eso era necesaria un arma estratégica que podría impedir su aniquilación en caso de una derrota desastrosa. 

A medida que se desarrollaban las negociaciones con los franceses éstos advirtieron a los israelíes de que tenían prohibido venderles uranio en virtud de acuerdos internacionales. A Peres se le ocurrió una solución típicamente brillante y tortuosa: "No nos lo vendan, préstenoslo", dijo. "Se lo devolveremos después de que se complete la misión". Así comenzó el verdadero esfuerzo para construir una bomba israelí. El reactor se completó en 1960 y en 1967 Israel tuvo su primera arma nuclear primitiva para usar en caso de que perdiera la guerra de 1967. 

Por alguna extraña razón el censor militar israelí desaprobó que Walla hablara del "engaño" de Peres con respecto a la alteración de la fecha del acuerdo nuclear franco-israelí. En la versión censurada no se encontrará ninguna referencia a eso. Tampoco se encontrará la historia de la sugerencia de Peres para que los franceses "prestasen" el uranio a Israel, ya que era ilegal la venta del mismo. Mi conjetura es que con la desaparición de Peres probablemente prefieran no manchar la reputación del viejo más de lo necesario. Lo cual plantea la pregunta: ¿por qué un censor se presta a proteger la reputación de los políticos israelíes en lugar de proteger la seguridad del Estado, que es su supuesta misión?

Fuente: