Google+ Followers

sábado, 24 de mayo de 2014

Rusia tendrá para 2016 un cohete sofisticado para el caza de quinta generación

© RIA Novosti Valeriy Melnikov

La Corporación de Misiles Tácticos de Rusia (TRV, por sus siglas en ruso) anunció que para el año 2016 planea crear la última modificación de los misiles de aviones para el caza ruso de quinta generación.


El desarrollo de los prototipos se realiza dentro del periodo establecido; es decir, para el año 2016 todo debe estar preparado 
"Tenemos relaciones muy estrechas con la compañía aeronáutica Sujói; concretamente, se ha creado un grupo de trabajo conjunto. Ya se han acordado todos los protocolos de intercambio de información, el desarrollo de los prototipos se realiza dentro del periodo previsto. Es decir, para el año 2016 todo debe estar preparado", dijo el director de la corporación TRV, Borís Obnósov, agregando que se trata de la última modificación del misil de la aviación X-74m2. 

"Es un trabajo duro, la intensidad de la prueba es muy alta", señaló Obnósov durante la exposición Kadeks 2014. 

Además, hoy mismo la directiva de TRV anunció que planea crear para 2020 el primer prototipo de misil hipersónico ruso, cuyo proceso de creación "requiere serios avances científicos y técnicos, pruebas exhaustivas y formación de personal" entre otros, advirtió Obnósov.


Rusia retoma el programa de adiestramiento de delfines con fines militares


MOSCÚ, 26 (EUROPA PRESS)

Las autoridades rusas han aprobado impulsar el programa de adiestramiento de delfines y leones marinos con fines militares en las instalaciones construidas para tal fin en el puerto de Sebastopol, en la Crimea ucraniana anexionada por Rusia, una iniciativa que data de la década de la década de 1960.

Los delfines son adiestrados para patrullar en aguas abiertas y atacar o señalizar objetivos de interés militar tales como minas colocadas en el fondo marino o combatir las incursiones de buzos. Los sistemas de sónar convencionales no están preparados para detectar la presencia de estosanimales.

El programa se creó durante la Guerra Fría y se centró en el Oceanarium de Sebastopol, entonces en la Unión Soviética. Estados Unidos cuenta con unas instalaciones similares en el puerto de San Diego (California) igualmente diseñadas para adiestrar a delfines con fines militares.

Con el fin de la Guerra Fría, el Oceanarium pasó a ser responsabilidad de Ucrania, que lo redirigió para fines civiles como la terapia con niños discapacitados. Ahora, tras la anexión de Crimea por parte de Rusia, será reorientado hacia su fin original militar.

"Los ingenieros del Oceanarium están desarrollando nuevos instrumentos para nuevas aplicaciones e impulsar la eficacia operativa de los delfines", ha explicado un trabajador del centro en declaraciones bajo condición de anonimato a la agencia de noticias rusa RIA Novosti. El trabajador ha asegurado que el equipo con el que trabajan los delfines está obsoleto.

"Nuestros expertos han desarrollado nuevos dispositivos que permiten convertir en señales los objetivos detectados por el sónar de los delfines, pero la Marina Ucraniana no tenía los fondos necesarios y se han cerrado algunos proyectos", ha añadido al tiempo que ha expresado su esperanza de que la Marina Rusa apoye estas iniciativas.

(EuropaPress)