Google+ Followers

jueves, 4 de diciembre de 2014

Japón aplaza lanzamiento de explorador de asteroide



La compañía Mitsubishi Heavy Industries, Ltd. y la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) anunciaron hoy que lanzarán su explorador de asteroides de segunda generación Hayabusa 2 el 3 de diciembre.

"Realizaremos el lanzamiento del Vehículo de Lanzamiento H-IIA No. 26 con el Explorador de Asteroides 'Hayabusa 2' a bordo desde el Centro Espacial Tanegashima a las 1:22:04 p.m. del 3 de diciembre (miércoles) de 2014 (hora estándar de Japón)", señala un comunicado publicado hoy en el sitio de internet de JAXA.

La agencia espacial japonesa anunció el domingo que el lanzamiento del explorador de asteroides "Hayabusa 2" programado para el lunes estaba siendo reprogramado para el miércoles debido a las condiciones climáticas.

"Para el momento programado anteriormente, (el lunes) 1 de diciembre de 2014, se pronostica viento fuerte que supera las restricciones climáticas alrededor de la plataforma de lanzamiento", declaró JAXA.

JAXA pretende aterrizar al Hayabusa 2 en un asteroide que orbita entre la Tiera y Marte. El explorador está listo para ser lanzado por un cohete H-2A desde el Centro Espacial Tanegashima en la prefectura de Kagoshima, suroeste de Japón.

El Hayabusa 2 se embarcará en una jornada de seis años para recolectar muestras de un asteroide llamado 1999 JU3. Los científicos esperan que la misión dé luz sobre los orígenes del sistema solar y la vida en la Tierra.

Los osos pardos regresan a la Zona de Exclusión de Chernobyl






Los osos pardos regresan a la Zona de Exclusión de Chernobyl


Fuente:agencias

Chernobyl,03/12/2014(El Pueblo en Línea)-Científicos dicen haber obtenido la primera evidencia fotográfica de la presencia de osos pardos en la Zona de Exclusión de Chernobyl (CEZ, por sus siglas en inglés).

Tras la explosión de abril de 1986 –descrita como uno de los peores accidentes de la historia en una planta nuclear- se evacuaron a más de 110.000 personas y se estableció una zona de exclusión en un radio de 30 kilómetros, alrededor del reactor nuclear dañado.

Desde hace más de un siglo que no se veían osos pardos en la zona, a pesar de que se han descubierto signos de su presencia.

En octubre, una de las cámaras grabó a un oso.

Los investigadores grabaron estas imágenes con la ayuda de cámaras ocultas, como parte de un proyecto que evalúa el impacto de la radioactividad en la vida silvestre.

"Investigamos bajo la premisa de que al sacar a la gente de la zona y disminuir la presión humana, los animales aprecian que en el corredor de exclusión no existen los peligros que plantea la presencia de humanos", explicó el líder del proyecto Mike Wood, de la Universidad de Salford..

El área ha servido como una fuente invaluable de información para la investigación sobre el impacto de la contaminación radioactiva.

El proyecto de Wood es parte de un programa de investigación de cinco años llamado Transferencia, Exposición, Efectos (Tree, por sus siglas en inglés), que busca "reducir la incertidumbre a la hora de estimar los riesgos para los humanos y la vida silvestre asociados con la exposición a la radioactividad y reducir el conservadurismo en el cálculo de riesgos".

La mayor parte del trabajo de campo será llevada a cabo dentro de la zona de exclusión.

"Existen modelos para predecir la exposición a la radiación pero estiman de una manera muy mecánica, comprendemos que los animales interactúan con el medioambiente de forma diferente", señala Wood.

"(Los animales) tienen preferencias por determinados hábitats, algunos quieren estar más cerca de un río mientras que otros prefieren estar en medio de un bosque. Las preferencias en relación al hábitat y a la comida cambian la forma en la que los animales interactúan con la contaminación".

Para entender qué animales y especies se pueden encontrar en la actualidad en la zona de exclusión, el equipo identificó tres áreas: de poca, media y alta contaminación.

Cada área tiene un radio de 5 Km. En cada una se seleccionaron 84 locaciones al azar, donde se instalaron las cámaras.

El equipo se centrará en los mamíferos más grandes.

"Lo que tenemos que hacer cuando programamos las cámaras es despejar un poco la zona para poder fotografiar a los animales que pasan por allí", explica Wood.

"Si no cortamos el pasto, nunca podremos ver pasar a zorros o liebres".

Una vez completada esta fase de la investigación –ver qué animales hay allí y en qué cantidad- los científicos seleccionarán una especie en particular para seguirla de cerca.

A estos animales se les pondrá un collar con GPS para seguir sus movimientos por la zona de exclusión a lo largo de un año y registrar la dosis exacta de radiación a la que estarán expuestos.

Según Wood, esto no solo les permitirá probar modelos predictivos sobre las resultantes a la exposición de la radiación, sino también hacer estudios directos sobre la relación entre la exposición a la radiación en un terreno real y sus efectos en el sujeto.

EEUU podría cooperar con Rusia en el mantenimiento de helicópteros para Afganistán


© Photo Russian Helicopters
10:47 04/12/2014
Moscú, 4 dic (Sputnik).


EEUU podría continuar cooperando con Rusia en un programa de mantenimiento de helicópteros para Afganistán que fue suspendido por la OTAN a raíz de la crisis en el este de Ucrania.

Según se desprende de la Ley de Autorización de la Defensa Nacional de EEUU para 2015 aprobada la víspera, Washington podría necesitar la ayuda rusa en el mantenimiento de helicópteros.

La norma prevé el embargo a la "cooperación militar entre EEUU y Rusia a excepción de necesidades críticas de la parte estadounidense en el ámbito de la seguridad".

Otra ley de financiación del Departamento de Defensa de EEUU introduce la prohibición de cerrar acuerdos con el principal exportador ruso de armamento, Rosoboronexport, con la "renuncia limitada al mantenimiento de los helicópteros afganos".



El embajador ruso ante la Alianza, Alexandr Grushkó, advirtió con anterioridad que sin los helicópteros rusos el ejército afgano "será incapaz de controlar la situación militar en el país".

Rusia y el Pentágono firmaron tres acuerdos de suministro de más de 70 helicópteros Mi-17V5 a Afganistán. Estos suministros no se han visto afectados a causa de las sanciones impuestas por EEUU contra Rusia.

Rusia sigue suministrando piezas de helicópteros para las fuerzas afganas. También, varios especialistas de Afganistán reciben formación en Rusia.

A inicios de abril las cancillerías de los países miembros de la OTAN suspendieron toda la cooperación civil y militar con Rusia a raíz de la postura del país eslavo en el conflicto ucraniano y la adhesión de Crimea.

n los suburbios cercanos a la escuela estrelló MiG-29



11:24, 04 de diciembre 2014 Interfax


En Moscú se estrelló un MiG-29 . De acuerdo con los datos de la Vida Noticias, el avión se estrelló a un centenar de metros de la escuela en la aldea Chemodurova. "Interfax", informa que los MiG se estrelló en un campo. De acuerdo con los datos de RIA Novosti, el avión realizaba  un vuelo de entrenamiento.

Ambos pilotos fueron  eyectados, pero resultaron gravemente heridas, de acuerdo a la Vida Noticias y RIA Novosti. Ellos fueron hospitalizados. De acuerdo a "Interfax", uno de los pilotos no recibió lesiones.

En el suelo, nadie resultó herido.

Según el Ministerio de Defensa ruso se estrelló avión "fue operado por pilotos de prueba compañía de aviación. " Según datos preliminares, el MiG-29UB pertenecía Aircraft Corporation "MiG".

MiG-29 cayó un centenar de metros del edificio de la escuela en Moscú / NEWSRU2029

Posible causa de los índices de siniestralidad, según los representantes de los servicios de emergencia cerca de Moscú, podría ser la falla del equipo.


 http://lifenews.ru/news/146349

La carrera espacial terminó pero la alegría rusa por los problemas de los cohetes norteamericanos aumenta


Traducción publicada el 4 Diciembre 2014 6:00 GMT




Imágenes editadas por Kevin Rothrock.

Antes de que se disipara por completo el humo del fracasado lanzamiento del cohete de carga Antares el 28 de octubre en Virginia, una gran cantidad de medios rusos, blogueros nacionalistas y usuarios habituales de RuNet estaban radiantes de orgullo nacional. Los norteamericanos lo habían arruinado, y en el campo de los cohetes espaciales, donde el orgullo patriótico ruso es especialmente intenso.

Los medios rusos revelaron pruebas de que los componentes del cohete Antares no eran rusos, aunque el misil lleva un motor NK-33 fabricado en Rusia, modificado por diseñadores norteamericanos y ucranianos. La cadena rusa RT consiguió críticas en línea, pues los usuarios de los medios sociales señalaron que el canal de noticias describió al Antares como un “cohete ruso-norteamericano” en 2013, luego de numerosos lanzamientos exitosos, pero de repente lo llamó un misil “norteamericano-ucraniano”, cuando explotó.

Un usuario de Twitter escribió:


Esas basuras hipócritas trabajan en RT. El cohete es lanzado con éxito—es ruso. Explota al ser lanzado—es ucraniano
[Titular a la izquierda: “Lanzamiento del cohete ruso-norteamericano 'Antares' hacia la Estación espacial internacional completado con éxito.” Titular a la derecha: “El cohete norteamericano-ucraniano de carga Antares explotó a segundos del despegue en el estado de Virginia.”]

En cierto sentido, el fallido lanzamiento del cohete norteamericano reavivó el orgullo de la era soviética por el programa espacial ruso. Aunque presumiblemente fue planeado con anterioridad, Rusia reveló su logo para la Copa del mundo 2018 a bordo de la Estación espacial internacional, días después de la explosión del Antares.

El usuario de Twitter Dmitri Rogozhin comparó el fracaso del Antares en EE. UU. con el exitoso lanzamiento del Soyuz-2.1a ruso unos pocos días después. Atribuyendo la culpa por la explosión del Antares a una relación envenenada entre Kiev y Washington, Rogozhin bromeó:


Los EE. UU. envían a Ucrania barras defectuosas para plantas de energía nuclear y reciben a cambio motores defectuosos para cohetes. ¡Qué amistad!
[El texto de la imagen dice, "Cómo ellos enviaron carga a la Estación espacial internacional...EE. UU. / Ucrania (Antares) … Russia (Soyuz-2.1a)."]
 
 
https://es.globalvoicesonline.org

Viktor Orban, primer ministro húngaro y nuevo rostro del Enemigo según Washington por F. William Engdahl



La negativa del primer ministro húngaro Viktor Orban y de su partido, Fidesz, a unirse a la nueva guerra fría que Estados Unidos y Europa han iniciado contra Rusia –negativa que concretó primeramente al aceptar que el gasoducto paneuropeo South Stream pase por Hungría y que reafirmó con su enérgica política hacia los bancos y las compañías extranjeras del sector energético– ha puesto a sonar todas las alarmas en las capitales occidentales. Para F. William Engdahl, la cuestión que ahora se impone es la siguiente: ¿Será Hungría el próximo blanco de un intento de cambio de régimen financiado por Estados Unidos y la Unión Europea?
Red Voltaire | Fráncfort (Alemania) | 27 de noviembre de 2014
italianoEnglishDeutschčeštinaPortuguêsfrançais

Serguei Lavrov, ministro ruso de Relaciones Exteriores (a la izquierda), y Viktor Orban, primer ministro de Hungría (a la derecha), durante un encuentro en Budapest.© RIA Novosti/Eduard Pesov

Hace algún tiempo que Hungría y su primer ministro nacionalista y populista Viktor Orban están en el colimador de las élites políticas de Washington. Pero, ¿cuál es el pecado del señor Orban? Simplemente no haber bajado la cabeza ante los dictados, a menudo destructivos, de la Comisión Europea y tratar de definir una identidad nacional húngara. Pero el más grave de sus pecados es sin dudas su creciente acercamiento a Rusia y su desconfianza hacia Washington, que se han materializado en un acuerdo concluido con Gazprom para que pase por Hungría el gasoducto South Stream, que debe conectar a Rusia con los países de la Unión Europea.

El propio Orban ha recorrido un largo camino político desde 1998, el año en que se convirtió en primer ministro de Hungría, uno de los dos más jóvenes que han resultado electos para ese cargo en ese país. En aquel entonces, y a pesar de la oposición de Rusia, Viktor Orban supervisó la entrada de Hungría en la OTAN –al mismo tiempo que las de Polonia y la República Checa– y en la Unión Europea.

Durante aquel mandato de primer ministro, en una época en que la Unión Europea era mucho más próspera que ahora, Orban redujo los impuestos, abolió el pago de inscripción en la universidad para los alumnos aventajados, aumentó las ayudas financieras a las madres y atrajo a los industriales alemanes con una fuerza de trabajo barata. Entre sus «consejeros» estadounidenses figuraba James Denton, vinculado a Freedom House, una ONG de Washington implicada en las revoluciones de colores [1]. Orban era entonces el niño mimado de los neoconservadores de Washington. En 2001 recibió el «Premio de la Libertad» [2] del neoconservador American Enterprise Institute [3].

En 2012, después de haber pasado 6 años en la oposición, Orban logró regresar. Y lo hizo con una importante mayoría obtenida con el Partido Húngaro de Unión Civica (conocido como Fidesz). De hecho, el Fidesz tenía el 68% de los escaños del parlamento, lo cual le garantizaba la mayoría necesaria para modificar la Constitución y adoptar nuevas leyes, y no dudó en hacerlo. Irónicamente, viendo la paja en el ojo ajeno e ignorando la viga en su propio ojo, la administración Obama y el Parlamento Europeo criticaron a Orban afirmando que había dotado al Fidesz de un poder excesivo. Daniel Cohn-Bendit y los Verdes europeos acusaron a Orban de tener como modelo la Venezuela del presidente Hugo Chávez [4].

El verdadero problema era que Orban no seguía el manual de la Unión Europea para políticos obedientes. Y Bruselas comenzó a demonizar al Fidesz y a Orban, presentando al primero como la versión húngara del Partido Rusia Unida y al propio Orban como el Putin magiar. Eso era en 2012.

Ahora la situación se hace realmente preocupante para los atlantistas y la Unión Europea ya que Orban está haciendo caso omiso ante las exigencias europeas para que interrumpa la construcción del gran gasoducto ruso South Stream. Mapa del proyecto de gasoducto ruso South Stream, destinado a hacer llegar el gas natural ruso hasta Europa a través del Mar Negro.

El gasoducto ruso South Stream y el gasoducto germano-ruso North Stream garantizarían a los países de la Unión Europea el abastecimiento de gas sin tener que pasar por el conflictivo territorio de Ucrania, algo a lo cual Washington se opone con todas sus fuerzas… por razones evidentes.

En enero de 2014, el gobierno del señor Orban anunció un acuerdo financiero por valor de 10 000 millones de euros con la Sociedad Nacional Energía Nuclear de Rusia para renovar la única central nuclear de Hungría, en la región de Paks, instalación de tecnología rusa y construida en tiempos de la Unión Soviética [5].

Ese anuncio llamó la atención en Washington. Lo mismo sucedió durante el verano de 2014, cuando Orban criticó a Estados Unidos observando que ese país había fracasado en resolver la crisis financiera mundial… provocada precisamente los propios bancos estadounidenses. En esa ocasión Orban elogió además a China, Turquía y Rusia, considerándolos como modelos más positivos. En términos bastante cercanos de los que yo mismo he utilizado a menudo, Orban declaró que las democracias occidentales


«corren el peligro, en los próximos años, de resultar incapaces de conservar su competitividad y parecen condenadas a la decadencia si no logran transformarse profundamente.» [6].

No contento con lo anterior, Orban logró además liberar a Hungría de varias décadas de catastrófica tutela del Fondo Monetario Internacional (FMI). En agosto de 2013, el ministro húngaro de Economía declaró que, mediante una «política monetaria disciplinada», había logrado pagar los 2 200 millones de dólares que Hungría le debía al FMI. ¡Fin de las privatizaciones impuestas y de las condiciones exorbitantes que exige el FMI! El presidente del Banco Central húngaro exigió entonces al FMI el cierre de todas sus oficinas en Budapest. Además, al igual que en Islandia, el Fiscal General de Hungría emprendió acciones legales contra los tres primeros ministros de los gobiernos anteriores por haber hundido la nación en un nivel de endeudamiento de proporciones criminales, precedente que no podía dejar de provocar sudores fríos en varias capitales, así como en Washington y en Wall Street [7].

Pero la más fuerte de todas las alarmas fue la que comenzó a sonar cuando Orban y el Fidesz dieron, al mismo tiempo que sus vecinos austriacos, luz verde a la construcción del gasoducto ruso South Stream sin tener en cuenta las protestas de la Unión Europea, que afirmaba que ese proyecto iba en contra de sus leyes. «Es lebe die österreichisch-ungarische Energiemonarchie!» (¡Viva la soberanía energética austro-húngara!), proclamó Orban en un encuentro con Horst Seehofer, ministro-presidente de Baviera, el 6 de noviembre en Munich [8].

Eso fue suficiente para que las élites estadounidenses dieran de inmediato la alerta. El New York Times, celoso sostén del establishment, publicó en primera plana un editorial titulado «El peligroso deslizamiento de Hungría», donde podía leerse:


«El gobierno del primer ministro húngaro Viktor Orban se desliza hacia el autoritarismo y desafía los valores fundamentales de la Unión Europea, y todo el mundo se lo permite.»

En los siguientes términos revelaba el New York Times la verdadera razón del pánico reinante en Washington y Wall Street:


«Una vez más Hungría ha dado prueba de su desprecio por la Unión Europea al adoptar, el pasado lunes, una ley que autoriza el paso del gasoducto ruso South Stream a través del territorio húngaro. Esta nueva ley es una violación flagrante de la orden impartida en septiembre pasado por la Unión Europea a todos sus miembros de rechazar la construcción de South Stream y de las sanciones económicas impuestas por la Unión Europea y Estados Unidos en contra de Rusia como consecuencia de sus acciones en Ucrania. En vez de protestar tímidamente contra esas medidas antidemocráticas, la Unión Europea haría mejor ordenando también sanciones contra Hungría. Y Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, debería utilizar su poder para obligar al señor Navracsics a dimitir.» [9]

[El húngaro] Tibor Navracsics acaba de ser nombrado comisario europeo a cargo de Educación, Cultura, Juventud y Deportes y todavía estamos buscando qué vínculo puede tener esa función con la construcción de gasoductos.

Y ahora no habrá que asombrarse cuando veamos a la National Endowment for Democracy [10] y las serviciales ONGs financiadas por Estados Unidos hallar una buena excusa para organizar manifestaciones contra el partido Fidesz y el primer ministro húngaro Viktor Orban para castigarlos por el imperdonable crimen que han cometido: tratar de liberar a Hungría de la situación demente que Estados Unidos ha creado en Ucrania.
F. William Engdahl Fuente
Kopp (Alemania)