Google+ Followers

jueves, 24 de diciembre de 2015

FELIZ NAVIDAD

Desde este espacio, quiero desearos que paséis una feliz Nochebuena
Vosotros, los seguidores y las fuentes, hacéis posible que año tras año, siga con este humilde espacio, y por ello les deseo que encontréis toda la felicidad en compañía de todos vuestros seres querido.

Por si mañana no nos vemos.


Muchas felicidades y gracias

Ramadi: ¿El comienzo del fin de EI?



Tropas iraquíes emprendieron una operación para reconqusitar Ramadi. La ciudad juega un papel importante en la historia de EI y su derrota allí tendría un gran significado simbólico.



Ver el video01:15

Ejército iraquí entra en Ramadi


El premier iraquí, Haidar Al-Abadi, se mostró resuelto. Afirmó que “cada centímetro” de territorio iraquí será recuperado, aludiendo a la ofensiva para expulsar a la fuerzas de Estado Islámico (EI) de la ciudad de Ramadi, ubicada unos 110 kilómetros al oeste de Bagdad (ver localización en el mapa).

Si se logra la reconquista, sería un triunfo de gran valor simbólico para las tropas iraquíes, porque Ramadi es la capital de la provincia de Al Anbar, región en la que EI sentó cabeza hace casi dos años. Allí, en el “Triángulo sunita”, se sirvió de las tensiones entre la población sunita el gobierno de entonces -encabezado por Nuri al-Maliki y dominado por los chiítas-, al que acusaba de conculcar sus derechos. Sus protestas fueron reprimidas por tropas gubernamentales, a veces en forma brutal, lo que llevó a muchos sunitas a acercarse a EI.

La población civil

Entretanto, la relación de la población con EI ha cambiado. Las grandes tribus de la zona se han distanciado de los terroristas, indica Ali Abi Firas, del portal estadounidense de investigación e información IHS. Ahora, todo dependerá del valor que el ejército asigne a la protección de los civiles en la reconquista de la ciudad, ya que parte de la población es retenida allí por EI para usarla como “escudo humano”.

Pese a sus vehementes intentos, el sucesor de Al-Maliki, Al Abadi, no ha logrado reconciliar a los sunitas con el Estado ni con el gobierno. Probablemente esa sea también una de las razones por las que la conducción de la operación se asignó al Servicio Antiterrorista Iraquí (ICTS), cuyos orígenes se remontan a la época de la invasión estadounidense y que entretanto tiene casi el rango de un ministerio. Allí donde las Fuerzas Armadas iraquíes no avanzaban en la lucha contra EI, ha saltado a la brecha el ICTS, considerado el organismo de seguridad más efectivo de Irak, según un estudio delthink tank “Brookings Institution”.

Su tarea consistirá también en mantener en vereda a las milicias chiítas que participan en la reconquista de Ramadi, si bien en segunda fila. Dichas milicias han respaldado en los últimos meses al desmoralizado ejército iraquí, pero se han destacado por un proceder brutal contra civiles sunitas.

Civiles comenzaron a abandonar Ramadi ya en noviembre.

¿El ocaso del EI?

Si se consigue expulsar de Ramadi a Estado Islámico, el área bajo su control se reduciría aún más. Según un estudio del portal IHS, la organización terrorista perdió en 2015 el 14 por ciento de su territorio en la zona de la frontera sirio-iraquí. El declive de EI podría proseguir en Irak. Y eso tendría amplias consecuencias, según Abi Ali Firas, ya que EI no distingue entre las bases espirituales y seculares del Estado. “Desde el punto de vista de EI, aumentar su dominio territorial significa al mismo tiempo fundamentar su legitimidad”, explica el analista.

A largo plazo, las cosas podrían ponerse difíciles para Estado Islámico también en otros ámbitos, ya que la ONU emitió la semana pasada una resolución dirigida a cortar las fuentes de financiamiento de los yihadistas. Además, la organización terrorista ya casi no cuenta con simpatías en la región. Un 89 por ciento de los árabes rechaza a EI y su ideología, de acuerdo con un estudio del “Arab Center for Research & Policy Studies” recientemente publicado. Solo un tres por ciento manifestó una postura muy proclive a Estado Islámico.


http://www.dw.com/es/ramadi-el-comienzo-del-fin-de-ei/a-18936550

ONGs: bombas de racimo son usadas en Siria



Según organizaciones humanitarias, el Ejército ruso utiliza en Siria gran cantidad de bombas de racimo. Éstas están proscritas internacionalmente, pues sobre todo afectan a la población civil.


La intervención rusa en Siria se cobra muchas vidas. Desde que comenzaron sus ataques en septiembre han muerto por lo menos 2132 personas. Así lo informa el Observatorio de Derechos Humanos Sirio. Aunque sus datos no son verificables, la organización –con sede en Londres- cuenta con credibilidad.

Llama la atención la clasificación de las víctimas. Según el Observatorio, en los ataques rusos han muerto 598 soldados del “Estado Islámico” y 824 miembros del Frente Al-Nusra. También 710 civiles, entre ellos 161 niños y 104 mujeres.



Potenciales crímenes de guerra

Estas cifras apoyan indirectamente las acusaciones de Amnesty International (AI). Ésta afirma que el Ejército ruso echa bombas y bombas de racimo sobre regiones densamente pobladas.

AI habla de cientos de víctimas civiles. “Regiones de población civil donde no hay objetivos militares e incluso instalaciones médicas han sido bombardeadas. Las consecuencias han sido muertos y heridos civiles. Este tipo de ataques son potenciales crímenes de guerra”, afirma Philip Luther, encargado de AI para Cercano Oriente.

El arma proscrita

Las bombas de racimo están proscritas en unos 100 países. En 2005 Bélgica fue el primero en prohibirlas, dos años después le siguió Austria. En mayo de 2008 se negoció en Dublín la convención contra las bombas de racimo. Entretanto 97 Estados la han ratificado, otros 20 la han suscrito. Estados Unidos, Rusia, India y China no la han firmado.

Este tipo de bombas se lanza sin control; con ella no se ataca a un enemigo identificado sino a todo ser viviente que se encuentre en la zona. Las bombas de racimo se lanzan desde aviones, con artillería; también se encuentran en las ojivas explosivas de los misiles de crucero.

A determinada altura un dispositivo libera hasta 200 pequeñas bombas que pueden alcanzar con su carga explosiva varios cientos de hectáreas. Que esto afecte especialmente a la población civil se acepta, concientemente, como un daño colateral.

Un 40% de este tipo de bombas no explotan al caer al suelo y son la causa de innumerables víctimas durante e, incluso, después de la guerra. Su efecto es semejante al de la minas antipersonales. Las bombas más modernas disponen de un mecanismo de autodestrucción que reduce potencialmente el número de víctimas.

Amplio uso

En la Segunda Guerra Mundial, tanto Alemania como los Aliados, las utilizaron por primera vez. Después de ello han sido utilizadas en casi todos los conflictos. En los años 60 y 70 en Camboya y Vietnam, en el Sáhara Occidental y en el Líbano. Irak las utilizó en la década de los 1980 contra Irán.

En la Guerra del Golfo, después de la invasión del Kuwait, Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña tiraron unas 61.000 bombas de este tipo. Después del 2000, se han utilizado sobre todo en Afganistán, Iraq, Líbano y Sudán. Las últimas han caído en Ucrania, en Siria y en Yemen.

“No a la bombas de racimo”

Las heridas por bombas de racimo suelen ser severas. La iniciativa “No a las bombas de racimo” documentó el caso del iraquí Wahid. Tenía nueve años cuando, poco después de la Segunda Guerra del Golfo, caminaba con su hermano y vio brillar una de las cabezas explosivas de una bomba de racimo. Al levantarla explotó. Le voló la mano derecha, le amputó tres dedos de la izquierda, le perforó el cuerpo con esquirlas metálicas. Sobre todo su rodilla, el pie izquierdo, el torso y la cabeza.

A pesar de la Convención de Dublín se siguen empleando. Desde julio de 2014, según organizaciones de la sociedad civil que monitorean su utilización, se han usado en Libia, Siria, Sudán y Yemen. Ninguno de estos países ha firmado el convenio. La mayoría de las víctimas son sirias. Allí, entre 2012 y 2014, hubo 1968 víctimas de este tipo de bombas. Las cifras para el 2015 no se conocen aún.


http://www.dw.com/es/ongs-bombas-de-racimo-son-usadas-en-siria/a-18937527

Rusia: "Las informaciones de AI sobre los ataques rusos contra civiles en Siria son falsas"




Este jueves, la responsable del departamento de prensa de la Cancillería rusa, María Zajárova, ha ofrecido una rueda de prensa, en la que ha tachado de "falsa" la información de Amnistía Internacional (AI) que indicaba que Rusia ha realizado ataques contra la población civil de Siria.

"Los materiales utilizados no se pueden calificar como datos reales. Vemos un enfoque politizado, una elaboración constante de información con supuestas imágenes y documentos que, incluso sin realizar un análisis profesional en profundidad, son evidentemente falsos", ha afirmado Zajárova.

Este miércoles, el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, el general Ígor Konashénkov, aseguró que las acusaciones de la ONG Amnistía Internacional no tienen fundamentos sólidos y están basadas en información falsa, dudó de la veracidad de sus fotografías aéreas e invitó a los activistas a que revelen sus fuentes.


R

Moscú ha negado en repetidas ocasiones los informes sobre víctimas civiles y los ha tachado de "guerra informativa". En varias ocasiones, Rusia ha recalcado que su aviación solo lanza ataques aéreos puntuales contra las posiciones de los terroristas del Estado Islámico y del Frente Al Nusra.

En particular, el 22 de octubre el Ministerio de Defensa ruso calificó de "fantasía" la acusación de EE.UU., debido a que el coronel Steve Warren, representante del Pentágono, no pudo facilitar pruebas cuando aseguró que "aparentemente, Rusia emplea bombas de racimo en regiones donde pueden encontrarse civiles".

El 30 de septiembre, Rusia puso en marcha su operación antiterrorista en Siria a petición del presidente del país, Bashar al Assad. Según el presidente ruso, Vladímir Putin, esa operación debería allanar el camino para que el Ejército sirio pudiera desarrollar ofensivas terrestres contra los yihadistas.

https://actualidad.rt.com/actualidad

Aviones rusos destruyen campo de entrenamiento dirigido por turcos en Idleb






Aviones rusos han llevado a cabo 302 salidas atacando 1.093 objetivos terroristas en Siria en los pasados seis días, señaló un portavoz del Ministerio de Defensa el miércoles.

“Aviones del grupo del aire ruso en la República Árabe Siria han llevado a cabo 302 misiones y atacado 1.093 objetivos terroristas en las provincias de Idleb, Alepo, Deir Ezzor, Hama y Homs entre el 18 y el 23 de diciembre”, dijo el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Monashenkov, preguntado por la agencia Sputnik.

Él añadió que la aviación rusa ha destruido un campo de entrenamiento de terroristas en la provincia de Idleb donde entrenaban cientos de terroristas, incluyendo ciudadanos de los países ex soviéticos.

“Bombarderos rusos S-34 han destruido un campo de entrenamiento de terroristas en la provincia de Idleb. Un gran grupo de experimentados instructores de países vecinos (Turquía) estaban estacionados en el campo. La mayoría de terroristas que recibían instrucción en él procedían de Turquía y muchos de ellos eran ciudadanos de repúblicas ex soviéticas.

Además, los aviones Su-34 destruyeron dos grandes depósitos de combustible y decenas de puntos de abastecimiento, añadió.

El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, afirmó recientemente que es necesario cerrar la frontera turco-siria al paso de terroristas y armas.


http://www.almanar.com.lb/spanish/