Google+ Followers

domingo, 19 de marzo de 2017

Israel mata a comandante sirio en ataque con avión no tripulado



La foto facilitada por la Fuerza de Defensa Nacional de Siria sobre el ataque israelí a un vehículo que resultó en la muerte de uno de sus miembros, 19 de marzo de 2017.


El régimen israelí mata a un comandante sirio en un ataque con aviones no tripulados en el sur de Siria, región fronteriza con los altos de Golán.

El llamado Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en el Reino Unido, ha informado este domingo que un dron israelí ha bombardeado un vehículo que conducía cerca de la ciudad de Jan Arnabe en la provincia de Quneitra, en la carretera de Damasco, matando a su conductor.

Tras el hecho, la Fuerza de Defensa Nacional de Siria, un grupo de las fuerzas populares del país árabe, ha declarado que el hombre asesinado es un miembro de esta unidad con el nombre de Yaser Husien Al-Seyed.

"La Fuerza de Defensa Nacional lamenta con orgullo y tristeza la noticia del martirio del heroico luchador Yaser Husien Al-Seyed ", dice la unidad en un post de Facebook. El grupo publica cuatro imágenes que dice son de la escena del presunto ataque aéreo.


La Fuerza de Defensa Nacional lamenta con orgullo y tristeza la noticia del martirio del heroico luchador Yaser Husien Al-Seyed", dice la Fuerza de Defensa Nacional.

Se ha reportado que Israel ha atacado en el pasado a miembros de la Fuerza de Defensa Nacional, una unidad formada en 2012 y organizada por el Gobierno sirio como un componente voluntario de 

Este ataque se ha realizado varias horas después de que el ministro israelí de asuntos militares, Avigdor Lieberman, amenazara con destruir los sistemas de defensa aérea de Siria, en respuesta al derribo de uno de sus aviones de guerra.

El viernes, el Ejército sirio aseguró que había derribado un caza israelí y dañado un segunda aeronave después de que los aparatos atacaran un blanco militar en Palmira (Tadmor en árabe), ciudad sita en el centro del país árabe.

Se trata del enfrentamiento más grave en el que se enzarzaron ambas partes desde el estallido del conflicto en Siria en 2011. Desde ese año, han sido frecuentes los ataques aéreos o artilleros del ejército israelí contra las posiciones de las fuerzas gubernamentales sirias.

tmv/ktg/rba


http://www.hispantv.com/noticias

La creciente oleada de militarismo estadounidense en el siglo XXI


Desde Clinton y Bush hasta Obama y Trump





Introducción

El militarismo de EEUU ha crecido exponencialmente a lo largo de las dos primeras décadas del siglo XXI, amparado tanto por los presidentes demócratas como por los republicanos. La histeria con la que los medios de comunicación de masas se han hecho eco del aumento del gasto militar del presidente Trump ignora deliberadamente la enorme expansión que tuvo el militarismo, en todas sus facetas, bajo la presidencia de Obama y de sus dos predecesores, Bill Clinton y George Bush hijo.

En este artículo procederemos a comparar y analizar el ininterrumpido aumento que ha experimentado el militarismo en los últimos diecisiete años. Luego demostraremos que el militarismo es un rasgo estructural esencial mediante el cual el imperialismo estadounidense se inserta en el sistema internacional.

Militarismo

Los enormes incrementos en el gasto militar han sido una constante con independencia de quién fuera el presidente de EE.UU. y de la retórica utilizada en campaña sobre el recorte del gasto militar para dedicar más recursos a la economía interna.

Bill Clinton incrementó el presupuesto bélico de 302.000 millones de dólares (m$) en 2000 a 313.000 m$ en 2001. Bajo el presidente Bush hijo, el gasto militar se disparó de 357.000m$ en 2002 a 465.000 m$ en 2004 y a 621.000m$ en 2008. Bajo el presidente Obama (el “candidato de la paz”), el gasto militar siguió creciendo de 669.000m$ en 2009 a 711.000m$ en 2011 para luego “aparentemente” descender a 596.000m$ en 2017. En la actualidad, el recién instalado presidente Trump ha solicitado un incremento hasta los 650.000m$ para 2018.

Es necesario clarificar algunas cosas: el presupuesto militar de Obama en 2017 no incluía el coste de diversos departamentos del gobierno “relacionados con la Defensa”, entre ellos el aumento de 25.000m$ para el programa de armas nucleares del departamento de energía. El gasto militar total de Obama para 2017 ascendió a 623.000m$, es decir, 30.000m$ menos que la propuesta de Trump. Además, el presupuesto asignado por Obama a las Operaciones de Contingencia en el Exterior (OCO, por sus siglas en inglés), que no se incluye en las propuestas presupuestarias anuales, se disparó durante su mandato. Esta partida se destina a pagar las guerras de EE.UU. en Afganistán, Irak, Siria, Yemen, Libia y muchos otros países. La realidad es que, en sus ocho años de presidencia, Obama superó en más de 816.000m$ el gasto militar de George Bush hijo.

El aumento del gasto militar propuesto por Trump está en consonancia con la trayectoria del presidente demócrata, al contrario de lo que afirman los medios de comunicación de masas. Claramente, tanto demócratas como republicanos han aumentado tremendamente su dependencia del ejército como fuerza impulsora del poder mundial. El presupuesto bélico de Obama incluyó 7.500m$ para “operaciones contra el ISIS” (un aumento del 50%) y 8.000m$ para la ciberguerra y el (contra)terrorismo, pero el mayor incremento fue el destinado a aviones de combate indetectables por radar, submarinos nucleares y portaaviones, claramente destinados a enfrentamientos con Rusia, China e Irán. Las tres cuartas partes del presupuesto fueron destinadas a la Armada y la Fuerza Aérea.

Bajo la presidencia de Obama, la escalada de armamento no tuvo como objetivo el combate contra “grupos terroristas” sino contra China y Rusia. Washington tiene la determinación de llevar a la bancarrota a Rusia, con el fin de retornar al vasallaje de la época anterior a Putin. La feroz campaña de la CIA (Obama) y del Partido Republicano contra Trump se fundamenta en su apertura hacia Rusia. La clave para alcanzar la dominación unipolar que EE.UU. lleva décadas intentando lograr depende ahora de que pueda despojar a Trump de su poder y de su gabinete, los cuales se considera que socavan, parcial o totalmente, la estructura del imperialismo estadounidense basado en la potencia militar que han intentado lograr las previas cuatro administraciones.

Aparentemente, el incremento del gasto militar de Trump responde a que quiere convertirlo en una “baza de negociación” de su plan para expandir las oportunidades económicas estadounidenses, llegando a acuerdos con Rusia y renegociando el comercio con China, Asia Oriental (Singapur, Taiwán y Corea del Sur) y Alemania, países acreedores de la mayor parte del déficit comercial anual de EEUU, cifrado en cientos de miles de millones de dólares.

Los repetidos contratiempos de Trump, la presión constante ejercida sobre los cargos que ha nombrado y los estragos que han causado en todas las facetas de su persona y de su vida personal los medios de comunicación de masas, a pesar del ascenso histórico del mercado de valores, indican la existencia de una profunda división en el seno de la oligarquía estadounidense sobre el manejo del poder y sobre “quién gobierna”. Desde el final de la Segunda Guerra Mundial no habíamos presenciado unas divisiones tan fundamentales en torno a la política exterior. Las anteriores discusiones partidistas han quedado desfasadas. La prensa financiera (el Finantial Times y el Wall Street Journal) está descaradamente alineada con los militaristas, mientras que los agentes financieros de Wall Street respaldan los programas internos favorecedores del empresariado y la apertura conciliatoria con Rusia y China. La mayor parte de la maquinaria de propaganda, es decir, los llamados laboratorios de ideas o think tanks, con sus establos de académicos, “expertos”, editorialistas e ideólogos liberales y neoconservadores, promueven una agresión militar contra Rusia. Mientras tanto, los medios de comunicación populistas, los seguidores de base de Trump, los empresarios nacionales y las cámaras de comercio del país presionan para conseguir rebajas fiscales domésticas y medidas proteccionistas.

El ejército está a favor de Trump y de su concepto de guerras regionales que logren beneficios económicos. Por el contrario, la CIA, la Armada y las Fuerzas Aéreas, que se beneficiaron enormemente con los presupuestos bélicos asimétricos de Obama, buscan una política de confrontaciones militares globales con China y Rusia y múltiples guerras contra sus aliados, como Irán, sin considerar la devastación que provocarían tales políticas en la economía interna.

El concepto de imperialismo de Donald Trump se basa en la exportación de productos y la captura de los mercados, al tiempo que atrae el capital de las corporaciones multinacionales de regreso a EEUU para que reinviertan sus beneficios (actualmente cifrados en más de un billón de dólares que se quedan en el extranjero) en el mercado interno. El nuevo presidente se opone a las alianzas económicas y militares que han incrementado el déficit comercial estadounidense, en contraste con las anteriores administraciones de militaristas que aceptaron gigantescos déficits comerciales y un gasto desproporcionado en intervenciones militares, bases en el exterior y sanciones contra Rusia y sus aliados.

El objetivo de Trump de obligar a que Europa Occidental contribuya económicamente con una mayor cuota de los gastos de la OTAN (reduciendo así la dependencia europea de los gastos militares estadounidenses) cuenta con el rechazo de ambos partidos políticos. Cada uno de los pequeños pasos acometidos por Trump para mejorar las relaciones con Rusia ha levantado la ira de los imperialistas militaristas que controlan las direcciones de demócratas y republicanos.

El imperialismo militarista ha ofrecido unas pocas concesiones tácticas a los aliados de Rusia: los acuerdos inestables con Irán y el Líbano y los endebles acuerdos de paz en Ucrania. Al mismo tiempo, Washington está ampliando sus bases militares desde las regiones nórdicas-bálticas hasta Asia. Y amenaza con apoyar golpes militares en Brasil, Venezuela y Ucrania.

La finalidad estratégica de estas acciones belicosas es rodear y destruir a Rusia como potencial contrapeso independiente a la supremacía global estadounidense.

Las políticas iniciales de Trump tienen como objetivo convertir EEUU en una “fortaleza”: el aumento del presupuesto militar, el reforzamiento del poder policial y militar a lo largo de la frontera mexicana y en los estados del Golfo ricos en petróleo. La agenda de Trump pretende reforzar el poder del ejército en Asia y otros lugares con el fin de mejorar la posición económica de EEUU de cara a una negociación bilateral con el objetivo de aumentar los mercados para la exportación.

Conclusión

EEUU está presenciando una confrontación letal entre dos imperialismos muy polarizados.

El militarismo, la forma asentada del imperialismo estadounidense, está profundamente arraigado dentro del aparato permanente del Estado. En este se incluyen los 17 organismos de inteligencia, los departamentos de propaganda, la Armada y las Fuerzas Aéreas, así como el sector de alta tecnología y las élites económicas capitalistas que se han beneficiado de las importaciones extranjeras y de la mano de obra cualificada barata a expensas de los trabajadores estadounidenses. Su historial está repleto de guerras desastrosas, pérdida de mercados, reducción de los salarios, deterioro del nivel de vida y traslado de empleos bien remunerados al extranjero. En el mejor de los casos, lo único que han conseguido es asegurarse la lealtad de unos pocos regímenes vasallos débiles, pagando un precio enorme.

La pretensión del régimen de Trump de diseñar una alternativa imperialista se basa en una estrategia más sutil: utilizar el poder militar para mejorar el mercado laboral interno y conseguir el respaldo de las masas para realizar intervenciones económicas en el extranjero.
Resultado de imagen de militarismo estadounidense en el siglo XXI
Ante todo, Trump es consciente de que no es posible aislar a Rusia de sus mercados europeos ni derrotarla mediante sanciones. Esto le ha llevado a proponer la negociación de un acuerdo global que permita tratos comerciales a gran escala, lo que favorecería a los bancos estadounidenses, así como a los sectores del petróleo, la agricultura y la alta industria.

En segundo lugar, Trump es partidario del “imperialismo social”, gracias al cual los mercados de exportación basada en la industria local, mano de obra y bancos estadounidenses producirían un aumento de los salarios y de los beneficios para las empresas y los trabajadores de este país. El imperialismo de EE.UU. no dependería de invasiones militares costosas y destinadas al fracaso, sino de “invasiones” del extranjero a cargo de las industrias y bancos estadounidenses que luego retornarían sus beneficios a EE.UU. para poder invertir e impulsar el mercado de valores ya estimulado por sus planes anunciados de desregulación y recortes fiscales.

La transición del presidente Trump hacia este nuevo paradigma imperial se enfrenta a un adversario formidable que hasta el momento ha conseguido bloquear su agenda y que amenaza con derribar su régimen.

Trump no ha sido capaz, desde el principio, de consolidar el poder del Estado, un error que ha socavado su administración. Aunque la victoria electoral le situó en la Oficina de la Presidencia, su régimen es solo un aspecto del poder del Estado, vulnerable a la erosión y destitución inmediata por parte de las ramas coercitiva y legislativa, determinadas a provocar su defunción política. Las otras ramas del gobierno están llenas de remanentes del régimen de Obama y de los anteriores y completamente comprometidas con el militarismo.

En tercer lugar, Trump no ha conseguido movilizar a sus partidarios entre las élites y a su masa de seguidores en torno a unos medios de comunicación alternativos. Sus “tuits de primera hora de la mañana” son un contrapeso muy débil al ataque concentrado de los medios de comunicación sobre su forma de gobierno.

En cuarto lugar, aunque Trump ha logrado algunos apoyos internacionales tras sus encuentros con gobernantes de Japón e Inglaterra, dio marcha atrás a sus negociaciones con Rusia, fundamentales para socavar a sus adversarios imperiales.

En quinto lugar, Trump no ha conseguido conectar sus políticas de inmigración con un programa eficaz para relanzar el empleo interno ni sacar a la luz y capitalizar las draconianas políticas antiinmigración puestas en marcha por la administración Obama, mediante las cuales se encarceló y se expulsó del país a millones de personas.

En sexto lugar, Trump ha fracasado a la hora de comunicar el vínculo entre sus programas económicos favorecedores del mercado y el gasto militar y su relación con un paradigma totalmente diferente.

Como consecuencia de todo ello, el éxito del ataque militarista liberal-neoconservador al nuevo presidente ha puesto en retirada su estrategia central. Trump se encuentra sometido a un asedio que lo pone a la defensiva. Aunque consiga sobrevivir a este ataque concentrado, su concepción original de “reconstruir” la política imperial y la política interna de EE.UU. está destruida y los pedazos de esta mezclarán lo peor de ambos mundos: Sin la expansión de los mercados exteriores para los productos estadounidenses y un programa de empleo interno que logre el éxito, las perspectivas de que Donald Trump vuelva a las guerras en el extranjero y abra paso a la caída del mercado no dejan de aumentar.

Artículo original: http://petras.lahaine.org/?p=2130. Traducido para Rebelión por Paco Muñoz de Bustillo



Texto completo en: http://www.lahaine.org/la-creciente-oleada-de-militarismo



http://www.lahaine.org/mundo.php/la-creciente-oleada-de-militarismo

Helicóptero futurista presentado en Heli-Expo 2017 como FCX-001








La Heli-Expo es una feria de helicópteros llevada a cabo desde el 6 hasta el 9 del presente mes en la ciudad de Dallas, Estados Unidos, allí cientos de compañías y empresas especializadas en el área de exhiben sus más recientes prototipos con altos estándares de desarrollo, entre ellos encontramos el nuevo Helicóptero presentado por Bell Helicopter: el FCX-001, la nueva revolución en diseño de transporte aéreo.


Bell Helicopter es una compañía fabricante de Helicópteros estadounidense con sede en Texas que recientemente presentó su último y más novedoso concepto; el helicóptero FCX-001.

Este prototipo cuenta con un diseño a base de materiales sostenibles, el cual también incorpora la inteligencia artificial como herramienta clave para el control y mando del mismo y además la aeronave es construida con un sistema de energía híbrido.
La inteligencia artificial del FCX-001


El sistema de la inteligencia artificial en el FCX-001 funcionará como un copiloto de primera clase, y dentro de la cabina principal también contará con la tecnología de realidad aumentada. Asimismo, el interior del helicóptero puede albergar hasta 6 pasajeros pero eso no es todo ya que los asientos pueden ser cambiados de posición para recibir cualquier ubicación dentro de la aeronave.

En cuanto al mando y controladores de vuelo se refiere, han sido incorporados tres ordenadores con el uso de Fly-By-Wire para el control de vuelo que trabajan de forma separada e independiente. De esta manera el sistema puede evaluar y realizar el cálculo para implementar el mejor método de ejecución a una orden dada por el comando digital de los pilotos.

Según la compañía la modificación de los asientos es posible gracias a un nuevo concepto de piso modular que tiene como principal objetivo adaptar los asientos conforme a los requerimientos de los pasajeros e igualmente para aprovechar al máximo el espacio interno del nuevo sistema de transporte aéreo.

Otro detalle con respecto al diseño interior que adquiere el prototipo es que integra iluminación LED en su cubierta, esta iluminación puede cambiar de color y brillo de acuerdo a la preferencia del pasajero.

Pero vamos, eso no es todo. Entre algunas características del exterior del FCX-001 destacan unas palas que se modifican para enfrentar las condiciones de vuelo y un sistema anti-torque ubicado en la cola de la aeronave con el objetivo de disminuir el ruido y aumentar la seguridad.
Fecha de lanzamiento desconocida


Hemos podido indagar en la página oficial del fabricante y hemos encontrado diversos modelos de aeronaves tanto para uso comercial como militar, aunque ninguno de estos modelos se asemeja con el del FCX-001 que también ha sido diseñado para mejorar la visibilidad total en el aire.

Entre tanto el lanzamiento del helicóptero no ha sido especificado por el fabricante pero lo que sí sabemos es que es un proyecto que está siendo pensado para brindar tanto comodidad y entretenimiento como también para servir de escenario para eventos laborales como una videoconferencia y de seguro hasta una reunión de forma imprevista.

http://lawebdelgadget.es/helicoptero-futurista-fcx-001/

Nuevo helicóptero estadounidense, más costoso que un F-35



Helicóptero estadounidense modelo CH-53K King Stallion.


El precio de un nuevo helicóptero desarrollado por el Cuerpo de Marines de EE.UU. podría superar el coste del polémico cazabombardero F-35A.

"Incluso si no hay un crecimiento adicional en los costes, vale la pena señalar que el precio de 122 millones de dólares de la aeronave es superior al coste de un avión F-35A, lo cual para la Fuerza Aérea es un margen significativo", han informado este sábado medios de comunicaciones, citando un informe publicado el 13 de marzo en el periódico digital norteamericano DoD Buzz.

Cabe indicar que, según un informe de la revista estadounidense The National Interest, una unidad del cazabombardero F-35A, la variante fabricada para usarse sobre portaviones, costaría al menos de 122 millones de dólares.


Incluso si no hay un crecimiento adicional en los costos, vale la pena señalar que el precio de 122 millones de dólares por aeronave es superior al costo de un avión F-35A, lo cual para la Fuerza Aérea es un margen significativo", se lee en un informe de la revista digital estadounidense DoD Buzz.

De acuerdo con DoD Buzz, la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno estadounidense informó del aumento de un 14 % en el coste de cada unidad del nuevo helicóptero CH-53K en comparación con lo que se había estimado anteriormente.


Actualmente se espera que este nuevo aparato cueste un 22 % más que la estimación básica, por lo que el precio final sería de 122 millones de dólares por unidad, conforme a datos proporcionados por el Cuerpo de Marines a los legisladores de la Cámara de Representantes en 2017.

DoD Buzz también anunció que el Cuerpo de Marines tiene la intención de comprar 200 aeronaves CH-53E, por tanto, el aumento del coste multiplicado por 200 veces se considera una enorme cantidad.

Se espera que el primer avión CH-53K alcance su capacidad operativa inicial en 2019. Este aparato está diseñado para transportar una carga externa de 27 000 libras, tres veces más que la capacidad del CH-53E, además, cuenta con una cabina más amplia para transportar tropas.

snz/ncl/mkh/nal


http://www.hispantv.com/

Israel dice que atacará defensa aérea siria pese a presencia rusa


El régimen de Israel ha amenazado con destruir los sistemas de defensa aérea de Siria, en respuesta a derribo de uno de sus aviones de guerra.

"La próxima vez que los sirios utilicen sus sistemas de defensa aérea contra nuestros aviones, los destruiremos sin la menor duda”, ha señalado este lunes el ministro israelí de asuntos militares, Avigdor Lieberman.

El viernes, el Ejército sirio aseguró que había derribado un caza israelí y dañado un segunda aeronave después de que los aparatos atacaran un blanco militar en Palmira (Tadmor en árabe), ciudad sita en el centro del país árabe.


La próxima vez que los sirios utilicen sus sistemas de defensa aérea contra nuestros aviones, los destruiremos sin la menor duda”, ha señalado el ministro israelí de asuntos militares, Avigdor Lieberman.

El incidente obligó a las fuerzas de guerra israelíes (IDF, por sus siglas en inglés) a realizar declaraciones sin precedentes, en las que admitieron que sus aviones habían efectuado incursiones contra ciertos objetivos militares en Siria y que habían interceptado uno de los misiles lanzados por el sistema de defensa antiaérea sirio.

“No tenemos ningún interés en involucrarnos en el conflicto sirio, ni a favor ni en contra del presidente (Bashar al) Asad. Tampoco existe interés en enfrentarnos con los rusos”, ha alegado el titular israelí.

De acuerdo con Lieberman, el mayor desafío para su régimen es lo que consideró la “transferencia de armamentos avanzados a El Líbano a través del territorio sirio”.



Por esta razón, cada vez que identificamos “un intento de contrabandear armas que podrían cambiar las reglas del juego, actuamos para neutralizarlo. No habrá ninguna concesión a este respecto. Si las IDF optan por actuar, hay una verdadera razón por ello”, ha advertido.

En su comunicado, el Ejército sirio achacó la incursión aérea israelí en Palmira a un “simple intento de apoyar” a los terroristas del EIIL (Daesh, en árabe). Además, resaltó su determinación a contraatacar y responder, con todas las medidas necesarias, a cualquier intento de agresión por parte del régimen de Israel en cualquier parte del territorio sirio.

Por su parte, el Gobierno de Damasco denunció ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la violación de su soberanía y Moscú también convocó al embajador israelí en Rusia para que ofreciera explicaciones al respecto.

Se trata del enfrentamiento más grave en el que se enzarzaron ambas partes desde el estallido del conflicto en Siria en 2011. Desde ese año, han sido frecuentes los ataques aéreos o artilleros del ejército israelí contra las posiciones de las fuerzas gubernamentales sirias.

mjs/ktg/rba

http://www.hispantv.com/noticias/siria/

¿Es Erdogan un peón inservible para EEUU y Rusia?

Resultado de imagen de revuelta de la plaza de Taksim



Hasta ahora Turquía ha vivido polarizada entre un nacionalismo laico, propio de los sectores urbanos más desarrollados, y un islamismo tradicional en el que se ha refugiado la población rural más desfavorecida. y con el afán de refundar la Turquía moderna, Erdogan, nuevo "padre de la patria" (Atatürk), trata de unir islamismo , nacionalismo y europeismo con su entrada en la UE. El Partido de la Justicia y el Desarrollo (Adalet ve Kalk?nma Partisi o AKP); a menudo denominado en Turquía Ak Parti", ya que sus seguidores emplean el vocablo en turco Ak, (que significa blanco, limpio, o intachable para identificar a su partido), sería en teoría un partido conservador moderado, de tendencia demócrata-musulmán, a la imagen y semejanza de los partidos demócrata-cristianos europeos, no en vano es miembro observador del PPE desde 2005.

Pulso laicisimo-islamismo

La revuelta de la plaza de Taksim se habría convertido en el epicentro del pulso soterrado entre los seculares (liderados por el Partido Popular Republicano (CHP) y el Ejército (TSK) y los islamistas moderados, encabezados por el AKP y que ya ha sido bautizado como " el otoño turco". Mientras, Erdogan proseguiría con su estrategia de implementar el Estado Erdoganista, (socavando los pilares del Estado Secular que en 1923 implantó el Padre de la Turquía Moderna, Mustafa Kemal) y que se plasmarían en pinceladas como la implantación de la enseñanza del Corán en la escuela Primaria, restricciones a la libertad de expresión en forma de encarcelación de periodistas opositores, la polémica restricción de venta de alcohol y el anunciado despliegue de la policía en los campus y residencias universitarias que podría desencadenar un nuevo Mayo del 68.

Resultado de imagen de trump  Erdogan
Sin embargo, Erdogan tendría como objetivo inequívoco la implementación del Estado Islamista-Erdoganista en el 2017, lo que supondría el finiquito del Estado Secular que en 1923 implantó el Padre de la Turquía Moderna, Mustafa Kemal, quien creía que "el secularismo y la europeización de Turquía eran los medios más aptos para transformar su país en una nación industrial moderna", con lo que el kemalismo dejó como herencia una crisis de identidad en la sociedad turca, (europeizada pero no integrada en las instituciones europeas y musulmana pero extraña al mundo islámico). Turquía se habría convertido de facto en un régimen autocrático, especie de dictadura invisible sustentado en sólidas estrategias de cohesión (manipulación de masas), control de los medios de comunicación y represión social , síntomas evidentes de una deriva totalitaria que se se plasmaría en pinceladas como la implantación de la enseñanza del Corán en la escuela Primaria y las severas restricciones a la libertad de expresión en forma de cierre de medios de comunicación y encarcelación de periodistas opositores (según Reporteros sin Fronteras, Turquía ocuparía el puesto 149 en el Índice Mundial de Libertad de Prensa en el 2015).

Erdogan, peón inservible de EEUU y bestia negra de Putin
Resultado de imagen de revuelta de la plaza de Taksim
Erdogan se negó a participar en las sanciones occidentales contra Moscú y compró a China misiles de defensa antiaérea HQ-9 y manifestó su deseo de integrarse en la Nueva Ruta de la Seda permitiendo inversiones del Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) por lo que Erdogan sería un obstáculo para el diseño de la nueva doctrina de EEUU. En efecto, la nueva doctrina geopolítica de Erdogan pretende dejar de gravitar en la órbita occidental y convertirse en potencia regional. 
Resultado de imagen de defensa antiaérea HQ-9

Ello implica que la lealtad a los intereses anglo-judíos en Oriente Próximo estaría en entredicho debido al previsible apoyo de Erdogan a la facción palestina Hamas y a los Hermanos musulmanes y al consiguiente enfrentamiento con Israel y Egipto así como la guerra sin cuartel declarada contra el PPK kurdo y su aliado sirio el PYD que chocaría con la nueva estrategia geopolítica de EEUU para la zona pues la obsesión de Erdogan sería impedir el surgimiento de una autonomía kurda en Siria que sirva de plataforma al PKK por lo que el Congreso turco habría aprobado una ley que permite al Ejército turco (TSK) entrar en Siria e Irak para combatir a "grupos terroristas", eufemismo bajo el que se englobarían no tanto el ISIS como el PKK y el PYD kurdo-sirio, aliado y hermano del PKK.
La frontera turco-siria sería el paso natural de los grupos yihadistas para abastecerse de armamento y sufragar el mantenimiento de sus operaciones militares mediante la venta de petróleo a precios irrisorios, términos reconocidos por el general Wesley Clark quien según la televisión libanesa de Hezbolá (Almanar) reconoció que "Turquía apoya al autodenominado Estado Islámico (EI) aunque nunca lo reconocerá" pero los bombarderos rusos sobre los tanques petrolíferos del ISIS supondrían un misil en la línea de flotación de los pingües beneficios obtenidos por Turquía mediante la reventa del crudo exportado por los yihadistas.

Resultado de imagen de derribo del caza ruso SU-24
La miopía política de Erdogan le habría llevado a planificar el derribo del caza ruso SU-24 en la creencia de que contaría con el respaldo inequívoco de la OTAN y de EEUU. y en el paroxismo de su paranoia geopolítica, Erdogan habría provocado el resurgimiento del contencioso armenio-azerí en forma de las primeras escaramuzas militares en la región del Alto Karabaj, (lo que de facto significa la ruptura del Tratado de Kars entre la URSS, Turquía, Georgia, Azerbaiyán y Armenia (1921), con el que se ponía fin al enfrentamiento militar armenio-azerí de Nagorno Karabaj), convirtiéndose así Erdogan en la "la bestia negra" de un Putin que esperará pacientemente el momento de tomarse su venganza. Ello, aunado con el chantaje económico a la UE en el tema de los refugiados terminará convirtiendo a Erdogan en un paria internacional y un aliado inseguro para EEUU tras dejado Erdogan de ser un peón útil y fiable para EEUU. 


Por su parte, la Administración Trump estaría estudiando implementar el llamado Plan Biden-Gelb, aprobado por el Senado de EEUU en el 2007 y rechazado por Condolezza Rice, Secretaria de Estado con George W. Bush, que preveía la instauración en Irak de un sistema federal con el fin de evitar el colapso en el país tras la retirada de las tropas estadounidenses y proponía separar Irak en entidades kurdas, chiíes y sunitas, bajo un gobierno federal en Bagdad encargado del cuidado de las fronteras y de la administración de los ingresos por el petróleo. Así, tendríamos el Kurdistán Libre presidido por Masoud Barzani con capital en Kirkust y que incluiría zonas anexionadas aprovechando el vacío de poder dejado por el Ejército iraquí como Sinkar o Rabia en la provincia de Ninive, Kirkuk y Diyala así como todas las ciudades de etnia kurda de Siria liberadas por la insurgencia kurda del PYD sirio (región autónoma de Rojava) y el sudeste de Turquía controlado por el PKK.


El nuevo Kurdistán contará con las bendiciones de EEUU y dispondrá de autonomía financiera al poseer el 20% de las explotaciones del total del crudo iraquí con la "conditio sine qua non" de abastecer a Turquía, Israel y Europa Oriental del petróleo kurdo a través del oleoducto de Kirkust que desemboca en el puerto turco de Ceyhan. 
La veleidad del destino habría logrado pues que dos enemigos irreconciliables como Erdogan y Al Assad se conviertan en obstáculos insalvables para el diseño de la nueva cartografía del Oriente Próximo, por lo que no es descartable que EEUU y Rusia lleguen a un acuerdo que implique sacrificarlos en aras de lograr la pacificación de los avisperos sirios e iraquíes, (previo desalojo de las tropas del ISIS que extenderán sus tentáculos hacia Libia). Dicha tarea será completada con la intervención de fuerzas especiales de la OTAN en Libia previa formación de un Gobierno de Unidad consensuado entre el Parlamento de Trípoli (Bando del Oeste) y el de Tobrouk (Bando del Este), para limpiar el territorio de los yihadistas del ISIS desplazados desde Siria e Irak y así conformar un anillo de seguridad que evite las oleadas de refugiados hacia Italia y la posibilidad de acciones terroristas del ISIS en suelo europeo.

El TSK asume el protagonismo

El Ejército turco (TSK) desempeña un importante papel político en la sombra, puesto que se consideran los guardianes de la naturaleza secular y unitaria de la República siguiendo los postulados kemalistas y los partidos políticos juzgados como anti-seculares o separatistas por el Poder Judicial Turco (a instancias del estamento militar), pueden ser declarados ilegales. Ya en vísperas de la elección de Abdullah Gül como Presidente de Turquía ( agosto del 2007), las Fuerzas Armadas afirmaron que "intervendrán decisivamente en la defensa del laicismo ante los esfuerzos de determinados círculos de socavar los valores fundamentales de la república que han aumentado claramente en tiempos recientes", advertencia próxima a la retórica del Golpe Militar de 1980 y que podría extrapolarse a la situación política actual caracterizada por la inestabilidad política, las masacres de Diyarbakir, Suruq y Ankara contra la población kurda y la guerra declarada contra el PKK.
En los últimos años , Erdogan ha asestado varios golpes a la cúpula militar turca, del que sería paradigma la decisión de Erdogan de relegar de su cargo a tres oficiales de alto rango acusados de formar parte de la trama "Ergenekon", una agrupación ultra-nacionalista compuesta por militares y activistas de marcado carácter laicista, pero también por segmentos de la esfera política, mediática, intelectual y educativa del país, cuyo supuesto cometido habría sido deponer al actual ejecutivo islamista de Erdogan. 
Ante esta situación y sin el paraguas protector de la UE (al posponer "sine die" la incorporación de Turquía miembro de pleno de derecho de la UE), la suerte de Erdogan ya estaría decidida por el Pentágono por lo que a pesar del intento fallido de asonada militar en Ankara y Estambul, el ejército turco (TSK) protagonizará un nuevo golpe "virtual" o "posmoderno" que acabará con el mandato de Erdogan, (rememorando el 'golpe blando' de 1997, cuando los generales kemalistas arrebataron el poder al Gobierno del presidente Necmettin Erbakanpor, quien lideraba una coalición islamista). Dicho golpe contará con las bendiciones de Washington y Putin al haber dejado Erdogan de ser un peón útil para ambos en el marco del nuevo escenario geopolítico mundial surgido tras el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría entre EEUU y Rusia, quedando Siria y Turquía como portaaviones continentales de Rusia y EEUU respectivamente.


Texto completo en: http://www.lahaine.org/ies-erdogan-un-peon-inservible

Hoteles con encanto: vacaciones de lujo en un portaaviones de la era soviética


binhai aircraft hotel




Como cada miércoles, viajamos con vosotros a conocer un nuevo hotel con encanto. En esta ocasión nos ponemos el uniforme militar y nos desplazamos hasta la ciudad china de Tianjin. Allí se encuentra atracado el portaaviones Kiev, un antiguo buque de guerra de la época soviética que ha sido reconvertido en el primer hotel de lujo del mundo en un navío militar.

Tras el desmantelamiento de la Unión Soviética, el portaaviones fue comprado por una empresa china que lo convirtió en la estrella de su parque temático sobre la antigua URSS. Primero se incluyó un restaurante de lujo en su interior y, ya en 2012, se acometió un importante proyecto de remodelación que convirtió este buque construido en 1972 en un exclusivo alojamiento de 6.000 m2.
binhai aircraft hotel
binhai aircraft hotel
binhai aircraft hotel
binhai aircraft hotel
binhai aircraft hotel
binhai aircraft hotel
binhai aircraft hotel
binhai aircraft hotel
binhai aircraft hotel
binhai aircraft hotel
binhai aircraft hote
l
binhai aircraft hotel

binhai aircraft hotel
binhai aircraft hotel
binhai aircraft hotel
binhai aircraft hotel
estadísticas

https://www.idealista.com

Estados Unidos insiste en construir portaaviones de 13.000 millones de dólares que se hunden con facilidad



Terrell Jermaine Starr y Michael Ballabanmiércoles 2:40pm
38.8K464


Foto: USS Gerald Ford (AP Images).

El presidente Donald Trump se encontraba el pasado 2 de marzo a bordo del USS Gerald R. Ford (que costó 13.000 millones de dólares) para promover sus planes de incrementar el presupuesto en materia militar. Trump dijo a la audiencia que vendrán más portaaviones como este, y serán inigualables.


No obstante, algo muy importante que olvidó mencionar es que esos portaaviones, por más atrevidos y amenazadores que parezcan, son muy susceptibles ante los ataques.



El Pentágono está fallando al no a construir cosas aptas para las guerras modernas. Creer que necesitamos un gran número de portaaviones es pensar cómo en los días de la Segunda Guerra Mundial, cuando los Estados Unidos tenían un gran acceso a los océanos del mundo y nuestros rivales no podían defenderse contra la presencia náutica superior de la Armada.Los rivales de Estados Unidos cuentan con armas diseñadas para atacar portaaviones estadounidenses.

Los portaaviones estadounidenses son costosos y bastante vulnerables ante el fuego enemigo. China y Rusia, los rivales más poderosos de Estados Unidos, han estado construyendo armas precisas y sofisticadas durante décadas como el misil supersónico P-700 Granit, el cual está especialmente diseñado para atravesar las defensas de los portaaviones estadounidenses.

El P-700 existe desde la década de 1980 y consiste en un sistema de muchos misiles disparados uno tras otro. Si disparan de cuatro a ocho misiles formarán una red que decidirá por sí sola cuál de ellos tendrá como prioridad atacar el objetivo principal (por ejemplo, un portaaviones).






El misil que designado a ese objetivo volará a una mayor altura guiando a los otros. Si este misil es derribado por las defensas enemigas, otro lo reemplazará y será el nuevo encargado de atacar el objetivo principal.
Foto: USS Gerald Ford (AP Images).

Derribar un grupo de ocho misiles que se sacrifican uno a uno suena como algo fácil de hacer, hasta que te percatas de que se desplazan a una velocidad de Mach 1.6 (casi 2.000 kilómetros por hora). Además, el P-700 cuenta con suficiente potencial para hacer bastante daño, como explica el periodista experto en materia militar Kyle Mizokami en un artículo para The National Interest:




“El P-700 es un misil enorme diseñado para destruir navíos de gran tamaño. Tiene unos 10 metros de largo y casi un metro de ancho y pesa casi 7 toneladas, lo que incluye una gran cantidad de combustible que le permite viajar a una velocidad de Mach 1.6 por hasta 660 kilómetros de distancia.

El misil puede estar equipado con más de 700 kilogramos de explosivos (suficiente para hacer mucho daño a un portaaviones) o con una cabeza nuclear de 500 kilotones (suficiente para desintegrar por completo cualquier navío). Los misiles obtienen sus datos de navegación desde un sistema de vigilancia espacial que puede identificar grupos de buques de batalla desde el espacio.”
Estos misiles han formado parte de las fuerzas navales de Rusia desde hace décadas. Los sistemas de misiles modernos, como el BrahMos, se desplazan a un doble de velocidad y son aún más letales.Los portaaviones estadounidenses son costosos y bastante vulnerables ante el fuego enemigo.

Asumamos por un momento que el P-700 o el BrahMos no son capaces de superar las medidas defensivas de los portaaviones estadounidenses, como los sistemas de misiles RIM-162 Evolved Sea Sparrow, los señuelos RIM-116 o, si todo eso falla, los sistemas de armas de corto alcance Phalanx. Lo más práctico en este caso para un enemigo sería disparar torpedos desde un submarino. Lamentablemente, la Armada lleva años recortando el presupuesto de los sistemas antisubmarinos de sus navíos.

En octubre de 2015, un submarino de tipo Proyecto 636 logró acechar al portaaviones USS Ronald Reagan desde las costas de Japón sin ser detectado durante más de medio día, y un submarino necesita mucho menos tiempo para destruir su objetivo.


El Proyecto 636 posiblemente acechó al Reagan como protesta a los ejercicios americanos que se llevaron a cabo durante los reclamos territoriales de Pekín sobre el sur del mar chino. Después de todo, China lleva años construyendo islas artificiales en estas aguas para apoderarse de ellas. El acercamiento de este submarino fue una prueba de que Pekín no le teme a la flota de portaaviones de la Armada.Pekín ha demostrado que no le teme a la flota de portaaviones estadounidense.

Estados Unidos es el único país en el mundo que basa su estrategia naval en una flota de portaaviones, a pesar de sus vulnerabilidades. El Almirante Scott Swift, comandante de la flota estadounidense para el océano pacífico, mencionó en una entrevista con Reuters que es capaz de desplegar portaaviones a combate en un abrir y cerrar de ojos, aunque a su vez reconoce que las armas antinavíos han avanzado lo suficiente como para reducir su valor en batalla.



Robert Gates, quien fuera secretario de defensa en el 2010, comentó y criticó en una conferencia de la Armada ese año que “construir un portaaviones de tipo Ford y equiparlo con aviones de combate moderno costaría entre 15.000 y 20.000 millones de dólares”.


“La necesidad de demostrar poder en los océanos del mundo nunca desaparecerá”, dijo. “Sin embargo, debemos considerar la enorme cantidad de buques que ya tenemos y el avance en materia de sistemas antinavíos que han desarrollado nuestros rivales. ¿Realmente necesitamos once portaaviones nuevos para los próximos 30 años, cuando ningún otro país tiene más de uno? Nuestros planes futuros deberían ajustarse a la realidad.”

La respuesta a esa pregunta de si necesitamos 11 nuevos portaaviones es, claramente, no (y Trump quiere 12).

No obstante, eso no ha detenido a la Armada y al Congreso de apoyar sus proyectos e incentivar el gasto de miles de millones de dólares en navíos, los cuales tienen un gran riesgo de ser hundidos en batalla. Jerry Hendrix, un capitán retirado de la Armada y oficial del Departamento de Defensa, dijo a Reuters que el ataque de un misil antinavíos moderno supone un gran peligro para cualquier portaaviones.



Hendrix explica que un país rival puede desarrollar hasta 1.227 misiles antinavíos por el costo de cada portaaviones americano.

“El enemigo puede construir muchos más misiles que nosotros portaaviones por el mismo costo, y superar de esta forma nuestras capacidades defensivas”.
Foto: USS Gerald Ford (AP Images).

China, por ejemplo, se está expandiendo de una manera muy ofensiva en el sur del mar chino, una región bastante disputada. Steve Bannon, el aliado más importante de Trump, ha mencionado en varias ocasiones que estima que en el futuro Washington y Pekín podrían tener un conflicto bastante serio.


Los chinos están preparados para algo así. Sus misiles balísticos antinavíos Dong Feng-21 tienen un alcance de 1600 kilómetros y pueden desplazarse hasta a 10 veces la velocidad del sonido, lo que los convierte en algo prácticamente imposible de detener. Según declaraciones oficiales, los submarinos de Tipo 032 de China pueden disparar misiles balísticos con la capacidad de enviar cabezas nucleares a lo largo del océano, lo que supone un riesgo enorme para nuestros portaaviones, especialmente si disparan varios a la vez.Steve Bannon, uno de los aliados más importantes de Trump, cree que en el futuro Washington y Pekín tendrán un conflicto muy serio.

La Armada asegura estar muy confiada en los radares de los nuevos portaaviones de clase Ford, los cuales pueden hacer seguimiento de los misiles DF-21 y desplegar su sistema de defensa para detenerlos antes de que lleguen al portaaviones. No está claro si un Ford puede escapar de un ataque de este tipo, pero un ejercicio de combate que se llevó a cabo en 2015 reveló lo vulnerables que son nuestros portaaviones en combate.



Un pequeño submarino nuclear francés atravesó los puntos de defensa durante el ejercicio y logró hundir al US Theodore Roosevelt, junto ala mitad de los buques que lo escoltaban. Los resultados del ejercicio no hicieron mucho eco en las noticias, pero los chinos se enteraron del éxito de este submarino ante los portaaviones, como mencionan en The National Interest, algo que podría haberles confirmado sus vulnerabilidades.

Otro gran riesgo de los portaaviones se relaciona a nuevos submarinos que no dependen de energía nuclear, como los Tipo 039 de China o los Proyecto 677 de Rusia, los cuales se estima que son imposibles de detectar. Además, ni siquiera es necesario usar estos submarinos o misiles de lujo si atacan con una flota de botes pequeños.

La mala noticia es que seguiremos desarrollando estos portaaviones, incluso conociendo sus vulnerabilidades. El USS Gerald Ford será sometido a pruebas de certificación el próximo verano y se espera que esté listo para otoño. A finales de año, Trump estará más cerca de tener esos 12 portaaviones que tanto desea.


Si llegan a ser hundidos en un conflicto con Rusia o China (que nadie desea que sucedan), está por verse.



http://es.gizmodo.com

Japón realiza simulacro ante posible ataque con misiles de Corea del Norte



Por Ivan Watson, CNN
14:16 ET (18:16 GMT) 19 marzo, 2017
Lo más importante

A principios de este mes, destructores de misiles guiados de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur participaron en una serie de ejercicios trilaterales enfocados en mejorar la defensa antimisiles

Los barcos emplean el sistema de defensa antimisiles Aegis, dedicado a la detección temprana de amenazas


(CNN) - Los niños juegan con su maestra afuera de la escuela cuando las sirenas comienzan a sonar de repente. 

A la señal, maestros y estudiantes se tiran al suelo y esperan por nuevas instrucciones.

"Esto es un simulacro", resuena una voz desde una bocina por todo este pueblo costero.


"Un misil ha sido lanzado".

Momentos después, todos en el colegio corren desde el campo de prácticas al gimnasio escolar. Ellos son acompañados por adultos mayores voluntarios que se alinean junto a los niños sentados en silencio sobre el piso de madera.


Se trata del primer ejercicio de evacuación de Japón, en preparación ante un posible ataque con misiles desde Corea del Norte.

"Un misil cayó a unos 20 kilómetros de la costa de Oga dentro de aguas territoriales", se oye desde otro altavoz.

"El daño aún no se conoce así que por favor permanezcan refugiados dentro del gimnasio".

Al completar el simulacro, un funcionario del gobierno agradece a los participantes en el gimnasio, mientras evita cuidadosamente mencionar a Corea del Norte.

"El gobierno está haciendo lo posible por ser amistoso con los países, para que el país no dispare un misil", dijo el consejero en jefe del gabinete, Atsushi Odani.

"Si disparan un misil, fuerzas de autodefensa tratarán de derribarlo", añadió en referencia a las fuerzas armadas japonesas.

Sistemas de defensa en su sitio

No es que Japón se encuentre completamente indefenso cuando se trata de amenazas de misiles.

A principios de este mes, destructores de misiles guiados de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur participaron en una serie de ejercicios trilaterales enfocados en mejorar la defensa antimisiles.

Los barcos emplean el sistema de defensa antimisiles Aegis, dedicado a la detección temprana de amenazas.

Esos barcos también pueden lanzar interceptores para impactar a los misiles cuando acaban de despegar, o enviar datos de seguimiento a barcos a lo largo de la trayectoria del misil para que pueda ser destruido al llegar a su punto más alto.

Sin embargo, Japón y sus aliados no fueron capaces de detener el lanzamiento de cuatro misiles por parte de Corea del Norte a principios de este mes.

A pesar de las resoluciones de la ONU que prohíben a Corea del Norte desarrollar armas nucleares y tecnología de misiles, en 2016, Pyongyang realizó al menos dos pruebas nucleares y disparó una docena de misiles.

En este risueño puerto pesquero, los habitantes están empezando a reconocer la amenaza creciente al otro lado del mar.


"Es atemorizante", dice Zen-ei Nishikata, mientras arrastra sacos llenos de pulpo recién capturado a una planta empacadora de pescado en los muelles.

"Nunca sabes lo que los norcoreanos van a hacer después".


http://cnnespanol.cnn.com/