Google+ Followers

viernes, 3 de marzo de 2017

Las huellas que dejó el Ilyushin tras combatir incendios forestales en Chile durante 28 días



Con un detergente de ropa que lleva su nombre y un videojuego que protagoniza junto al SuperTanker, "El Luchín" partió de vuelta a Rusia el pasado domingo tras aportar a la extinción de las llamas durante el megaincendio.

Resultado de imagen de avión ruso antiincendios Ilyushin IL-76, q
Casi un mes estuvo en el país el avión ruso antiincendios Ilyushin IL-76, que ayudó a combatir la seguidilla de siniestros que durante el mes de enero azotaron la zona centro y sur. El pasado domingo, la nave conocida en Chile como "El Luchín", dijo adiós, descargando en su estadía cerca de un millón 700 mil litros de agua sobre los incendios que consumieron más de medio millón de hectáreas. 

El 30 de enero, cinco días después de la esperada llegada del estadounidense SuperTanker, el Ilyushin arribó a Chile gracias al aporte del Gobierno ruso. Mientras el SuperTanker fue ofrecido y financiado por la chilena Lucy Ana Avilés, el Ilyushin fue puesto a disposición sin costo alguno para Chile por las autoridades rusas. Incluso antes de su llegada, los chilenos habían nombrado a la aeronave como "El Luchín", lo que fue considerado por su tripulación como una muestra de cariño y de agradecimiento por la ayuda ante los incendios forestales.

 El Ilyushin es más pequeño y tiene menor capacidad de agua que el SuperTanker: el primero puede cargar más de 49 mil litros, mientras que el segundo más de 72 mil. Sin embargo, el avión ruso tiene una menor demora en la carga del agua, es más hábil y puede llegar a lugares de más difícil acceso que el estadounidense. "El Luchín" cuenta con dos tanques de 21 toneladas cada uno, que se llenan en sólo seis minutos y que tienen la capacidad para operar con retardante. Ambos tanques pueden funcionar de forma conjunta o por separado, lo que permite que se puedan realizar dos descargas en un mismo vuelo. La velocidad de la carga fue confirmada en la práctica en los incendios en Chile, sin embargo, este proceso no estuvo exento de complicaciones. El conector necesario para cargar el agua a la nave no se acoplaba al estándar chileno, por lo que esta pieza tuvo que ser creada en Chile para que el Ilyushin pudiera operar.
Resultado de imagen de avión ruso antiincendios Ilyushin IL-76, q
 La aeronave llegó al país con 23 miembros del ejército ruso, a la que se sumó el PDI chileno-ruso, Alejandro Montero, como "attaché" para traducir y acompañar a la tripulación. Además, el Ministerio de Emergencia ruso monitoreó la situación de los incendios a través de un centro de vigilancia satelital y brindó información a la Onemi y la Conaf dos veces al día mientras duró la emergencia. El adiós al "Luchín" Si bien inicialmente el Ilyushin se iría del país este martes, la Conaf confirmó que la aeronave rusa volvería a su país el pasado domingo debido a que necesita mantenciones. 

Antes de su partida, el coronel en jefe de la misión de la nave, el comandante Aleksandr Markov, comentó a El Mercurio que "en un ciento por ciento nos hemos sentido bienvenidos. Nos han dado aprecio y nos han hecho entender lo necesarios que somos aquí". Y es que conocido el impacto que generó en los chilenos la llegada de estos aviones antiincendios de grandes proporciones. Ambos son protagonistas de un nuevo videojuegos en el que el objetivo es apagar incendios con las aeronaves, que en el caso del Ilyushin es piloteado por el mismo Presidente Vladimir Putin. Además, mientras el SuperTanker tendrá un helado con su nombre y colores, el Ilyushin hará lo mismo con un detergente llamado "Súper Luchín". Su creadora señaló que el 10% de las ventas del limpia ropa será destinado a los damnificados por los incendios forestales.

http://www.diarioelheraldo.cl/noticia

No hay comentarios:

Publicar un comentario