Google+ Followers

martes, 25 de abril de 2017

El primer helicóptero antiincendios de Europa comenzará a funcionar este verano

En primer plano, el helicóptero «Lúa» que operará en verano


Un nuevo elemento se sumará este verano al operativo antiincendios gallego: el helicóptero no tripulado «Lúa» que Babcock desarrolla dentro de la Civil UAVs Initiative, el proyecto de drones de Rozas. Así lo anunció ayer la empresa en el aeródromo lucense, donde tanto ella como Indra, ambos socios de la Xunta en la creación de un nuevo polo aeronáutico en la zona, realizaron balance de lo logrado hasta ahora. La aeronave, manejada desde tierra sin piloto a bordo, pesa 25 kilos y tiene una autonomía de vuelo de tres horas. Solo funcionará de noche, cuando los equipos de extinción aéreos no pueden trabajar. Permitirá seguir la evolución de las llamas y los datos que transmite facilitarán la labor de los brigadistas. Babcock se acreditará en mayo como operador de este helicóptero pionero, por lo que llegará a tiempo para los meses más intensos del dispositivo contra los fuegos forestales. Mientras tanto, continúa con el proceso de certificación ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) de «Lumes», un dron similar, pero de mayor tamaño.


Explicó que la empresa ha realizado 78 contrataciones y prevé construir un hangar de 1.200 metros cuadradosÁngel Rodero, CEO de Babcock EspañaLa alianza de Babcock e Indra con el Gobierno gallego, que eligió su propuesta después de un competitivo concurso público, comienza a dar sus frutos, pues ambas firmas han movilizado ya más de 12 millones de euros en contratos con pymes y centros de conocimientos de la Comunidad y han creado 120 puestos de trabajo. De ellos, 78 han sido generados por Babcock (denominación de la antigua Inaer), que dispone en Rozas de una oficina de diseño y producción de drones y ultima la construcción de un hangar de 1.200 metros cuadrados que servirá de centro de mantenimiento de los helicópteros tripulados del servicio de extinción de Galicia. La multinacional ha creado una empresa dedicada a gestionar el tráfico aéreo de baja altura, Pildogalaica, y ha rubricado acuerdos con cinco empresas de la Comunidad y con cuatros organismos públicos de investigación, entre ellos la USC y el Instituto Tecnolóxico de Galicia. Así lo expuso Ángel Rodero, director ejecutivo de Babcock España, quien indicó que pronto establecerán un convenio con el Ciclo Superior de Formación de Técnico de Mantenimiento Aeronáutico para que sus alumnos puedan realizar prácticas en Rozas.




Con cerca de 40 nuevos profesionales, su firma ha trasladado a Lugo toda su actividad de desarrollo de aeronaves no tripuladasJosé Manuel Pérez-Pujazón, director general de IndraJosé Manuel Pérez-Pujazón, director general de Indra, también repasó la evolución de su proyecto en Lugo, que echó a andar formalmente hace casi un año. En su caso, toda la actividad vinculada al desarrollo de aeronaves no tripuladas ha sido trasladada al CIAR (Centro de Investigación Aerotransportada de Rozas), mientras que en Vigo se trabaja con una embarcación adicional, de dos toneladas, que tampoco precisa patrón a bordo para navegar.


Pruebas con el barco autónomo


Antes del verano será botada en la ría de Vigo para comenzar las pruebas. La intención era hacerlo antes de Semana Santa, pero el pasado febrero un temporal se llevó la estación de control ubicada en el puente de Rande y ha sido necesario fabricar una nueva. Indra ha contratado ya a 40 profesionales a raíz de la adjudicación de Rozas y ha establecido tres nuevas empresas en territorio gallego: Gaerum, Seadrone y Soarnor, además de colaborar con el CIAR, Gradiant y Aclunaga. El Targus, un avión opcionalmente tripulado de 1.200 kilos, mejora en la provincia lucense, donde Indra cuenta con otra aeronave.


http://www.abc.es/espana

No hay comentarios:

Publicar un comentario