Google+ Followers

miércoles, 14 de diciembre de 2016

El control del “triángulo dorado” cambia las ecuaciones de la guerra en Siria





Mohammad Salami

En agosto de 2016 y durante la celebración de Hezbolá del Décimo Aniversario de la Victoria de Julio, el líder de la Resistencia, Sayyed Hassan Nasralá, subrayó la importancia de derrotar a los grupos terroristas en Alepo, señalando que la victoria en la ciudad del norte de Siria sería un hecho decisivo.

Decenas de analistas se preguntaron por qué Hezbollah seleccionaba Aleppo, que está a 285 kilómetros del Líbano, como campo prioritario para derrotar a los terroristas, sabiendo que los grupos armados controlan varias ciudades y pueblos geográficamente más cercanos a la frontera libanesa.

Los grupos terroristas comenzaron la batalla a principios de agosto lanzando un gran ataque contra las posiciones del Ejército sirio y aliados al sur de Alepo con el fin de romper el sitio que había sido impuesto a los terroristas en los barrios del Este de la ciudad.

Miles de militantes takfiris bien armados lanzaron ataques masivos contra sus objetivos, empleando coches-bomba, pero el Ejército sirio y sus aliados los repelieron y lanzaron una contraofensiva contra sus posiciones.

El Este de Alepo permaneció asediado por el Ejército sirio y sus aliados, que decidieron asaltar la fortaleza de los terroristas y liberar a los civiles atrapados por estos últimos.

Los civiles en el Este de Alepo sufrían las prácticas criminales de los grupos takfiris, que también solían lanzar ataques con morteros y cohetes contra los barrios occidentales provocando miles de víctimas.

Apoyados por los ataques lanzados por la Fuerza Aérea de Rusia y Siria, el Ejército sirio y sus aliados avanzaron hacia los distritos del Este de Aleppo, derrotando a los grupos terroristas y recuperando casi todo el área.

Durante estas operaciones, todos los países que apoyan a los grupos terroristas, entre ellos Turquía, Arabia Saudí, Qatar, EEUU, Reino Unido y Francia, se apresuraron a convocar sucesivas sesiones del Consejo de Seguridad de la ONU para votar una resolución de cese del fuego con el fin de detener los progresos del Ejército sirio y sus aliados.

Una campaña de propaganda a nivel internacional trató de presentar a los terroristas y los civiles en el Este de Alepo como “víctimas” del Ejército sirio y sus aliados, ignorando las atrocidades cometidas por los militantes takfiris en Alepo y en todo el país.

El apoyo internacional a los grupos terroristas continuó incluyendo el envío de armas sofisticadas por EEUU y otros países a los militantes en Alepo y otras áreas.

Cuando todos esos países se enfrascan en rescatar a los terroristas de Alepo y evitar que el Ejército sirio y sus aliados controlen la ciudad estratégica, los analistas pueden observar claramente la importancia de la gran victoria lograda por el Ejército en la provincia norteña de Siria.

Los expertos estratégicos consideran que la liberación de Alepo es un hecho decisivo ya que el gobierno sirio ahora controla las cinco ciudades clave del país (Damasco, Homs, Latakia, Hama y Alepo).

El control del “triángulo de oro”, que une la capital de Siria en el sur con la costa del oeste y con Alepo, en el norte, significa que el gobierno sirio ha fortalecido los pilares del Estado y cambiado las ecuaciones que rigen su guerra contra los alepo

Noticias - Noticias Regionales - Siria












Mohammad Salami

En agosto de 2016 y durante la celebración de Hezbolá del Décimo Aniversario de la Victoria de Julio, el líder de la Resistencia, Sayyed Hassan Nasralá, subrayó la importancia de derrotar a los grupos terroristas en Alepo, señalando que la victoria en la ciudad del norte de Siria sería un hecho decisivo.




Decenas de analistas se preguntaron por qué Hezbollah seleccionaba Aleppo, que está a 285 kilómetros del Líbano, como campo prioritario para derrotar a los terroristas, sabiendo que los grupos armados controlan varias ciudades y pueblos geográficamente más cercanos a la frontera libanesa.




Los grupos terroristas comenzaron la batalla a principios de agosto lanzando un gran ataque contra las posiciones del Ejército sirio y aliados al sur de Alepo con el fin de romper el sitio que había sido impuesto a los terroristas en los barrios del Este de la ciudad.




Miles de militantes takfiris bien armados lanzaron ataques masivos contra sus objetivos, empleando coches-bomba, pero el Ejército sirio y sus aliados los repelieron y lanzaron una contraofensiva contra sus posiciones.




El Este de Alepo permaneció asediado por el Ejército sirio y sus aliados, que decidieron asaltar la fortaleza de los terroristas y liberar a los civiles atrapados por estos últimos.




Los civiles en el Este de Alepo sufrían las prácticas criminales de los grupos takfiris, que también solían lanzar ataques con morteros y cohetes contra los barrios occidentales provocando miles de víctimas.




Apoyados por los ataques lanzados por la Fuerza Aérea de Rusia y Siria, el Ejército sirio y sus aliados avanzaron hacia los distritos del Este de Aleppo, derrotando a los grupos terroristas y recuperando casi todo el área.




Durante estas operaciones, todos los países que apoyan a los grupos terroristas, entre ellos Turquía, Arabia Saudí, Qatar, EEUU, Reino Unido y Francia, se apresuraron a convocar sucesivas sesiones del Consejo de Seguridad de la ONU para votar una resolución de cese del fuego con el fin de detener los progresos del Ejército sirio y sus aliados.




Una campaña de propaganda a nivel internacional trató de presentar a los terroristas y los civiles en el Este de Alepo como “víctimas” del Ejército sirio y sus aliados, ignorando las atrocidades cometidas por los militantes takfiris en Alepo y en todo el país.




El apoyo internacional a los grupos terroristas continuó incluyendo el envío de armas sofisticadas por EEUU y otros países a los militantes en Alepo y otras áreas.




Cuando todos esos países se enfrascan en rescatar a los terroristas de Alepo y evitar que el Ejército sirio y sus aliados controlen la ciudad estratégica, los analistas pueden observar claramente la importancia de la gran victoria lograda por el Ejército en la provincia norteña de Siria.




Los expertos estratégicos consideran que la liberación de Alepo es un hecho decisivo ya que el gobierno sirio ahora controla las cinco ciudades clave del país (Damasco, Homs, Latakia, Hama y Alepo).




El control del “triángulo de oro”, que une la capital de Siria en el sur con la costa del oeste y con Alepo, en el norte, significa que el gobierno sirio ha fortalecido los pilares del Estado y cambiado las ecuaciones que rigen su guerra contra los terroristas.




Otros expertos consideran que las preocupaciones israelíes por la derrota de los grupos terroristas en Alepo muestran de forma clara la importancia estratégica de la victoria lograda por el Ejército sirio y sus aliados.




Traducido por: Yusuf Fernandez




Source: Sitio de Al Manar en Inglésterroristas.

Otros expertos consideran que las preocupaciones israelíes por la derrota de los grupos terroristas en Alepo muestran de forma clara la importancia estratégica de la victoria lograda por el Ejército sirio y sus aliados.

Traducido por: Yusuf Fernandez

Source: Sitio de Al Manar en Inglés

No hay comentarios:

Publicar un comentario