Google+ Followers

lunes, 7 de noviembre de 2016

Tanques rusos en Siria dejan atrás a los de EEUU en Irak




Tanque ruso T-90 dispara contra un hipotético objetivo.


Los tanques rusos del Ejército sirio demuestran una resistencia mayor que los tanques estadounidenses usados por las fuerzas iraquíes, según un análisis.


Durante los combates para recuperar la ciudad iraquí de Mosul se hace evidente que la llamada coalición antiterrorista liderada por EE.UU., aunque cuenta con superioridad en el aire, deja mucho que desear en las operaciones por tierra, escribió el viernes el diario alemán Stern.


La fuente compara dos videos donde se ve el tanque M1 Abrams de fabricación estadounidense y el T-90 de fabricación rusa golpeados por misiles antitanques de los terroristas del EIIL (Daesh, en árabe) en Irak y los milicianos rebeldes en Siria, respectivamente. 


Un tanque que cuesta millones no tenía ninguna posibilidad contra un viejo cohete. ¿Cómo es posible?”, pregunta el diario alemán Stern.


En uno de los videos muestra el momento en el que un misil antitanque de Daesh impacta contra el tanque pesado estadounidense M1 Abrams, convirtiéndolo en “una bola de fuego”.




“Un tanque que cuesta millones no tenía ninguna posibilidad contra un viejo cohete. ¿Cómo es posible?”, pregunta el rotativo, quien, sin embargo, asegura que los vehículos militares rusos demostraron mayor resistencia y un nivel más alto de protección de la armadura que el norteamericano.

La máquina de 60 toneladas, que todavía está en servicio del Ejército estadounidense, no ha sido modernizada desde 1979 y no cuenta con sistemas de defensa modernos, como un simple transmisor de interferencias para contrarrestar misiles dirigidos, explica. 

Stern a continuación apunta que, en contraste con las tropas iraquíes equipadas con los viejos vehículos militares estadounidenses, el Ejército sirio dispone de nuevos tanques rusos con los que ataca a las fuerzas enemigas y al mismo tiempo se protege. 

Poniendo como ejemplo, el diario recuerda el video en el que un misil pesado BGM-71 TOW, de fabricación estadounidense, y que usan los insurgentes en Siria, impacta contra un tanque ruso T-90 perteneciente a las Fuerzas Armadas sirias.

A pesar de estar fuera de combate, con la cabina abierta y los sistemas de defensa activos desconectados, la armadura de la máquina puede resistir el impacto, salvando a la tripulación. La resistencia del T-90 se debe a su blindaje reactivo, el cual interrumpe y neutraliza en gran medida el impacto de cualquier misil antitanques.

mpv/mkh/nii/


http://www.hispantv.com/noticias/

No hay comentarios:

Publicar un comentario