Google+ Followers

lunes, 7 de noviembre de 2016

Huida masiva de capitales de Arabia Saudí





Uno de los miembros del Consejo Consultivo de Arabia Saudí ha mostrado su inquietud por la fuga masiva de capitales de Arabia Saudí.

Citado por el periódico Al Riyad, Abdullah al Harbi estimó en más de 2.650 millones de dólares la cifra de fondos que han abandonado el país.

“Es una cifra alucinante. Es más necesario que nunca tomar medidas para repatriar estos capitales puesto que este dinero debería servir para relanzar la economía y crear empleos para nuestros jóvenes”, dijo Harbi.

Esta fuga se refiere tanto a capitales saudíes como extranjeros.

“Los expertos de las finanzas subrayan la necesidad de poner en práctica una estrategia financiera que favorezca la atracción de inversiones en proyectos de desarrollo a nivel nacional”, añade el periódico, que cita al economiza Tazil al Bu Ainin, que critica “ciertas políticas que hacen huir el dinero”.

Los expertos saudíes señalan que las políticas saudíes está ocasionando graves pérdidas al estado. La continuación de la guerra en Yemen se ha convertido en una sangría para el país, que se ha visto agravada por la caída de los precios del petróleo, pero también por el crecimiento de la población juvenil que demanda empleos y un bienestar social.

Al mismo tiempo, Arabia Saudí gasta ingentes sumas en sobornos a diversos gobiernos para que se alineen con Arabia Saudí en los principales temas internacionales.

La política de austeridad, impulsada por el Fondo Monetario Internacional y ciertos dirigentes saudíes, ha llevado a la quiebra o a dificultades económicas a gran número de empresas privadas que dependían de contratos estatales de construcción u otros. Algunos consorcios como Oger, propiedad del millonario libanés Saad Hariri, o el Grupo Bin Laden han perdido millones de dólares en estos esfuerzos para contener la abultada deuda pública y han comenzado a atrasar los pagos a sus empleados.

Muchos analistas políticas temen que Arabia Saudí entre en un período de inestabilidad política y social en el caso de que la reducción de salarios y beneficios sociales lleven a una drástica caída en el nivel de vida de la población.

Source: Periódicos



http://spanish.almanar.com.lb/23175

No hay comentarios:

Publicar un comentario