Google+ Followers

miércoles, 2 de noviembre de 2016

¿Quién ha suministrado armas al Frente al-Nusra para la ofensiva de Alepo?


ALEJANDRO MARTÍ  11 agosto 2016, 6:26 pm 1 669


Resultado de imagen de Frente al-Nusra para la ofensiva de Alepo?




El 25 de junio, el ejército sirio comenzó la ofensiva para tomar la última ruta de aprovisionamiento hacia el este de Alepo, donde los rebeldes resisten desde el principio de la guerra. El 28 de julio, los 300.000 habitantes del este de Alepo estaban sitiados. Assad se encontraba a un paso de controlar la ciudad, lo que supondría una victoria tanto moral como decisiva en la guerra civil siria.

Un día después, el Frente al-Nusra, brazo de al-Qaeda en Siria, se desligaba de la organización yihadista. El Frente al-Nusra se convertía en el Frente Fatah al-Sham (en árabe, la conquista del levante) y pasaba a liderar la ofensiva para liberar Alepo. El 6 de agosto, las unidades yihadistas se reunían con los rebeldes al otro lado de la ciudad tras romper el cerco.

Un cambio de nombre. Una ofensiva relámpago. Un grupo afiliado a al-Qaeda que se convierte en el héroe de Alepo. Los acontecimientos no se podrían haber desarrollado mejor para el Frente al-Nusra (ahora Fatah al-Sham). La pregunta es, ¿cómo está relacionado el cambio de nombre de al-Nusra con el éxito en la ofensiva de Alepo?
¿Cambiar todo para que nada cambie?

El 29 de julio, tras varios días de rumores en los que se sospechaba que el Frente al-Nusra se separaría de al-Qaeda, Abu Muhammad al-Golani, líder de la facción yihadista, lo hizo oficial.

“La creación de este nuevo frente tiene como objetivo acabar con las diferencias entre las distintas facciones yihadistas en el Levante. […] Al romper nuestro vínculo [con al-Qaeda], queremos proteger la revolución siria.”

Al-Golani anunció la ruptura con una estética muy cuidada, en la que sobresalía su vestimenta, prácticamente similar a la que Osama Bin-Laden utilizaba en sus grabaciones.


Sin embargo, esta ruptura que se preveía difícil, fue anticipada por un discurso del líder de al-Qaeda, al-Zawahiri, en el que daba su bendición para favorecer “la unidad de los que luchan contra un enemigo común en Siria“.

No se trata, pues, de una ruptura ideológica, sino meramente práctica. De hecho, no hay ninguna duda que la nueva imagen del Frente al-Nusra ha permitido la unidad de las distintas fuerzas que combaten a al-Assad en Alepo, incluyendo a las milicias rebeldes “moderadas” que han recibido armas y entrenamiento de Estados Unidos y otros países occidentales.

La unidad entre al-Nusra y al-Qaeda era uno de los puntos más críticos de la revolución siria. Desde el inicio de la guerra, las fuerzas rebeldes habían pedido a al-Nusra que rompiera con su organización madre, en parte por temor a convertirse en el blanco de la aviación occidental por su relación con los yihadistas.

La decisión de poner fin a la relación al-Nusra – al-Qaeda cuenta, además, con la aprobación de los líderes de la organización y de sus milicianos, al contrario de lo que se creía en un primer momento.
¿Un cambio de nombre a cambio de armas?

Hace 3 días, el Financial Times publicó un artículo1 en el que se añadían voces a un rumor que circulaba desde el inicio de la ofensiva contra Alepo: el cambio de nombre de al-Nusra no obedecía sólo a una necesidad de unir fuerzas con otras milicias rebeldes, sino a una exigencia de sus donantes de mostrar una imagen más moderada a cambio de armas.

“La ofensiva contra las tropas del presidente Basar Al-Asad puede haber tenido más ayuda extranjera de la que parece – activistas y rebeldes dicen que las fuerzas de la oposición recibieron nuevas armas, dinero y otros suministros antes y durante los combates. “En la frontera conté ayer decenas de camiones con armas”, dice un activista sirio, que suele pasar entre Siria y la vecina Turquía. “Ha sido así todos los días, durante semanas…armas, artillería – no estamos hablando sólo de algunas balas y fusiles”.

Según el mismo artículo, que cita a un analista militar:

“Se trata de una fuerza bien entrenada. Disparaban 10 morteros que impactaban en un radio de 100 metros” dijo, pidiendo no ser identificado al sospechar que los países del Golfo o Tuquía podrían estar involucrados. “Necesitas entrenamiento, de alguien que realmente conoce y entiende la doctrina militar.”

Según Charles Lister, analista senior en el Middle East Institute, las milicias que participaron en la ofensiva de Alepo recibieron, por primera vez, armamento norteamericano reservado a las fuerzas rebeldes que luchan contra el Estado Islámico2.

Este análisis coincide con un vídeo grabado por el ejército sirio3 en el que se muestran las armas, norteamericanas, abandonadas por el Frente al-Nusra tras retirarse de sus posiciones. No se ha podido confirmar la veracidad el vídeo de manera independiente, aunque según Charles Shoebridge, que trabajó en anti-terrorismo en el ejército y la policía británica, este parece ser auténtico.

Por último, tras haber roto el cerco al este de la ciudad de Alepo, los rebeldes han creado una nueva unidad, llamada “The First Squad of Aleppo”, que ha subido fotos a redes sociales posando con armamento nuevo norteamericano y croata4, lo que no hace sino alimentar las sospechas de que algún actor ha armado a las fuerzas yihadistas y rebeldes en Alepo.

¿De dónde vienen las armas de al-Nusra?

Existen cuatro hipótesis que podrían explicar que armas norteamericanas y europeas hayan acabado en manos de los yihadistas, antes, durante, y después de la ofensiva de Alepo.

El 26 de junio, el New York Times5 publicó un artículo en el que se revelaba que las armas que la CIA había enviado a Jordania y Arabia Saudí, para que estos países las entregaran a los rebeldes “moderados”, habían acabado en manos yihadistas tras ser robadas por oficiales jordanos y sauíes y vendidas en el mercado negro. De hecho, una de estas mismas armas fue utilizada en Noviembre por un policía jordano para asesinar a 5 personas (entre las que se encontraban dos instructores norteamericanos) en un campo de entrenamiento al norte de Jordania. Por supuesto, el mercado negro de armas no se límita únicamente a estos países, y ya se ha demostrado con anterioridad cómo armas libias han acabado en manos rebeldes en Siria6. Sin embargo, esta hipótesis no responde a la pregunta de cómo obtienen recursos financieros los rebeldes.

La segunda hipótesis es que las armas provengan del arsenal del ejército iraquí. La rocambolesca, pero cierta, historia de este armamento es la siguiente7. En el esfuerzo por crear unas fuerzas armadas en Irak que pudieran hacer frente a la insurgencia, Estados Unidos entregó armas, municiones, vehículos y material militar al ejército iraquí. Sin embargo, estas armas acabaron en manos de las milicias chiíes que combaten, junto al ejército, contra el Estado Islámico. Las mismas milicias que enviaron parte de este material a Siria cuando sus unidades se trasladaron a Siria para luchar junto a las fuerzas de Bashar al-Assad. Por lo tanto, el armamento del que disponen los yihadistas habría sido capturado en Alepo mientras las fuerzas armadas sirias y los milicianos de Hezbollah y de grupos chiíes iraquíes tras su retirada.

La tercera hipótesis es que las armas utilizadas en el asedio de Alepo provengan directamente de las milicias rebeldes que Estados Unidos ha entrenado y armado en Siria durante los últimos años8. Bien al haber sido derrotadas, bien porque estas milicias combaten junto a las milicias yihadistas, entre las que se encuentra el Frente al-Nusra, las armas norteamericanas han acabado en “las manos equivocadas” repetidamente desde el inicio de la guerra civil en Siria.

Por último, como sugería el artículo del Financial Times, el origen de estas armas podría no ser otro que los países del Golfo a través de (y probablemente junto a) Turquía.

Es probable que la respuesta no responda a una sóla hipótesis sino a varias. Por una parte, aunque los yihadistas se hubieran hecho con material abandonado de las milicias chiíes iraquíes, lo que es probable, no justifica la cantidad de armamento del que disponen. En el caso de los rebeldes “moderados” que combaten junto a al-Nusra, estos disponen de un flujo de armas constante9 desde ciertos países occidentales como Reino Unido y Estados Unidos, pero que no podrían sostener una ofensiva como la realizada en Alepo por si mismos.

Por lo tanto, la compra de armas en el mercado negro, con financiación de países del Golfo y de Turquía y la importación de material militar a través de este último país, son las respuestas más probable.
¿Está relacionado el cambio de nombre de al-Nusra con el éxito en la ofensiva de Alepo?

No existe ninguna prueba que relacione el incremento de exportaciones de material militar hacia el Frente al-Nusra con su ruptura con al-Qaeda. Sin embargo, el timing es demasiado sospechoso. Es fácil creer que los países del Golfo, y en especial Turquía, tras el golpe de Estado, hayan puesto como condición el fin de la relaciones entre ambos grupos yihadistas. A ojos de sus propios aliados occidentales, el nombre de al-Nusra estaba demasiado ligado al terrorismo internacional de al-Qaeda y del Estado Islámico.

Las bombas rusas seguirán cayendo sobre Fatah al-Sham, y los países occidentales no cambiarán su postura hacia el grupo yihadista. Sin embargo, hoy en día, son los milicianos de Fatah al-Sham los “héroes” que han permitido romper el cerco a Alepo. Los mismos que combaten junto a grupos rebeldes apoyados por Occidente. La línea entre ambos se hace más difusa cada día.


http://alejandromarti.com/nusra-qaeda-armas-alepo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario