Google+ Followers

martes, 25 de octubre de 2016

Misiles crucero rusos en Siria responden a la amenaza de OTAN



Resultado de imagen de corbetas de misiles teledirigidos de la clase Buyan-M,
Buran M


Rusia despliega fuerzas en el Mediterráneo para dar una respuesta de guerra asimétrica a la amenaza occidental y de sus aliados turcos, israelíes y árabes reaccionarios.

Ante las amenazas por parte de EE.UU. y sus aliados de intervención militar en Siria contra las fuerzas armadas sirias y de sus aliados rusos, Rusia responde con el despliegue de fuerzas adicionales en el Mediterráneo Oriental, capaces de dar una respuesta de guerra asimétrica a la amenaza occidental y de sus aliados turcos, israelíes y árabes sunitas. La percepción de tener superioridad tecnológica y numérica en fuerzas convencionales llevaría a EE.UU. y a sus aliados que apoyan el terrorismo integrista sunita en Siria e Irak directamente, o que destruyen por medio de bombardeos aéreos la infraestructura de Siria e Irak so pretexto de atacar al grupo terrorista Daesh, a considerar atacar a las fuerzas sirias y rusas en Siria bajo la impresión que las dominarían y derrotarían militarmente. Esta gran coalición que apoya al terrorismo radical sunita en Siria e Irak, y la destrucción física de estos dos países, incluye a EE.UU., Reino Unido, Francia, Alemania, Israel, Turquía, Arabia Saudita, Jordania, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Bahréin, Marruecos, Canadá, Australia, Holanda, Dinamarca, Bélgica e Italia. 

La respuesta rusa a la amenaza representada por las fuerzas de esta coalición liderada por EE.UU. es enfrentarlas con superioridad tecnológica, táctica-operacional y de potencia de fuego, incluyendo la opción nuclear táctica y operacional, de teatro de operaciones. Un ejemplo de esta respuesta asimétrica rusa en Siria se aprecia en el despliegue de la patrullera misileraMirazh (Espejismo) de la clase Nanuchka-III, según la denominación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), y de dos corbetas de misiles teledirigidos de la clase Buyan-M, siendo los tres navíos pertenecientes a la Flota del Mar Negro rusa, desplegados ante las costas sirias. En apariencia, estos tres pequeños navíos rusos aparecerían como enemigos desdeñables ante los grandes navíos de guerra como los portaaviones de unas 100,000 toneladas a plena carga de la clase Theodore Roosevelt, y los cruceros y destructores de misiles teledirigidos de la Armada de EE.UU.
Resultado de imagen de Nanuchka-III,



Empero, aún con sus tan solo 790 toneladas a plena carga máxima, según Eric Wertheim en la publicación del Instituto Naval de EE.UU. (USNI) The Naval Institute Guide to Combat Fleets of the World, 16th Edition, la patrullera misilera de la claseNanuchka-III oficialmente lleva 6 misiles antinavío P-120 Malajit (Malaxit en ruso - Malaquita), cuyo tipo fue desplegado el siglo pasado.
Resultado de imagen de misiles P-120 Malajit
 El misil Malajit, denominado por la OTAN SS-N-9 “Sirena”, tiene una velocidad de crucero de Mach 0.9 (la velocidad de misiles del tipo Exocet francés), un alcance máximo de 110 km y una ojiva de guerra de 500 kg que puede ser de alto explosivo convencional o táctica nuclear de 200 kilotones de potencia, según Duncan Lennox en la publicación británica IHS Jane’s Weapons: Strategic 2012-2013. Compárese con las bombas atómicas americanas que destruyeron las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, con una potencia de 20 kilotones, equivalente a 20,000 toneladas de TNT, cada una. Por ello, bastaría el impacto de uno de los misiles Malajit armado con una ojiva nuclear táctica de 200 kilotones en un portaaviones o en uno de los navíos de su escolta para vaporizarlo y destruir a todo el grupo de navíos de guerra en la superficie del mar (probablemente no destruirá a los submarinos escolta del portaaviones, sumergidos y más alejados de éste) de un grupo de batalla de portaaviones americano, actualmente llamado grupo de ataque de portaaviones

Se ha de decir que el misil crucero antinavío con ojiva nuclear táctica lanzado por buques de superficie, submarinos, por bombarderos, aviones de ataque y aviones de patrulla marítima, y desde lanzadores móviles terrestres, puede ser junto a la aviación armada con misiles aire-superficie y bombas de precisión convencionales o nucleares, la némesis de los portaaviones, haciéndolos obsoletos como la aviación hizo obsoleto al acorazado en la Segunda Guerra Mundial.
Resultado de imagen de sistema de ocultación al radar de plasma frío.
Los nuevos misiles crucero antinavío rusos que entren en servicio a partir del año 2020 probablemente tendrán inteligencia artificial. Así, como aviones no tripulados inteligentes programados para volar y maniobrar de manera plenamente autónoma, los nuevos misiles crucero antinavío serán como aviones piloteados kamikaze, capaces de llegar a su objetivo evitando las defensas cinéticas maniobrando y adoptando contramedidas a las contramedidas electrónicas del adversario (ECCM), estando además dotados de tecnología de invisibilidad al radar, como un sistema de ocultación al radar de plasma frío.

Aunque los portaaviones seguirán teniendo utilidad como bases móviles navales de proyección de poderío aéreo tanto para operaciones de guerra naval en alta mar como para operaciones contra costas enemigas, en una guerra mundial los portaaviones serán objetivo primario de un adversario armado con misiles crucero y misiles balísticos antinavío armados con ojivas nucleares, que localizará a los portaaviones por medio de plataformas de inteligencia, vigilancia y reconocimiento como satélites espaciales y aviones no tripulados. En dicho ambiente hostil tendrán mayores posibilidades de supervivencia los submarinos, y navíos de superficie como cruceros de batalla (battlecruisers) de propulsión nuclear, cruceros, destructores (destroyers) y múltiples pequeñas corbetas de misiles teledirigidos, dotados de tecnologías de invisibilidad tanto al radar como a sensores electroópticos, y armados con el mayor número posible de misiles crucero inteligentes contra blancos navales y terrestres, y con misiles antiaéreos y antimisil, además de estar dotados de armas láser y cañones electromagnéticos. 
Resultado de imagen de misiles balísticos anti navío
La patrullera misilera Mirazh desplegada en el Mediterráneo presumiblemente ante la costa de Siria para defender al país árabe podría igualmente estar armado con el moderno misil crucero antinavío 3M55/P-800 Oniks (de nombre Yajont en su versión de exportación, Ónix en español y SS-N-26 según la denominación de la OTAN), que por sus dimensiones menores a las del misil Malajit, podría ser portado por los lanzadores de misiles de la clase Nanuchka-III, según datos de Lennox y Wertheim. 
Resultado de imagen de misil /P800 Oniks
La velocidad de crucero del misil Oniks es de Mach 2.6 ó 2.6 veces la velocidad del sonido a altura y de Mach 2 rasante sobre la superficie del mar, con un alcance máximo de 300 km y una ojiva de guerra convencional de hasta 250 kg, de acuerdo a Lennox. 

Resultado de imagen de misil brahmos
Es posible que la Marina de Guerra Rusa despliegue en sus navíos una versión modernizada del misil Oniks basada en el misil Brahmos, la versión indo-rusa modernizada del Oniks, teniendo una menor longitud, una velocidad de crucero a altura de Mach 2.8 con 300 km de alcance y una ojiva de guerra de hasta 300 kg, según datos de Lennox. 

El misil Oniks probablemente puede ir armado también de una ojiva nuclear táctica de 200 kilotones, pudiendo incluso llegar a portar una ojiva nuclear de 350 kilotones, si se considera que el misil aire-superficie estratégico ruso Kh-15 (X-15 en cirílico y AS-16 según la OTAN), con una ojiva nuclear de 150 kg de peso, tiene una potencia de 350 kilotones de acuerdo a Lennox. En vista de que se ha desarrollado un sistema de guía electroóptico de imagen en infrarrojo (IIR) para el misil crucero indo-ruso Brahmos para ataque a blancos terrestres, con un error circular probable (CEP) de tan solo 1 metro según datos de Lennox, es probable que una nueva versión del misil crucero ruso Oniks tenga este sistema de guiado IIR de alta precisión para ataque dual a blancos terrestres y navales.
SS-N-12 missile launch tubes on the Kiev (1976).JPEG
Cabe señalar que cada uno de los 16 misiles crucero antinavío P-500 Bazalt (Basalto; SS-N-12 según la OTAN) del crucero de misiles teledirigidos ruso Moskvá, buque insignia de la Flota del Mar Negro rusa y que ha operado en el Mediterráneo en defensa de Siria, puede ir armado con ojivas nucleares tácticas antiportaaviones de 350 kilotones de potencia, de acuerdo a Lennox. Aunque sea solo en teoría, el crucero ruso de la clase Slavá tiene el potencial con sus misiles Bazalt de vaporizar a cada uno de los 10 portaaviones de propulsión nuclear americanos operacionales, y le sobrarían misiles.
Resultado de imagen de Moskvá,
En la guerra asimétrica una parte en conflicto se enfrenta a la contraria con tecnologías, potencia destructora, tácticas, operaciones y estrategia superiores para derrotar la superioridad numérica y mayor o equivalente poderío militar del contrario.
Resultado de imagen de Serpujov y Zeleny Dol,
Así, las dos corbetas de misiles teledirigidos de la clase Buyan-M desplegadas por la Flota del Mar Negro rusa en el Mediterráneo para defender a Siria, la Serpujov y Zeleny Dol, aunque con tan solo 940 toneladas a plena carga pueden ir armadas de misiles crucero antinavío y de ataque a blancos terrestres, portando 8 lanzadores verticales de misiles crucero, según Wertheim.
Resultado de imagen de (SS-N-27A
 Las corbetas de la clase Buyan-M pueden lanzar así 8 misiles crucero de la familia de misiles Klub/Kalibr(Calibre), que pueden ser los misiles 3M54 antinavío (SS-N-27A según la OTAN) con 200 kg de ojiva de guerra, vuelo de crucero subsónico y velocidad de ataque terminal de su tercera fase de Mach 2.2, de 60 km a 20 km del objetivo naval enemigo, según Jane’s.

Las corbetas pueden también ir armadas con el misil crucero antinavío 3M54M1 (SS-N-27B según la OTAN), dotado de una ojiva de guerra de 450 kg de alto explosivo, una velocidad de crucero subsónica de entre Mach 0.7 y Mach 0.8, un probable alcance máximo de no menos de 2,500 km y capacidad de portar una ojiva nuclear de 200 kilotones como el misil antecesor del misil Kalibr, el RK-55 Granat (Granate; SS-N-21 Sampson según la OTAN) de acuerdo a datos de Lennox y Wertheim.
Resultado de imagen de misil SS-N-27 B
Las corbetas Serpujov y Zeleny Dol pueden con mayor probabilidad estar armadas para su misión en el Mediterráneo en defensa de Siria con el misil crucero de ataque a tierra de la familia de misiles Kalibr, el 3M14T (SS-N-30 de acuerdo a la OTAN), con ojiva de guerra de 450 kg de alto explosivo y alcance máximo de no menos de 2,500 km, pudiendo potencialmente ir armado con una ojiva nuclear táctica/estratégica de 200 kilotones como su predecesor el misil crucero estratégico RK-55 Granat, para su uso en caso de guerra con la OTAN, el estado de Israel o Arabia Saudita. 
Cabe señalar que los misiles crucero modernizados P-120 Malajit, P-800 Oniks y la familia de misiles Klub/Kalibr 3M54, 3M54M1 y 3M14, estarán equipados con tecnologías para reducir su detección por radar, como un sistema de cancelación activa de las ondas del radar enemigo.
Resultado de imagen de misiles kalibr

Las corbetas de misiles teledirigidos rusas de la clase Buyan-M ya lanzaron con éxito los misiles crucero Kalibr 3M14T desde el Mar Caspio contra objetivos de grupos terroristas integristas sunitas en Siria en octubre del 2015. Además, en agosto de este año las referidas corbetas de misiles teledirigidos Serpujov y Zeleny Dol operando en el Mediterráneo Oriental lanzaron un ataque de misiles crucero Kalibr 3M14T contra blancos del Frente Al Nusra de Al Qaeda en Siria. También, ya la Marina de Guerra Rusa ha llevado a cabo un ataque a blancos terrestres de terroristas en Siria con misiles crucero Kalibr 3M14 lanzados desde un submarino convencional, diésel-eléctrico, el Rostov-na-Donú de la Flota del Mar Negro rusa, cuando operaba en diciembre del año pasado en el Mediterráneo Oriental ante las costas de Siria.
Resultado de imagen de Kalibr 3M14 lanzados desde un submarino convencional,
El despliegue de los pequeños navíos de misiles teledirigidos Mirazh, Serpujov y Zeleny Dol ponen en práctica una estrategiade “letalidad distribuida”, según el analista Brian Clark del instituto de investigación y análisis de defensa, el Centro para Evaluaciones Estratégicas y Presupuestarias (Center for Strategic and Budgetary Assessments) de Washington, D.C. 
Resultado de imagen de Klub/Kalibr 91R1 y 91R2
La idea detrás del concepto de “letalidad distribuida” es desplegar, por ejemplo, en la guerra naval un gran número de pequeñas plataformas navales o navíos pequeños que por su escaso tamaño y al estar dispersados son de difícil detección y por ello de difícil neutralización. Según Wertheim, el casco de las corbetas Buyan-M es de material compuesto de fibra de carbono – posiblemente absorbente de radar - y que estos navíos probablemente poseen tecnologías para reducir su detección. De acuerdo a “letalidad distribuida”, pequeñas corbetas y patrulleras misileras pueden ir armados de misiles crucero antinavío, misiles crucero contra blancos terrestres o misiles antisubmarinos (como los Klub/Kalibr 91R1 y 91R2 de 50 km y 40 km de alcance respectivamente, de acuerdo a Lennox), que operarían de manera coordinada gracias a la guerra de redes de comunicaciones informáticas. Para cumplir con sus misiones, estas pequeñas unidades navales harían uso de plataformas espaciales, aéreas, navales y terrestres para obtener información de inteligencia, vigilancia, adquisición de blancos y reconocimiento (ISTAR), como enlace de comunicaciones y para navegación. Cabe decir que otros elementos de la guerra asimétrica son la guerra cibernética, las armas de pulso electromagnético (PEM o EMP), la guerra de la información y de existir, las armas climatológicas.
Resultado de imagen de Klub/Kalibr 91R1 y 91R2
El concepto de “letalidad distribuida” se puede considerar una estrategia de guerra asimétrica, en el que un gran número de patrulleras misileras y corbetas de misiles teledirigidos, por debajo o alrededor de las 1,000 toneladas, y actuando de manera dispersa pero coordinada, pueden causar un nivel de destrucción muy por encima de su costo individual como sistemas de combate, pudiendo ser reemplazados más fácilmente de perderse en acción de guerra, que navíos grandes como portaaviones, cruceros, destructores y fragatas de gran desplazamiento, en una guerra nuclear. 

Con misiles crucero de 2,500 km de alcance, desplegados en las corbetas de misiles teledirigidos de la clase Buyan-M y en submarinos convencionales rusos del Proyecto 636.3, la Marina de Guerra Rusa puede atacar blancos estratégicos en caso de una guerra regional como:

 la Base Aérea de Incirlik en Turquía - usada por la Fuerza Aérea de EE.UU., la Fuerza Aérea Turca, la RAF británica y la Real Fuerza Aérea Saudí,
Resultado de imagen de Base Aérea de Incirlik
la plataforma marina israelí de extracción de gas sobre el campo de gas natural submarino Leviathan de Palestina en el Mar Mediterráneo,
Resultado de imagen de campo de gas natural submarino Leviathan
la Base Aérea Príncipe Sultán en Arabia Saudita, hallándose ésta como punto de referencia a unos 1,780 km de Lárnaca, Chipre, o



las instalaciones petroleras saudíes en el Golfo Pérsico en Ras Tanura, a unos 1,800 km de Chipre.
Resultado de imagen de instalaciones petroleras saudíes en el Golfo Pérsico en Ras Tanura,
http://www.hispantv.com/noticias/

No hay comentarios:

Publicar un comentario