Google+ Followers

martes, 11 de octubre de 2016

Francia eleva el tono frente a Rusia



AP / ANDREW RENNEISEN



EVA CANTÓNPARÍS



LUNES, 10 DE OCTUBRE DEL 2016 - 21:23 CEST



La ofensiva rusa sobre Siria y la dramática situación que vive Alepo ha llevado a Francia a alzar el tono frente al Kremlin. El presidente francés, François Hollande, ha amenazado a Vladimir Putin con un desplante diplomático en respuesta al veto de Moscú en Naciones Unidas para poner fin a los bombardeos de su aviación sobre la martirizada ciudad del norte de Siria.

En una entrevista al programa ‘Quotidien’, emitida este lunes en TMC, Hollande denuncia los “crímenes de guerra” cometidos en Alepo y expresa sus dudas sobre la conveniencia de mantener un encuentro con el presidente ruso el próximo 19 de octubre en París, durante la visita que Putin realizará para inaugurar una iglesia ortodoxa en pleno centro de la capital francesa.

“Me he planteado la cuestión. ¿Será útil? ¿Será necesario? ¿Puede ser una forma de presionar? ¿Podemos lograr que se detenga el apoyo a las fuerzas aéreas del régimen, que lanza sus bombas sobre la población de Alepo?”, se ha preguntado el presidente francés.Hollande no ha decidido, por tanto, si le abrirá a Putin las puertas del Elíseo.
Los preparativos siguen

Sin embargo, los preparativos de su visita a París siguen adelante, según ha declarado a la prensa el portavoz del presidente ruso,Dmitri Peskov. Si finalmente se celebra la entrevista entre los dos mandatarios, Hollande ha adelantado que será para abordar la trágica situación de Alepo. “Si le recibo será para decirle que es inaceptable. Que es grave incluso para la imagen de Rusia”.

El infierno en el que se ha convertido Alepo ha movilizado a la comunidad internacional para evitar que la segunda ciudad siria siga viviendo al ritmo de los bombardeos del régimen de Bashar al Asad y de la aviación rusa. Sin embargo, Moscú ha vetado en la ONU la resolución franco-española reclamando un alto el fuego y la creación de una zona de exclusión aérea.
Fractura inédita

Es la quinta vez desde el inicio de la guerra –en marzo del 2011- que el tradicional aliado de Damasco se niega a condenar al presidente sirio. Y demuestra que el Kremlin pretende seguir adelante con una estrategia militar que ha cambiado la relación de fuerzas en el conflicto sirio y provocado una fractura entre Moscú y Occidente inédita desde el final de la guerra fría.

Para seguir presionando al Kremlin, París se ha sumado a Washington al reclamar al Tribunal Penal Internacional (TPI) abrir una investigación por los crímenes de guerra cometidos en Alepo, donde la ofensiva contra los rebeldes se está cobrando la vida de numerosos civiles y destruyendo hospitales e infraestructuras sanitarias.

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean Marc Ayrault, ha confirmado este lunes en la emisora France Inter que Francia acudirá al TPI para denunciar lo que ha considerado "hechos constitutivos de crímenes de guerra". “Vamos a ponernos en contacto con la fiscalía general del Tribunal Internacional para ver cómo puede llevar a cabo esa investigación”, ha dicho el jefe de la diplomacia gala.

También ha subrayado que si Putin viaja a Francia la próxima semana y pretende reunirse con Hollande no será para hablar de “frivolidades” sino de la crisis siria y de la situación en Ucrania. “Será para decir verdades”, ha insistido.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), desde que se lanzó la ofensiva sobre Alepo, el pasado 22 de septiembre, han muerto 290 personas, en su mayoría civiles, entre ellas 57 niños, víctimas del fuego de artillería y, sobre todo, de los bombardeos del régimen y del Ejército ruso.

Aunque Moscú argumenta que los ataques se dirigen a diezmar a los yihadistas del Estado Islámico, análisis de la firma norteamericana IHS citados por Afp revelan que el principal interés de Rusia es dar apoyo militar al régimen de Bashar al Asad. Si en el primer trimestre del 2016, el 26% de los bombardeos rusos tenían por objetivo a los terroristas del Daesh, en el tercer trimestre del año el porcentaje no pasaba del 17%.

Hasta ahora todas las iniciativas diplomáticas para detener la sangría en Alepo se han saldado con el fracaso. Francia lanzó el proyecto de resolución rechazado este sábado en la ONU tras la ruptura del diálogo entre Washington y Moscú para buscar una alternativa ante la crisis abierta entre las dos superpotencias.


http://www.elperiodico.com/es/noticias/

1 comentario:

  1. Artículo infumable. Que Asco, de verdad. El grado de desinformación es increible, impresionante, e imperdonable. El Nuevo Orden Mundial en acción una vez más.

    ResponderEliminar