Google+ Followers

jueves, 14 de julio de 2016

Se busca población catalana que no tenga problema con los F-18 españoles



Caza F-18 con la bandera de España dentro de la cabina.


Los grupos independentistas del ayuntamiento de Mataró no consiguieron frenar el festival aéreo que se iba a celebrar en septiembre en la localidad. Pero el consistorio, gobernado por el PSOE, ha decidido cancelarlo alegando problemas presupuestarios.

Una vez reducida la inversión pública, tras intentar buscar más financiación por parte del sector privado y a pesar de contar con 80.000 euros que cubrían los gastos generados por las Fuerzas Armadas, el ayuntamiento de Mataró no ha podido hacer frente a gastos como la seguridad del festival o las vallas necesarias, entre otros.

Desde la organización del festival han mostrado su malestar tras la decisión tomada por parte del ayuntamiento del municipio barcelonés. Afirman que: “Una vez más, se suspende debido a una decisión política”. Ahora, la empresa organzadora reclama al consistorio el dinero invertido en la 'Fest al Cel'. La indemnización ronda alrededor de los 50.000 y 70.000 euros.

Sin emabrgo, según ha sabido ECD, la 'Fest al Cel' podría celebrarse, pese a todo, en otra ubicación. De hecho, los organizadores han comenzado la busqueda de una localidad interesada en acoger el evento. De momento no hay ningun candidato en firme.
El mayor festival aéreo de España

Este festival ha sido muy polémico y criticado desde su primera edición en Barcelona de 2014. Por una parte, algunos partidos y asociaciones criticaron el dinero público que se invertía en él; por otro, la tensión independentista hacía que la presencia de aviones militares del Ejercito del Aire en Cataluña levantara más suspicacias. A pesar de ello, esá considerado el festival aéreo más importante de España.

La ‘Fest al Cel’ 2016 contaba con exhibiciones de destacadas patrullas y aeronaves militares. Según confirmaron a El Confidencial Digital fuentes de la organización del festival, iba a acudir la patrulla ASPA, grupo de helicópteros de vuelo aerobático del Ejerito de Aire Español que este año sustituirá a la Patrulla Águila; un caza F-18; y un helicóptero del Servicio Aéreo de Rescate (SAR).

Esta representación de las Fuerzas Armadas es algo menor a la que hubo en 2015. Tal y como se contó en estas páginas hace un año, el Ejército del Aire envió un Eurofighter y un f-18 -las dos aeronaves más potentes de las Fuerzas Armadas-, Tierra mandó un Eurocopter Tigre, que es una aeronave de ataque, y el helicóptero de transporte de carga pesada Boeing Chinook, y por parte de la Armada participó un Harrier de la Novena Escuadrilla.

Los organizadores de la Fiesta del Cielo se mostraron sorprendidos por el aumento de las aeronaves enviadas por las Fuerzas Armadas, ya que años anteriores apenas acudieron algunos helicópteros. Y llamaba la atención porque esta exhibición de la capacidad aérea de las Fuerzas Armadas se hiciera en Cataluña pocos días antes de las elecciones catalanas que los independentistas quería convertir en un plebiscito sobre la secesión de Cataluña.


http://www.elconfidencialdigital.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario