Google+ Followers

lunes, 25 de julio de 2016

Militares españoles acompañarán al Ejército iraquí en las batallas

El Equipo de Control Aerotáctico español guía el vuelo de un Mi-35 iraquí. DEFENSA

Madrid

24/07/2016 04:29

La implicación de España en la lucha contra el Daesh va a dar un salto cualitativo. Hasta ahora, los militares españoles adiestraban a integrantes del nuevo ejército iraquí. Tras el acuerdo alcanzado en la última reunión de la coalición internacional contra el Daesh celebrada en Estados Unidos, les acompañarán en la batalla.

Defensa explica que no se trata de que los soldados españoles disparen contra los integrantes del autodenominado Estado Islámico, pero sí de que sobre la marcha aconsejen y asesoren en los enfrentamientos para facilitar los avances del nuevo ejército. Este paso fue avalado ya por el propio ministro de Defensa en funciones,Pedro Morenés, en su encuentro con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

Morenés ofreció también la posibilidad de aumentar en otros 100 militares españoles el contingente que ya está desplazado a Irak. Se trataría de unos 25 agentes de la Guardia Civil que participarían en el adiestramiento de los futuros policías, así como de más personal para servicios sanitarios y de seguridad para la propia base española. Este aumento de la misión necesitaría el visto bueno delCongreso, según recoge la Ley de Seguridad Nacional.

La operación arrancó en 2014 y desde el primer momento España se implicó en la coalición. Nuestro país dirige una misión de adiestramiento, aportando su amplia experiencia en misiones multinacionales en escenarios que abarcan desdeAfganistán hasta Somalia o Malí.

Unos 300 militares españoles se encuentran actualmente desplegados en Irak, repartidos entre las localidades de Bagdad, Taji y la Base Gran Capitán, en el complejo de adiestramiento del ejército iraquí de Besmayah, donde se encuentra la mayoría de efectivos.

Hasta ahora, las tropas se limitaban a actividades de adiestramiento

La coalición ha reclamado colaboración de los países implicados en tres tipos de actividad: cambiar la naturaleza de la operación, pasando del adiestramiento puro a una asistencia y acompañamiento en determinadas operaciones sin intervenir directamente en batalla; instrucción para asistencia médica; y adiestramiento de tipo policial para garantizar la seguridad en aquellas zonas reconquistadas al grupo terrorista.

En el último año y medio, los militares españoles han adiestrado a más de 5.000 efectivos iraquíes de dos brigadas ligeras y dos brigadas acorazadas. Dentro de los planes de la OTAN, también ha formado a soldados iraquíes en Jordania en la lucha contra artefactos explosivos improvisados.
Estabilidad para Siria e Irak

Morenés ha reclamado a la comunidad internacional que apueste por unas fuerzas de seguridad iraquíes como «pilar esencial y obligado» en la reconstrucción del país y ha subrayado que «un ejército y policía inclusivos y motivados» en Siria e Irak son el «elemento fundamental» para estabilizar ambos países.

El ministro de Defensa considera necesario una mayor implicación de los socios regionales de Siria e Irak y de las organizaciones internacionales, consecuencia directa de la mutación constante del Daesh, tanto al extenderse fluidamente a otros territorios como en su capacidad y velocidad de radicalización.

En el caso concreto de España, el ministro destacó la contribución española adicional al esfuerzo colectivo de la coalición en tres áreas: la lucha contra la financiación de las redes terroristas, la lucha contra los terroristas extranjeros y la actividad en comunicación estratégica.

A juicio de Morenés, «una intervención más global de los medios -interior, inteligencia, ciberespacio, información en zona- y, sobre todo, la cooperación de los servicios policiales y militares es la clave» para combatir el movimiento yihadista.


http://www.elmundo.es/espana/

No hay comentarios:

Publicar un comentario