Google+ Followers

sábado, 2 de junio de 2018

La escalada en la retórica entre China y Estados Unidos por el polémico despliegue de misiles en islas artificiales

RedacciónBBC News Mundo


Derechos de autor de la imagenREUTERSImage captionPekín ha estado transformando las islas en bases militares.

Para Estados Unidos es una forma de intimidación. Para China, su derecho a defenderse.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, declaró que China está desplegando misiles en el disputado mar de China Meridional para intimidar y coaccionar a sus vecinos.

En declaraciones hechas en Singapur, Mattis señaló que las acciones de Pekín hacían cuestionar las metas más amplias del país asiático.

Más tarde, sin embargo, el ejército de China defendió su derecho de desplegar armas en las islas que reclama como su territorio.

Mattis también dijo que el tema de tropas estadounidenses emplazadas en Corea del Sur no estará "sobre la mesa" en la recién anunciada cumbre de este mes entre el presidente de EE.UU., Donald Trump, y su homólogo norcoreano, Kim Jong-un.

Fin de las recomendaciones

Washington busca una completa desnuclearización de la Península Coreana, añadió.
El ministro de Defensa de Corea del Sur, Song Young-moo, también mencionó en la cumbre de seguridad de Diálogo de Shangri-La que las fuerzas de EE.UU. en Corea del Sur eran "un asunto separado del tema nuclear de Corea del Norte".

Hay aproximadamente unas 28.500 tropas estadounidenses acantonadas en Corea del Sur.

Mattis expresó en la cumbre de seguridad que Pekín ha desplegado equipos militares pesados con misiles antinavales, misiles tierra-aire y dispositivos de intervención electrónica por todo el mar de China Meridional.

"A pesar de los desmentidos de China, el despliegue de estos sistemas armamentistas está directamente vinculado a su uso militar con el propósito de intimidación y coacción", afirmó el general Mattis.Tras esas acusaciones, el general He Lei del ejército de China expresó que las islas son territorio chino y que su país tenía el derecho legal de defender su soberanía.

Añadió que cualquier comentario irresponsable de otros países era inaceptable.

Por su parte, general Mattis dijo que la administración Trump buscaba una relación constructiva con China pero que competiría vigorosamente se fuera necesario.

Aunque también indicó que EE.UU. reconocía que China tenía un papel qué jugar en la región.

El mar de China Meridional, una ruta marítima clave, es objeto de una disputa territorial que involucra a seis países.Image captionMapa del mar de China Meridional que muestra las zonas en disputa.

China ha estado transformando pequeñas islas y otros cayos en ese mar en instalaciones militares.

El mes pasado, China dijo que por primera vez había colocado bombarderos en la isla Woody, una de las islas Paracelso, lo que generó acusaciones de parte de EE.UU. de que estaba desestabilizando la región.

La isla Woody, que China llama Yongxing, también es reclamada por Vietnam y Taiwán.

http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-44341210

No hay comentarios:

Publicar un comentario