Google+ Followers

sábado, 1 de julio de 2017

Mientras el enemigo 'se ahoga': Las ventajas de los submarinos anaeróbicos rusos

Mientras el enemigo 'se ahoga': Las ventajas de los submarinos anaeróbicos rusos
© Sputnik/ Alexey Danichev


Rusia prevé construir una 'flotilla' de sumergibles diésel-eléctricos de la clase 677 Lada. 
Estarán dotados de un sistema de propulsión anaeróbica, es decir, no requerirán la utilización de oxígeno libre. Sputnik les relata cuáles son las ventajas principales de los submarinos rusos de nueva generación.



© FOTO: SEVMASH
Los sumergibles de la clase Lada serán los primeros de la Armada rusa que estarán dotados de los sistemas de propulsión independientes del aire, cuya ventaja principal radica en que son menos detectables, puesto que no necesitan emerger para recargar las baterías. Esto se traduce en una mayor autonomía bajo el agua, donde pueden permanecer durante dos semanas.



Hay numerosas innovaciones que se aplican en el proyecto Lada, en particular en el único submarino de esta clase que está en la fase final de construcción: el Sankt Peterburg. Ante todo, las novedades se hallan en los sistemas de navegación, de radares y de ciberseguridad, informó el analista militar y capitán de navío Mijaíl Nenáshev.

Según el entrevistado, los futuros sumergibles de esta clase —Kronstadt y Velikie Luki— estarán dotados de nuevos sistemas que reducen el ruido, serán más sigilosos y dispondrán de unas condiciones de alojamiento mejoradas.


© SPUTNIK/ VITALY ANKOV
Los Lada pertenecen a la cuarta generación de submarinos no atómicos. Están destinados a combatir a otros sumergibles, buques de superficie e instalaciones costeras del enemigo, así como son aptos para transportar cargas y tropas especiales.



La clase 677 destaca por una automatización muy alta y, además, puede estar equipada con misiles Kalibr PL, torpedos y proyectiles antiaéreos Igla.

El desplazamiento de estos submarinos es de 1.765 toneladas, miden 66,8 metros de eslora, tienen una autonomía de 45 días y pueden navegar sumergidos a una velocidad de hasta 21 nudos y descender a una profundidad de hasta 300 metros. Su tripulación consta de 35 hombres y el armamento incluye seis tubos lanzatorpedos.

Los futuros buques Kronshtadt y Velikie Luki fueron puestos en quilla en 2005 y 2006, respectivamente. Se espera que el primero sea botado en el 2018. El contrato de construcción del cuarto y quinto submarino del proyecto 677 será firmado en un futuro próximo.

https://mundo.sputniknews.com/defensa/201706291070368692-sumergible-lada-sankt-peterburg-anaerobica/


No hay comentarios:

Publicar un comentario