Google+ Followers

miércoles, 21 de junio de 2017

El ultimátum ruso fuerza al Pentágono a "reducir su espacio" en Siria

El ultimátum ruso fuerza al Pentágono a "reducir su espacio" en Siria
© Foto: US Navy / Jacob Estes

La coalición de EEUU parece haberse tomado en serio el ultimátum de Rusia sobre los vuelos ilícitos en Siria. Un día después de su anuncio, los aviones de la coalición no se han atrevido a cruzar los límites establecidos por el Ministerio de Defensa ruso. Australia llegó incluso a suspender sus operaciones en todo el cielo sirio.


Tal parece que no todos los aliados estadounidenses están dispuestos a arriesgar sus vidas por los intereses petroleros de Washington, compartió con Sputnik el analista político Alexandr Jrolenko.

Australia anunció la suspensión provisional de sus operaciones aéreas en el cielo sirio al día siguiente de que Rusia anunciase que sus sistemas de defensa antiaérea tomarán en la mira y acompañará a cada objeto volador —incluyendo aviones y drones de la coalición liderada por EEUU- que sea detectado al oeste del río Éufrates, su zona de control en Siria. De esta manera, Moscú responde al reciente derribo de un Su-22 sirio por un F/A-18E estadounidense.




"El piloto se siente muy nervioso cuando su sistema de defensa a bordo empieza a sonar y parpadear en rojo, advirtiéndole que está en la mira de los radares. Si alguien de veras quiere entrar en la zona al oeste del río Éufrates, podrán probarlo por sí mismo", explicó al periódico Vzglyad el experto militar Víctor Murajovski.

Un juego sin reglas

El Su-22 sirio fue el primer avión derribado por la Fuerza Aérea de EEUU desde la guerra en Yugoslavia en 1999, pero no es el primer incidente en el que atacan a objetivos sirios. Jrolenko recordó que los militares de la coalición realizan sus operaciones en Siria sin la invitación del Gobierno de ese país y sin el mandato del Consejo de Seguridad de la ONU, por lo que violan el derecho internacional.

Contra ese tipo de incidentes existe una medicina bastante legítima: el sistema antiaéreo de misiles S-300. Cuando el piloto estadounidense escuche el peculiar sonido de advertencia, que le indique que está en la mira del sistema antiaéreo, lo pensará dos veces antes de atacar a alguien en Siria. Porque después de que ataque a un avión, despegarán los misiles antiaéreos pesados y la única manera de sobrevivir será escapar de su nave y ser capturado".



Con un área de 185.000 km2, Siria es un país relativamente pequeño, pero en su territorio operan numerosos grupos armados. Aviones de una decena de países atraviesan sus cielos.


El diario británico The Guardian señaló que el peligro de choques armados entre EEUU y Rusia en Siria ha aumentado considerablemente después de que Donald Trump le entregase al jefe del Pentágono, James Mattis, facultades para operar libremente en todo Oriente Próximo. Las consecuencias de esa 'libertad' es que ahora cada nave estadounidense en Siria es potencialmente un blanco para Rusia, se explica en la publicación.



¿Podrá Trump ponerle freno a Mattis, al cual sus propios colegas llaman 'perro rabioso'? Teniendo en cuenta las difíciles relaciones del mandatario con el Congreso, la pregunta queda en el aire. Mientras, los aliados de Washington buscan una manera de no salir lastimados de la campaña, concluyó Alexandr Jrolenko. "Una cosa es bombardear a los sirios indefensos y otra es enfrentarse en combate con las Fuerzas Aeroespaciales rusas".

https://mundo.sputniknews.com/politica/201706211070148603-oriente-proximo-siria-washington-moscu-seguridad/

No hay comentarios:

Publicar un comentario