Google+ Followers

sábado, 17 de diciembre de 2016

Canadá compra 16 aviones C295 y da oxigeno a Airbus Sevilla

 ABCE. FREIRE Sevilla08/12/2016 21:34h - Actualizado: 09/12/2016 





Los trabajadores de las factorías de Airbus en Sevilla han recibido una buena noticia que confían puede suavizar el plan de despidos anunciado por la compañía, ligado a una disminución de la cadencia de fabricación del avión de transporte militar de tamaño mediano C295, ante el descenso de las ventas de este modelo. La Real Fuerza Aérea Canadiense (RCAF) ha anunciado este miércoles la elección del Airbus C295W, que se ensambla en la factoría sevillana de San Pablo de la empresa aeronáutica, para sus misiones de búsqueda y rescate. En concreto, hará un importante pedido de 16 aparatos adaptados a dicho uso.

Según ha informado Airbus en un comunicado, el contrato también incluye el mantenimiento en condiciones operativas, que será suministrado por una «joint-venture» constituida por Airbus Defence and Space y PAL Aerospace.

Las entregas de los C295W de Canadá comenzarán tres años después de la adjudicación del contrato y, una vez en servicio, se sumarán a los cinco aviones Airbus CC-150 utilizados para misiones de reabastecimiento en vuelo, transporte y traslado de pasajeros VIP.


De esta forma, la campaña iniciada hace meses por Airbus en Canadá ha tenido el mejor desenlace. El pasado mes de abril un equipo de técnicos canadienses estuvo en Sevilla probando el avión. El contrato no ha sido fácil, ya que el C295 ha tenido que competir con otros aparatos, como el C27-J Spartan de la italiana Alenia.

La noticia supone un balón de oxígeno para las plantillas de Airbus en Sevilla, después de que la compañía anunciase hace dos semanas su decisión de disminuir la cadencia de producción anual del C295 desde 25 a 10 aviones, lo que impacta de lleno en la línea de ensamblaje sevillana. (En paralelo, el «súperjumbo» A380, que tiene una importante carga de trabajo en las factorías de Tablada y PuertoReal, también frenará el ritmo de fabricación a la mitad, lo que supone 12 unidades al año, según lo anunciado por Airbus).
Negociaciones con India

De esta forma, el sustancial pedido de Canadá representa un gran espaldarazo a este modelo tan sevillano, que también está a la expectativa de lograr un mega-contrato con India. Así, la gran esperanza para el C295 está actualmente en este país asiático, con el que Airbus lleva meses en negociaciones para intentar la venta de 56 aeronaves por un importe aproximado de 1.700 millones de euros. Hace ya un tiempo que terminó el periodo de demostración, aunque el desenlace sigue sin anunciarse, ya que en India los periodos de negociación son muy dilatados.

Fernando Alonso, director de Military Aircraft en Airbus DS y máximo ejecutivo del fabricante europeo en España, mostró ayer su «satisfacción» por el pedido de Canadá y se congratuló de que el C295 «haya recibido este importante voto de confianza por parte de un cliente tan exigente».

«La decisión llega en un momento en el que el sector de motores de turbopropulsión media se encuentra en un ciclo de baja demanda y es una clara muestra de que la solidez, fiabilidad y rentabilidad del C295 son garantía de que este avión seguirá siendo el líder del mercado», afirmó el máximo responsable de la división de Aviones Militares de Airbus.

Alonso añadió que ello demuestra que Airbus «va por el buen camino con su estrategia de desarrollar y adaptar rápidamente nuevas versiones de sus aviones para responder a los requerimientos de los mercados emergentes».

Por su parte, el director de Airbus DS en Canadá, Simon Jacques, destacó «lo importantes que son las misiones de búsqueda y rescate en el vasto y exigente territorio canadiense» y añadió que «es un honor haber sido escogidos para suministrar los aviones y el servicio técnico necesarios para garantizar su efectividad». Cada aparato está equipado con motores Pratt & Whitney Canadá.

Una vez cerrado este contrato, 185 aviones C295 habrán sido encargados por 25 países distintos, según el comunicado.

http://sevilla.abc.es/economia/

No hay comentarios:

Publicar un comentario