Google+ Followers

martes, 18 de octubre de 2016

Reino Unido intenta salvar a Arabia Saudí de la ciénaga yemení





Abdel Bari Atwan, director del periódico Rai al Youm, cree que un reciente plan presentado por el Reino Unido para un cese del fuego en Yemen es, en realidad, un intento desesperado para ayudar a Riad a salir de la ciénaga de Yemen, donde se halla sumergida desde hace un año y medio.

“Al patrocinar esta resolución, los responsables británicos quieren salvar a Arabia Saudí de la ciénaga de 18 meses en la que están hundidos en Yemen”, dijo Atwan.

Él señaló que el ataque con misiles contra el barco de los EAU y los lanzamientos de misiles contra un barco estadounidense por una parte desconocida son otras razones por las que los británicos presentaron la resolución de cese el fuego. Atwan añade que Londres y sus aliados han llegado a la conclusión de que Rusia e Irán son dos pesos pesados con una gran influencia que pronto fijarán su atención más en profundidad en el conflicto de Yemen. De ahí que las potencias occidentales busquen impedir este desarrollo.

La propuesta británica se produjo también poco después de un ataque mortal la pasada semana contra un funeral en Sanaa que costó la vida a más de 140 personas y heridas a más de 500. Este ataque ha provocado una ola de indignación en toda la población yemení que ha comenzado a movilizarse en masa para hacer frente a los agresores saudíes.

“Hemos decidido presentar una resolución en el Consejo de Seguridad sobre Yemen pidiendo un inmediato cese de las hostilidades y una reanudación del proceso político”, dijo el embajador británico, Matthew Rycroft, a los reporteros en Nueva York.

El gobierno británico ha dejado claro, sin embargo, que va a ignorar a toda la oposición interior y exterior a su venta continuada de armas a Yemen, que permiten la comisión de masacres como la de Sanaa. Tras esta última, nada permite vislumbrar un cambio en la postura británica de continuar suministrando armas a Arabia Saudí. Según el periódico The Daily Mail, el portavoz del 10 de Downing Street disipó cualquier duda sobre este tema al declarar que Arabia Saudí era “un aliado próximo e importante” del Reino Unido.

La última parte de su declaración no podía ser más cínica. “Debemos saber lo que ha pasado exactamente (en Sanaa) Esperamos las últimas confirmaciones. Sin un conocimiento de la realidad sobre el terreno no es conveniente expresarse sobre este tema… Pedimos que Arabia Saudí lleve a cabo su investigación. Discutimos regularmente con los altos responsables saudíes acerca del respeto hacia las leyes internacionales”.

Source: Periódicos


http://spanish.almanar.com.lb/14672

No hay comentarios:

Publicar un comentario