Google+ Followers

miércoles, 5 de octubre de 2016

Irak advierte: aventura militar turca podría desatar guerra



Tanques del Ejército turco en la frontera de Irak.


El premier iraquí exige la pronta retirada de las tropas turcas desplegadas en Irak, y advierte que la aventura militar de Ankara podría desatar otro conflicto.

"No queremos entrar en una confrontación militar con Turquía", alertó el primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, argumentando que "el comportamiento de los dirigentes turcos no es aceptable de ninguna manera".

Hablando en una rueda de prensa efectuada la noche del martes en Bagdad, capital iraquí, Al-Abadi repudió la decisión tomada el sábado por el Parlamento de Turquía para prolongar hasta octubre de 2017 su misión militar en Irak y Siria. Ankara dice que su misión tiene como meta entrenar a las fuerzas iraquíes para luchar contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), mientras que Bagdad asegura que nunca invitó a esta fuerza.


No queremos entrar en una confrontación militar con Turquía", alertó el primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi.

El martes, el Parlamento iraquí condenó a su vez, la prolongación de la presencia de las tropas turcas en ‎Irak, y pidió al Ejecutivo “tomar todas las medidas legales y diplomáticos para salvaguardar la soberanía” de su país ante la “ocupación hostil” del territorio iraquí por Turquía.


La tensión ha seguido subiendo de voltaje hoy miércoles, después de que laCancillería iraquí convocara al embajador turco en Bagdad, Faruk KaymakcI, para transmitirle la gran protesta y el rechazo del país árabe a la prolongación de la presencia de militares turcos en Irak y la insistencia de Ankara de tomar parte en la inminente ofensiva para liberar la ciudad de Mosul (norte), el último bastión de Daesh en el territorio iraquí.

La Cancillería turca a su vez, ha tomado el mismo ejemplo y citado al embajador de Irak en Ankara, Hisham Ali Akbar Ibrahim Alawi, para expresarle la protesta de Ankara por el rechazo del Parlamento iraquí de una prórroga de un año del mandato de las fuerzas turcas en el territorio árabe, donde se encuentran desde septiembre de 2015.

Otras destacadas figuras políticas iraquíes, incluidos algunos líderes de la organización Badr, han condenado la prórroga de la misión de las tropas turcas en Irak. El martes, el secretario general de Badr, Hadi al-Ameri, condenó la decisión de Ankara y advirtió que las fuerzas iraquíes se comportarán con los militares turcos como si fueran miembros del EIIL.

Reiteró que sólo ‘los iraquíes’ estarán autorizados a participar en el asalto de Mosul y que Bagdad consideraría ‘enemigo’ cualquier fuerza terrestre extranjera que se involucre en la ofensiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario