Google+ Followers

miércoles, 27 de julio de 2016

Ejército sirio y Hezbolá toman todo el distrito de Al Lairamun, en Alepo

El Ejército sirio y Hezbolá capturaron en la tarde del martes todo el distrito industrial de Al Lairamun, en el norte de Alepo, allanando así el camino para que ellos dominen toda esta área clave de la provincia, señala el sitio Masdar News.
Según fuentes militares, la 4ª División Mecanizada del Ejército sirio y combatientes de Hezbolá tomaron la Estación de Autobuses tras una intensa batalla con los militantes de Fatah Halab. Esta estación fue uno de los últimos sitios ocupados por los grupos armados en Al Lairamun. “Los combatientes de Hezbolá destruyeron 6 vehículos blindados en dicha estación”.

Mientras tanto, al norte de Al Lairamun, las Fuerzas del Tigre están limpiando las últimas granjas en poder de Fatah Halab cerca de Haritan, al noroeste de Alepo. Más al sur, dichas fuerzas han tomado el Campo de Atracciones del Castillo junto a la Carretera del Castillo.

Corte de otra línea de suministros

Por otro lado, fuerzas de Hezbolá y militares sirios han cortado la Carretera que une Al Lairamun con el Castillo, que constituía la última línea de suministros de los grupos terroristas en toda la región del norte de Alepo.

“Una de las últimas líneas de suministro de armas y municiones para los terroristas, que llegaba hasta Afrin, en el norte de la provincia de Alepo, ha sido cortada por las fuerzas gubernamentales y sus aliados”, señalaron fuentes militares. Este logro aisla aún más a los terroristas que se hallan en la ciudad de Alepo.

“El Ejército sirio está ahora completando el asedio al distrito de Bani Zeid también”, indicaron las fuentes. 

Bombardeos rusos

Para desmayo de los terroristas, la Fuerza Aérea rusa no ha detenido sus ataques en la provincia de de Alepo. En lugar de ello, los rusos han intensificado tales bombardeos con el fin de dañar y debilitar las posiciones de los terroristas.

Huida de civiles hacia los distritos pro-gubernamentales

Por otro lado, muchos de los 250.000 civiles que viven en los barrios del este de Alepo en poder de los grupos armados han comenzado a salir de estos últimos en dirección a los barrios del oeste bajo control del Ejército a través de un punto desmilitarizado en el centro de la ciudad.

Este éxodo se produjo después de que los habitantes recibieran invitaciones del Ejército en sus móviles para refugiarse en las zonas lealistas. Los mensajes también llamaban a los civiles a “expulsar a los mercenarios” de sus distritos.

Más de 1.300.000 habitantes viven en los barrios bajo el control del gobierno. Significativamente, ni un solo de ellos ha intentado refugiarse en el otro lado.

Si los barrios del este de Alepo se vacían de civiles, esto facilitaría mucho los esfuerzos militares para retomar el este de Alepo.


http://spanish.almanar.com.lb/

No hay comentarios:

Publicar un comentario