Google+ Followers

jueves, 19 de mayo de 2016

Rusia puede abandonar tratado de limitación de armas nucleares


Washington ha desplegado su sistema de defensa antimisil en Rumania, muy cerca de las fronteras rusas. La respuesta de Moscú tardará poco tiempo.

Rusia considera el despliegue del nuevo sistema antimisil de EEUU en Europa Oriental como una amenaza. En respuesta, Moscú considera la posibilidad de abandonar el Tratado de Reducción de Armas Estratéticas Ofensivas. (START).

“Por supuesto, esto sería una medida extrema y espero que no llegará a ese punto. Al ratificar el último tratado START, el Parlamento ruso emitió una reserva que prevé que Rusia puede abandonar el Trado en caso del despliegue de elementos del escudo antimisiles de EEUU en Europa Oriental”, dijo Viktor Ozerov, presidente del Comité de Defensa y Seguridad de la Cámara Alta del Parlamento ruso.
Según Ozerov, estas medidas extremas se tomarán probablemente si Rusia considera que el despliegue de elementos del sistema de defensa antimisil “es irreversible y representa una amenaza real para nuestra seguridad”.

Además, el senador anunció que el Estado Mayor General, el Consejo de Seguridad y el presidente deben preparar un conjunto de “medidas de respuesta”, incluyendo el despliegue del sistema ruso S-400 en Kaliningrado y la creación de grupos militares de reacción en otras regiones de Rusia.
El presidente del Comité añade que Rusia, contrariamente a la época soviética, no tiene intención de competir con EEUU y la OTAN en términos de cantidad de armas y material militar. Según él, la prioridad ahora la tiene la calidad de dichas armas.

“La respuesta debe ser menos cuantitativa, pero más eficaz”, estima el senador.

Aunque Rusia esté dispuesta a tomar “medidas extramas”, Moscú prefiere arreglar las diferencias por medio de conversaciones. “El diálogo es siempre mejor que el silencio. No debemos abandonar las negociaciones. Sin embargo, este diálogo no debe ocultar los planes de nuestros homólogos occidentales que buscan reforzar su presencia militar en las proximidades de nuestras fronteras”, explicó.

En Rumania, los trabajos comenzaron en octubre de 2013 en el sitio de Deveselu, en el marco de la segunda fase de este proyecto. Esta fase prevé el despliegue de un radar en Turquía y de cuatro navíos, dotados de sistemas antiaéreos Aegis, en Rota, España.

Según los planes de la OTAN, la tercera fase prevé la instalación de un sistema de defensa antimisil en Polonia.

En abril de 2010, los entonces presidentes ruso y norteamericano, Dimitri Medvedev y Barack Obama, firmaron el tratado START, que prevé un máximo de 1.550 ojivas nucleares por cada país o sea una reducción del 30% en relación al nivel establecido por el Tratado de Desarme nuclear concluido el 24 de Mayo de 2002 en Moscú.

Rusia ha diseñado varios misiles nucleares como el Topol.M, Iars y Samart, que pueden superar cualquier sistema antimisiles.


http://spanish.almanar.com.lb/adetails.php?eid=128401&cid=25&fromval=1&frid=25&seccatid=43&s1=1

No hay comentarios:

Publicar un comentario